Monjas liberadas de secuestro en Siria llegan al Líbano

Las trece religiosas ya se encuentran en la zona de Yadida Yabús donde ofrecieron una rueda de prensa; estuvieron secuestradas casi tres meses

COMPARTIR 
09/03/2014 19:33 EFE

BEIRUT, 10 de marzo.- Las trece monjas secuestradas en Siria hace casi tres meses llegaron esta noche al Líbano tras ser liberadas por el grupo rebelde que las tenía en su poder, que las entregó a las autoridades libanesas, informó la agencia de noticias nacional del Líbano, ANN.

Las mujeres aparecieron sonrientes y en aparente buen estado de salud.

Las religiosas entraron en la localidad libanesa de Arsal, en la frontera con Siria, y desde allí fueron trasladadas a la población de Labue, en dirección a la zona de Yadida Yabús.

A su llegada a Yadida Yabús, las monjas aparecieron por primera vez en público tras su liberación, según las imágenes difundidas por televisiones libanesas.

En una improvisada rueda de prensa, una de las monjas afirmó que se encuentran bien, pero cansadas.

Agradeció los esfuerzos ejercidos por las autoridades religiosas, así como por el presidente sirio, Bachar al Asad, el emir de Catar, jeque Tamim Ben Hamid al Zani, y sobre todo, por el director de la Seguridad General libanesa, Abás Ibrahim, para lograr su liberación.

La monja explicó que la operación para su puesta en libertad duró nueve horas.

Se espera que tras el fin de su cautiverio las religiosas regresen en breve a territorio sirio.

En declaraciones a los periodistas, el director de la Seguridad General libanesa, Abás Ibrahim, dijo que el acuerdo conseguido con los secuestradores para la liberación de las religiosas incluye la puesta en libertad de 150 personas en Siria y negó que se haya pagado un rescate.

Ibrahim destacó que la liberación se ha llevado a cabo según el pacto logrado con los secuestradores, pese a que estos últimos intentaron "salir del acuerdo" en el último momento.

Durante esta jornada, ha existido confusión sobre la liberación, ya que algunas fuentes habían anunciado la puesta en libertad de las monjas, que al final se retrasó por discrepancias sobre las condiciones impuestas por los secuestradores.

Un portavoz de la Embajada de Catar, país que ha mediado en el proceso, explicó que la liberación se retrasó por diferencias sobre esas condiciones.

Las monjas desaparecieron del convento de Santa Tecla durante la toma por los rebeldes de la población de mayoría cristiana de Malula, al norte de Damasco, el 2 de diciembre pasado.

El régimen de Al Asad acusó a "terroristas", como denomina a los opositores, de haber secuestrado a las religiosas, que posteriormente fueron trasladadas a la localidad de Yabrud, cerca de la frontera con el Líbano.

El grupo insurgente que las tenía en su poder exigió en enero pasado la liberación de unas 200 presas en cárceles del régimen sirio a cambio de su liberación.

ogz

Comentarios

Lo que pasa en la red