Acusa ONU a potencias mundiales de ignorar crímenes en Siria

Además de responsabilizar a las partes en conflicto, Naciones Unidas reprueba la inacción del Consejo de Seguridad ante el derramamiento de sangre

COMPARTIR 
05/03/2014 12:54 Reuters
Edificios se incendian tras ser bombardeados por la aviación siria, en la provincia noroccidental de Idlib.

GINEBRA, 5 de marzo.- Todos los bandos de la guerra civil de Siria están empleando el bombardeo y las tácticas de asedio para castigar a los civiles, y las potencias mundiales tienen responsabilidad por permitir que estos crímenes de guerra se sigan produciendo, dijeron el miércoles investigadores de derechos humanos de la ONU.

En el último informe que documenta las atrocidades cometidas en Siria, los investigadores volvieron a pedir al Consejo de Seguridad de la ONU que remita las graves violaciones a las leyes de guerra a la Corte Penal Internacional (CPI) para que sean perseguidas.

El Consejo de Seguridad es responsable de permitir a las partes en conflicto que violen estas normas con impunidad", dice el informe de la comisión de investigación de la ONU sobre Siria.

Esta falta de acción ha dado espacio a la proliferación de actores en la República Arabe de Siria, cada uno de ellos concentrado en su propia agenda y contribuyendo a la radicalización y a la escalada de la violencia", agregó.

Las divididas potencias mundiales han apoyado a los dos bandos en una guerra que comenzó hace más de tres años, y la parálisis diplomática ha exacerbado el derramamiento de sangre.

Los investigadores independientes, encabezados por el experto brasileño Paulo Pinheiro, dijeron que los combatientes y sus mandos podrían ser considerados responsables de los crímenes, pero también los Estados que han enviado armas a Siria.

Las tropas del Gobierno del presidente Bashar al Assad han asediado ciudades con incesantes bombardeos y privando de comida a sus habitantes, según el informe.

El texto asegura que la fuerza aérea siria ha lanzado bombas de barriles sobre Aleppo con "una intensidad estremecedora", matando a cientos de civiles e hiriendo a muchos más.

Los insurgentes que combaten para derrocar a Al Assad -especialmente los combatientes islamistas extranjeros, como el grupo asociado con Al Qaeda ISIS- han incrementado sus ataques contra civiles, tomado rehenes, ejecutado a prisioneros y cometido atentados con coches bomba para extender el terror, denunciaron los investigadores.

El informe de 75 páginas, que abarca el periodo del 15 de julio de 2013 al 20 de enero de 2014, es el séptimo informe de la ONU desde que se creó la comisión en septiembre de 2011, seis meses después del inicio del levantamiento contra Assad.

Los investigadores no han recibido permiso para entrar en Siria, pero sus hallazgos están basados en 563 entrevistas elaboradas a través de Skype o teléfono con víctimas y testigos aún en el país, o personalmente con refugiados en los países vecinos.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red