Otro Bush gana en Texas

George P. Bush, nieto del expresidente George H.W. Bush, dio el primer paso para seguir la tradición política de su familia en las primarias del martes y ganó la nominación de su partido para comisionado de Tierras en Texas

COMPARTIR 
06/03/2014 01:07 Notimex
George P. Bush celebró su nominación con su madre. Foto: AP
George P. Bush celebró su nominación con su madre. Foto: AP

DALLAS, 6 de marzo.– George Preston Bush aseguró la candidatura del Partido Republicano para el cargo de comisionado de Tierras de Texas, al dar el primer paso para continuar la dinastía política de su familia.

Hijo del exgobernador de Florida, Jeb Bush, y sobrino del expresidente George W. Bush, Preston logró fácilmente la victoria en las elecciones primarias republicanas efectuadas el martes al vencer al empresario David Watts.

Con ello aseguró la nominación republicana para un cargo poco conocido, pero de gran alcance en Texas, el de comisionado de Tierras.

El cargo de comisionado de Tierras es la posición política más antigua en Texas, al haber sido establecido por la República de Texas, después de obtener la independencia de México en 1836.

En la actualidad quien asume ese cargo es el responsable del manejo de miles de millones de dólares en bienes, inversiones y minerales propiedad del estado.

Bush, un abogado de 37 años, residente de Fort Worth es el nieto del expresidente George H. Bush, sobrino del expresidente George W. Bush y es hijo del ex gobernador de Florida, Jeb Bush, quien es mencionado como posible candidato republicano a la Casa Blanca en 2016.

La victoria en la elección primaria de este martes viene a oficializar el intento de George Preston Bush por continuar la tradición política familiar que comenzó su bisabuelo Prescott Bush, en 1952 cuando fue electo al senado, y siguió con su abuelo el expresidente George H. Bush.

La tradición continúo luego con su tío, el exgobernador de Texas y también expresidente George W. Bush y su padre Jeb, exgobernador de Florida.

George Preston Bush es el primer político hispano miembro de la dinastía Bush, ya que su mamá es Columba Garnica Mayo, una inmigrante mexicana naturalizada estadunidense.

El joven Bush, habla español y con relativa frecuencia emite opiniones sobre asuntos que interesan a la comunidad hispana.

Su participación en política dotará al Partido Republicano de una figura nueva y fresca para atraer el voto hispano en los próximos años, luego que ese grupo étnico le dio la espalda en la elección presidencial del año pasado.

“No tenemos que cambiar nuestros principios conservadores para ganar, sólo tenemos que cambiar nuestras tácticas”, dijo Bush, al celebrar su nominación en un restaurante de comida mexicana en Fort Worth, acompañado de su madre.

Relacionadas

Comentarios