Michelle Bachelet asume segundo periodo presidencial en Chile

Bachelet se convierte en la primera mandataria en gobernar por segunda vez el país; el Congreso, en el que tendrá mayoría, también inició funciones

COMPARTIR 
11/03/2014 09:48 Agencias / Fotos: Reuters

VALPARAÍSO, 11 de marzo.- La socialista Michelle Bachelet asumió el martes la presidencia de Chile, en un histórico cambio de mando, con la promesa de cambiar el rostro de uno de los países con peor distribución de la riqueza en América Latina.

Bachelet, quien retoma el liderazgo de la centro izquierda tras el Gobierno del conservador Sebastián Piñera, se convierte así en la primera mandataria en gobernar por segunda vez en Chile desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet.

La médico de 62 años y madre de tres hijos se suma a la brasileña Dilma Rousseff y a la argentina Cristina Fernández como las mujeres que presiden importantes economías de la región más desigual del mundo.

Sí, prometo", dijo con voz firme la socialista pasado el mediodía, cuando la máxima autoridad del Senado, Isabel Allende -hija del derrocado ex gobernante Salvador Allende-, le tomó en el Congreso el juramento para ser investida oficialmente como presidenta de Chile por los próximos cuatro años.

Bachelet recibió el gobierno del mayor productor mundial de cobre de manos de Piñera, quien abandona la presidencia con una aprobación de un 50 por ciento.

Tras entregar la banda presidencial, Piñera se retiró del Congreso en la ciudad de Valparaíso entre aplausos y manejando su propio vehículo.

La ceremonia del traspaso de mando, que se realizó en la sede del Parlamento, en la ciudad costera de Valparaíso, contó con la presencia del presidente de México, Enrique Peña Nieto; el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden; y una decena de mandatarios de América Latina y otros invitados de organismos internacionales.

Entre los cambios de última hora estuvo la cancelación de la participación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en medio del rechazo de opositores en Chile y cuando se cumple un mes de violentas protestas antigubernamentales en ese país.

Apretada agenda

La socialista consiguió retornar a la presidencia tras un aplastante triunfo electoral en diciembre después de haber gobernado entre el 2006 y el 2010, cuando se convirtió en la primera mujer en tomar las riendas del país.

En medio de una apretada agenda de bilaterales, Bachelet se reunió con Rousseff poco antes de asumir y acordaron que un diplomático brasileño integre la misión chilena en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, donde Chile es miembro no permanente hasta el 2015.

Este es un primer paso que es muy significativo, simbólico de la intensidad de las relaciones que queremos darle a los vínculos entre Brasil y Chile", dijo el próximo canciller chileno Heraldo Muñoz.

Las relaciones con América Latina serán una "prioridad" para el nuevo Gobierno, agregó Muñoz.

Bachelet ha prometido aumentar los impuestos a los empresarios para financiar una reforma educacional y busca cambiar la Constitución heredada de la dictadura, junto con mejoras a la salud, entre otros desafíos.

Luego de los actos, enfrentará una apretada agenda que incluye un paquete de 50 medidas que prometió lanzar en los primeros 100 días de su Gobierno

Congreso inicia funciones

El nuevo Congreso chileno asumió también hoy, poco antes de que Bachelet jurara como presidenta de la República, y en el que la mandataria tendrá una mayoría que le permitirá sacar adelante varias de las profundas reformas que pretende realizar durante su gobierno.

La ceremonia se realizó en la sede del Congreso, ubicada en la ciudad de Valparaíso, a 120 kilómetros de Santiago, que también sirvió de escenario para que Bachelet fuera investida como nueva presidenta en un segundo mandato.

La Cámara de Diputados renovó a sus 120 integrantes, mientras que en el Senado, cuya presidencia ocupa desde hoy Isabel Allende, hija del fallecido presidente Salvador Allende, juraron 20 de los 38 miembros que lo componen y que debieron competir por un cupo en los comicios parlamentarios de fines del año pasado.

Allende, quien será la encargada de terciar la banda a Bachelet, dijo sobre su padre en su discurso de inicio del período legislativo que sabe "que él estaría orgulloso de ver a su hija en esta testera".

La senadora, quien es la primera mujer que ocupa ese cargo en la historia de Chile, señaló también que ocupar la presidencia del Senado es un orgullo porque en la testera del Senado estuvo su padre entre los años 1966 y 1969.

Ese hombre asumió con lealtad y responsabilidad la conducción política del Senado, el espacio republicano que por excelencia cobija la diversidad de ideas, el pluralismo político e ideológico", afirmó.

Por eso quiero rendir un sentido homenaje a mi padre y a todos aquellos que entregaron su vida, a quienes lucharon por recuperar la democracia", agregó.

Adicionalmente, Allende destacó que es un gran honor estar asumiendo este desafío de ser la primera mujer en asumir la presidencia del Senado en la historia de Chile y entregar la banda presidencial a otra mujer, Michelle Bachelet.

Chile tendrá una presidenta que fue la primera en alcanzar tan alta investidura y vuelve a la presidencia con un abrumador apoyo de los chilenos. La imagen histórica de dos mujeres ocupando simultáneamente los dos cargos más importantes del Estado recorrerá el mundo", destacó.

Bachelet tendrá mayoría

En las últimas elecciones parlamentarias la Nueva Mayoría, el pacto de centroizquierda que apoya Bachelet, logró imponerse en las dos Cámaras del Congreso, mientras la derecha redujo sustancialmente su representación.

Esa predominancia ayudaría a Bachelet a materializar varias de sus más importantes promesas de campaña como una reforma a la educación que garantice gratuidad y calidad; así como un alza a los impuestos a las empresas para financiar los cambios en la enseñanza.

Ambas materias requieren de mayorías simples en el Congreso, por lo cual el próximo gobierno contaría con los votos necesarios.

No así para llevar a cabo uno de los planes más ambiciosos de Bachelet: establecer una nueva Constitución que reemplace a la de 1980, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

Para ello los quórum parlamentarios son extraordinarios y los votos de la coalición de Bachelet no serían suficientes.

De todas formas, Isabel Allende afirmó que esperaba contribuir desde la presidencia del Senado a introducir los cambios profundos que se han trazado en el programa de Michelle Bachelet, que apuntan a de una vez por todas tener un Chile más participativo y más justo.

Piñera se va, pero no cierra la puerta

El ex presidente chileno, Sebastián Piñera, abandonó hoy el palacio La Moneda para trasladarse al Congreso en la ciudad de Valparaíso, donde traspasó el poder a Michelle Bachelet, pero no cerró las puertas de la sede de gobierno, rompiendo una antigua tradición.

Piñera ha dicho que actualmente no piensa en una nueva postulación a la presidencia, pero ha dejado en el aire la duda de si lo decidirá más adelante.

El ex gobernante salió acompañado de su esposa, Cecilia Morel, y se dio tiempo para saludar a adherentes que lo esperaban en la Plaza de la Constitución.

También reconoció que recordaba "con nostalgia cuando hace cuatro años entré a este palacio de gobierno con mucha ilusión y ahora me voy con mucha satisfacción de haber aportado a que la vida de los chilenos sea mucho mejor".

Le deseo lo mejor a la próxima presidenta Michelle Bachelet y desde donde yo esté seguiré aportando al país", agregó Piñera.

El ex mandatario había llegado a la sede gubernamental temprano en la mañana y se despidió personalmente de cada uno de los miembros de su guardia oficial.

Luego se tomó la última foto con su gabinete ministerial y saludó a algunos de sus colaboradores antes de marcharse.

Piñera asumió el gobierno el 11 de marzo de 2010 sucediendo a la propia Michelle Bachelet en la presidencia y encabezó el primer gobierno de derecha electo en 50 años en el país.

Su mandato se caracterizó por un crecimiento económico promedio de 5.3 %, una tasa de desempleo en torno al 6.0 % y obras de reconstrucción tras el terremoto y tsunami que azotó el país pocos días antes de hacerse cargo del gobierno.

jrr

Relacionadas

Comentarios