Nicolás Maduro pierde la herencia de Chávez

Las protestas, la delincuencia, la inflación y la escasez juegan en contra del Presidente, dicen expertos

COMPARTIR 
02/03/2014 23:14 AP, AFP y EFE
Reacciones en la red

CARACAS, 3 de marzo.– Un año después de la muerte de Hugo Chávez, decenas de dolientes visitan diariamente su mausoleo en la cima de una ladera desde donde se puede ver el centro de Caracas.

Allí, en los cuarteles militares de hace un siglo, donde Hugo Chávez encabezó una intentona golpista en 1992, sus restos descansan en una tumba de mármol flanqueada por soldados.

“Todos los días le pido a Dios que cuide el alma de Chávez”, dijo Raimundo Villanueva, quien viajó cinco horas en autobús desde el poblado de Anaco para rendir su afligido tributo.

Tal devoción ha sido una fuerza crucial, pero cada vez menor, para el sucesor escogido por Chávez, el presidente Nicolás Maduro.

A pesar de invocaciones diarias a su mentor y del control del poderoso aparato partidista que heredó, Maduro está cada vez más solo en una batalla contra una ola de protestas contra el gobierno alimentada por los aspectos menos aclamados del legado de Chávez: una delincuencia fuera de control, una inflación de 56% y una escasez generalizada de artículos de primera necesidad, desde la harina de maíz hasta el papel higiénico.

“Maduro ha hecho todo lo que está en su poder para utilizar el culto a Chávez contra la crisis económica, pero es una batalla dispareja”, dijo Alberto Barrera Tyszka, autor de una biografía de Chávez en 2004. Agregó que cada día que pasa, Maduro es menos visto como el heredero de Chávez.

Aunque la crisis que asedia a Venezuela tiene sus orígenes en el manejo estatista de los recursos petroleros, Chávez sigue presente entre los desposeídos como Villanueva.

Sin embargo, incluso muchos partidarios del gobierno ven a Maduro como una versión inferior de Chávez, un maestro del histrionismo con una visión contagiosa de solidaridad latinoamericana contra el “imperialismo” de Estados Unidos.

Sin el carisma y antecedentes militares de Chávez, Maduro aumentó significativamente la participación del ejército en el gobierno, nombrando a más de 300 oficiales activos o en retiro a cargos políticos, incluida la cuarta parte de su gabinete.

Además, aumentó el salario de los militares por encima de la inflación y creó una cadena de televisión operada por las fuerzas armadas.

Eso no quiere decir que Maduro depende únicamente de la fuerza bruta para mantenerse en el poder. También cuenta con amplio apoyo entre los pobres, que estuvieron incluso peor antes del gobierno de Chávez, dijo Rebecca Hanson, estudiante de doctorado en la Universidad de Georgia radicada en Venezuela.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red