Valeria Lukyanova, la obsesión por la imagen

La modelo ucraniana que pasó innumerables veces por el quirófano para parecerse a la muñeca Barbie, ahora aspira a vivir del aire y de la luz solar

COMPARTIR 
08/03/2014 12:37 Ilian Cedeño

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo.- Los mensajes que emiten las pasarelas de moda, los comerciales y aquellos anuncios que muestran a mujeres sumamente delgadas y sin un aparente defecto físico no sólo tienen éxito en las ventas de las empresas, también tienen un impacto de salud en miles de personas, en su mayoría mujeres.

Pero no es esa modelo que le anuncia una crema facial y de quien no son visibles sus poros, aquella artista que modela un diminuto bikini que le hace ver unas largas y torneadas piernas, o aquella que en las revistas luce facciones finas y un abdomen plano, no son ellas las que emiten por su propia cuenta el mensaje de “perfeccionismo” físico, en realidad son las herramientas tecnológicas (Photoshop) las que las hacen lucir saludables.

Porque ésas mujeres, y en algunos casos hombres, que se ven más delgados de lo que permite la naturaleza humana no tienen la salud que deberían.

Tal es el caso de la ucraniana Valeria Lukyanova, mejor conocida como la “Barbie humana”, quien con tan sólo 23 años, se asemeja asombrosamente a la muñeca creada por Mattel.

Lukyanova no fue la típica niña que sólo juega con una Barbie y pasando la infancia las olvidan, no... Valeria se obsesionó de tal modo con la imagen de esas muñecas que incluso llegó a creer que “las modelos y actrices eran gordas junto a una Barbie”, comparativo que de inmediato marcó su meta.

Pero llegar a parecer una copia humana de una Barbie le costó años y decenas de cirugías plásticas.

Valeria Lukyanova asegura en todas sus entrevistas que está encantada con parecer irreal, ya que eso significa que está consiguiendo su meta de asemejarse a una muñeca.

Sin embargo, aunque su imagen parece “perfecta”  Lukyanova podría ya estar sufriendo trastornos alimenticios y mentales.

Ésas personas (“Barbies humanas”) con ésos regímenes alimenticios en un tiempo corto pueden presentar osteoporosis. El hierro, las proteínas y el calcio son deficientes en su cuerpo y en las frutas su presencia es nula, en las verduras el nivel es bajísimo”, advierte María del Carmen Iñárritu Pérez, nutrióloga del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La ucraniana Lukyanova es toda una revolución en las redes sociales con su figura y los rasgos más superficiales.

Con miles de fans por todo el mundo, Lukyanova asegura que “mis seguidores absorben de mí mis mejores características. Ellos dejan de beber alcohol, fumar cigarrillos, así como de comer carne y pescado. Mis seguidores son la gente pensante. Ellos no acuden al entretenimiento y la vida nocturna, además de que tampoco se involucran en el libertinaje”.

Quiere vivir de luz y aire

Sin embargo, ésa “preocupación” por una vida sana se contrapone a las creencias de Lukyanova. La “Barbie humana” informó esta semana que se está preparando para vivir únicamente de luz y aire.

La joven admitió el uso de la cirugía plástica y Photoshop para cultivar su aspecto de muñeca, pero su diminuta cintura también es el resultado de no comer durante semanas.

El llevar una dieta deficiente y no balanceada trae consecuencias como la baja producción de hormonas, algo que deriva en otros tipos de trastornos físicos”, afirmó Iñárritu Pérez en entrevista con Excélsior.

“En las últimas semanas no he tenido hambre en absoluto, estoy esperando a la última etapa antes de que pueda subsistir de aire y luz”, dijo Lukyanova a la revista International Business Times.

No es posible sobrevivir sin alimentos ni líquidos, un breve tiempo sí, pero con las deficiencias que se tendría en nutrimentos habría un camino directo a la muerte, aseveró la nutrióloga.

La “Barbie humana” afirmó que se está convirtiendo al “Respiracionismo”, una secta que cree que el agua y la comida no son necesarios para la supervivencia humana.

“A estas personas no les interesa su salud, les interesa estar delgadas a cualquier precio”, señaló la nutrióloga a este diario.

No es la primera vez que Valeria comenta algo inusual. Valeria Lukyanova declaró que ella es una maestra espiritual y puede hablar con los extraterrestres a través de la luz. También piensa que es de otro planeta.

Durante mucho tiempo creí que era de Venus, no recuerdo qué pasó antes, porque es muy difícil restaurar los recuerdos sobre encarnaciones pasadas en otros planetas”, aseveró.

Al ser cuestionada sobre los efectos que trae consigo la falta de alimentos , Iñárritu Pérez afirmó que “muchos nutrimentos son necesarios para el buen funcionamiento del cerebro y con sus deficiencias se ve afectado el comportamiento cerebral de las personas”.

La especialista señaló que “ése tipo de vida y el siempre estar preocupadas por cómo se ven deriva en trastornos de ámbitos alimenticios y sicológicos”.

La delgada cintura de Valeria ha generado críticas en todo el mundo. En agosto pasado fue inspiración para el documental Espacio Barbie, que exploró su extraña vida y sus creencias. La propia Lukyanova manifestó que su apariencia es una herramienta para “promover” sus “ideas espirituales”.

Valeria Lukyanova tiene un éxito en las redes sociales, con más de 59 mil suscriptores en YouTube, más de nueve mil 500 seguidores en Twitter, y varias páginas de Facebook dedicadas a ella.

Iñárritu Pérez agregó que ésas personas (las “Barbies humanas”) únicamente se valoran a sí mismas mediante su físico, pero olvidan otros valores que tienen las mujeres y es importantes elevar su autoestima.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red