Ex guerrillero izquierdista, cerca de ganar elección presidencial en El Salvador

Salvador Sánchez Cerén se encamina a retener la presidencia para la izquierda; la economía y la violencia son los asuntos más preocupantes

COMPARTIR 
08/03/2014 20:18 Reuters / Fotos: Reuters y AP

SAN SALVADOR, 6 de marzo.- El ex comandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén se encamina a retener la presidencia de El Salvador para la izquierda, que ha ganado popularidad con sus programas sociales pero batalla contra una debilitada economía y la violencia de las pandillas.

El vicepresidente y candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) llega a la segunda vuelta del domingo con una cómoda ventaja en las preferencias sobre su rival de extrema derecha Norman Quijano, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Con sus promesas de profundizar los programas sociales implementados por el Gobierno, Sánchez Cerén le había sacado casi una decena de puntos de ventaja a Quijano en la primera vuelta el 2 de febrero, pero no alcanzó la mayoría absoluta necesaria para evitar el balotaje.

Vamos a dedicar todas nuestras energías, toda la experiencia que hemos acumulado a lo largo de tanto tiempo de lucha a favor del pueblo. Lo vamos a poner en función de seguir profundizando los cambios", dijo el político de 69 años en su cierre de campaña ante a una multitud.

El presidente Mauricio Funes hizo historia en el 2009 al llevar al poder al FMLN, la ex guerrilla que protagonizó una cruenta guerra civil (1980-1992) contra el Ejército y escuadrones de la muerte respaldados por Estados Unidos.

Pero Quijano busca a toda costa que uno de los partidos de derecha más extrema de América Latina, cuyo extinto fundador ha estado ligado a escuadrones de la muerte acusados de masacres durante la guerra civil, vuelva a tomar las riendas del país.

Agitando fantasmas de la crisis en Venezuela, Quijano dijo que un triunfo de la izquierda someterá a El Salvador al autoritarismo y al desabastecimiento de productos básicos que sufre el país encabezado por el chavista Nicolás Maduro.

No podemos permitir que con engaños y trampas el FMLN nos quiera negar el acceso a un futuro mejor. Si no, veamos el triste ejemplo de Venezuela, donde las bases de todo un pueblo se han opuesto a las mentiras y los fraudes de los chavistas que les han robado la libertad", dijo Quijano el fin de semana, en su acto de cierre en el estadio Cuscatlán de la capital.

Ahora la decisión está en manos de los 4.9 millones de personas habilitadas para sufragar el domingo. Los resultados comenzarían a reflejarse en el sitio web de la autoridad electoral poco después del cierre de los centros de votación, a las 17.00 hora local (22.00 GMT).

Economía con alfileres

Los planes sociales jugaron a favor de la izquierda en la primera ronda de las elecciones. El Gobierno asegura que gracias a estos programas, la pobreza se redujo del 40 por ciento en el 2009 al 29 por ciento el año pasado, ayudando a desalentar la masiva migración salvadoreña a Estados Unidos.

En ningún momento de la historia de este país yo había visto que el Gobierno tuviera estos programas sociales (...) Salvador va a ganar porque sus propuestas son palpables y le han cambiado la vida a muchos", dijo el carpintero Jesús Romero, de 38 años, en el cierre de campaña de Sánchez Cerén.

Sin embargo, el gasto social ha dejado aún más debilitadas a las finanzas públicas, reconoció el presidente Funes.

Por ejemplo, la deuda pública -que fue contraída en gran medida para financiar estos programas sociales- creció un 30 por ciento desde el 2009 hasta 14 mil 500 millones de dólares. El pasivo representa el 55 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de El Salvador.

Y el déficit fiscal despidió el año pasado en un 4.2 por ciento del PIB. Este año se espera que baje al 3.6 por ciento.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recetó el año pasado una reforma fiscal y de inversión para impulsar la economía.

Por si fuera poco, el hongo de la roya golpeó con dureza la vital producción cafetera del país y con ello el empleo que genera el sector para miles de familias.

Cuestionada tregua

Quien gane las elecciones además deberá lidiar con el endémico problema de las pandillas, que forman ejércitos de unos 60 mil jóvenes dedicados a la extorsión. Sus filas triplican a las de la Policía Nacional Civil (PNC).

Por iniciativa de un ex guerrillero y de un sacerdote, las dos mayores pandillas, la Mara Salvatrucha (MS-13) y su rival, el Barrio 18, pactaron una tregua en el 2012 que el Gobierno dice redujo los homicidios en un 40 por ciento desde el 2010.

Pero el jefe de la PNC, Rigoberto Pleités, dijo que la tregua sólo servirá si el Gobierno logra generar empleos y se saca a los jóvenes de las calles.

Por lo pronto, los asesinatos subieron un 27 por ciento en el primer bimestre del año frente al mismo período del año pasado, aunque todavía a un nivel menor al del 2011.

Funes, que fue sancionado dos veces por las autoridades electorales por promocionar sus programas sociales en mensajes televisivos, anunció esta semana que aumentará en 5 mil efectivos el número de militares que colaboran con la policía.

Los efectivos se sumarán a los 6 mil 500 que ya operan en las calles de las ciudades más peligrosas, periferias de escuelas, cárceles y en las fronteras.

Después de haber quedado atrás por varios puntos en la primera ronda, Quijano dejó de lado su discurso radical contra las violentas pandillas, uno de los peores problemas de seguridad que enfrentan varios países centroamericanos.

El odontólogo de 67 años proponía sacar al Ejército a las calles para combatir las bandas y aplicar a los delincuentes la justicia militar, lo que trajo recuerdos en algunos sectores de la sangrienta represión durante la guerra civil que cobró la vida de unas 75 mil personas y dejó miles de desaparecidos.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red