Oficialismo y oposición vuelven a medir fuerzas en las calles de Venezuela

Miles de personas de ambos sectores se manifiestan en Caracas, a un mes del inicio de las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro

COMPARTIR 
12/03/2014 11:21 Reuters / Fotos: EFE y tomadas de Twitter

CARACAS, 12 de marzo.- Partidarios del Gobierno y opositores marchaban hoy por las calles de Venezuela a un mes de que iniciaran las violentas manifestaciones contra el presidente Nicolás Maduro, que desencadenó la peor ola de protestas en más de una década en el país petrolero.

Desde temprano, miles de seguidores del Gobierno socialista de Maduro se congregaron en una plaza del este de Caracas para marchar los seis kilómetros que la separan de la sede de la Fiscalía en el centro de la ciudad.

A pocas cuadras de allí, miles de jóvenes de oposición, se concentraban para caminar también hasta el centro de la capital y exigir, en la Defensoría del Pueblo, la investigación de supuestos casos de tortura contra manifestantes detenidos.

Hoy estamos marchando para denunciar la represión. Las causas originales se mantienen, pero la represión que hemos visto en estos días es inaceptable", dijo Agnly Veliz, una estudiante de derecho rodeada de pancartas con el eslogan 'el que se cansa, pierde'.

¿Por qué nos reprimen si sólo nos estamos manifestando libremente?", preguntó retóricamente la joven de 22 años.

Sin embargo, la noche del martes Maduro advirtió a los opositores de que no entrarán al centro de Caracas alegando que esa marcha no está autorizada y busca generar violencia.

No los voy a dejar entrar", dijo Maduro.

Sé que vienen con un plan violento (...) sería un loco si lo permito", agregó en el estreno de su programa radial 'En contacto con Maduro'.

El Gobierno desplegó desde temprano contingentes de policías antimotines fuertemente custodiados por tanquetas y camiones de tropas para evitar estallidos de violencia como el del 12 de febrero en Caracas, cuando opositores chocaron con oficialistas y las fuerzas de seguridad, dejando tres muertos y detonando una ola de manifestaciones a lo largo del país.

Una ciudad, dos países

A pesar de que las protestas contra Maduro acumulaban el miércoles cinco semanas, 22 fallecidos y cientos de heridos, nada parecía indicar que pudieran amenazar la administración del heredero del fallecido Hugo Chávez, quien asumió hace 11 meses.

Pero los problemas que llevaron a miles de venezolanos a protestar, siguen ahí. La inflación anualizada trepó en enero al 56,3 por ciento anual, la escasez de productos básicos está en máximos de una década y la delincuencia sigue azotando al país de 29 millones de habitantes.

Las guarimbas (bloqueos de calles) no tienen sentido, sólo traen violencia", opinó Marcos Alcayo, un trabajador público vestido de rojo que participaba de la marcha oficialista.

Quieren hacer ver que el país está mal, pero eso no es la verdad. Hay más gente que tiene acceso a salud, educación y una buena alimentación. Antes de Chávez, nadie tenía lo que tenemos ahora", agregó el hombre de 46 años.

Durante sus 14 años al mando de Venezuela, Chávez destinó miles de millones de dólares a programas sociales en beneficio de los menos favorecidos lo que le valió una extraordinaria base de apoyo popular.

Pero para la oposición aquellos fueron tres lustros de ingentes ingresos petroleros dilapidados mientras se reemplazaron las inversiones privadas con nacionalizaciones.

La ola de protestas en Venezuela ha generado una ola de reacciones dispares en el mundo. Estados Unidos y gobiernos moderados de la región han pedido diálogo, mientras gobiernos de izquierda han denunciado una "aventura golpista de la derecha".

El miércoles, los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunirían en Chile para tratar el tema de Venezuela.

Los manifestantes han prometido permanecer en las calles hasta que el presidente renuncie, pero el fornido ex sindicalista ha dicho que no cederá "ni un centímetro de poder" y ha acusado a la oposición de querer desbancarlo siguiendo el libreto del breve golpe de Estado contra Chávez en el 2002.

Fuerza Venezuela. Fuerza y fe. No nos rindamos. Yo no lo haré. #ElQueSeCansaPierde Dios los bendiga a todos", dijo el encarcelado líder opositor Leopoldo López a través de su cuenta de Twitter @leopoldolopez que maneja su esposa.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red