Venden restos de trajes del carnaval de Río y sacan ‘jugosas’ ganancias

Cientos de "catadores" logran recolectar varios kilos de bisutería y plumas que luego son vendidas en altos precios

COMPARTIR 
04/03/2014 14:56 AP

RÍO DE JANEIRO, 4 de marzo.- Los trajes usados por las escuelas que desfilan por el Sambódromo le dieron al carnaval fama mundial, pero tienen una existencia corta y miles miembros de las escuelas se deshacen de sus trajes apenas concluida la fiesta, dejándolos tirados en la calle junto a latas de cerveza, botellas de agua y otros desperdicios.

Cientos de "catadores" ven el carnaval como una bonanza anual, pues luego de que los bailarines los lucieron ellos los rescatan de entre los escombros: plumas, sostenes, arreglos para la cabeza y costosas telas que revenden o usan para crear otras prendas.

Los catadores, entre los que figuran niños pequeños, trabajan rápidamente, adelantándose a los recolectores de basura que limpian las calles y lanzan todo en los camiones.

Según estos recolectores el kilo de plumas cuesta mil 800 reales (unos 765 dólares), y al final del carnaval logran recuperar alrededor de 15 kilos.

Las 12 principales escuelas de samba invierten cada una al menos 3 millones de dólares en sus rimbombantes carrozas y sus disfraces. Costean esos gastos con dinero del estado, del municipio, de los derechos de transmisión en televisión y de las ventas de entradas, sin contar los patrocinadores privados. El diario O’Dia calculó que en total las escuelas invirtieron unos 42 millones de dólares este año.

Las escuelas generalmente suministran los trajes a los miembros que vienen de barrios pobres, pero los turistas tienen derecho a participar en el desfile comprando su propio traje, con un costo de cientos de dólares, lo que les permite recaudar más dinero.

Durante el resto del año los “catadores” venden lo que recogieron a escuelas pequeñas

gak

Comentarios

Lo que pasa en la red