Ponen lupa a venta legal de cannabis en EU

La venta legal de la yerba en Colorado y Washington es un experimento que podría ser imitado por otras ciudades y países

COMPARTIR 
02/03/2014 03:59 María Fernanda Navarro

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de marzo.- Los sistemas regulatorios de la venta legal de mariguana con fines recreativos en Colorado y próximamente  en Washington, son un experimento vivo que podría ser imitado por otros estados de Estados Unidos e incluso otros países, consideró Allen St. Pierre, director ejecutivo de la National Organization for the Reform of Marijuana Laws (NORML).

“Embajadores, representantes políticos, abogados y consejeros legales de países como Reino Unido, Checoslovaquia, Polonia y otros lugares han estado llegando a Colorado para evaluar su modelo de regulación de mariguana y sus resultados desde que se puso en marcha”, comentó Pierre en entrevista telefónica con Excélsior.

La remoción de las penas criminales a la producción, venta y consumo de mariguana en Colorado desde el primero de enero y en Washington a partir de junio, también han atraído a científicos y diversas organizaciones que ya están estudiando sus resultados a corto plazo, o en palabras de Pierre “lo bueno, lo malo y lo indiferente”.

En el espectro económico los resultados han superado satisfactoriamente las expectativas. Basta mencionar que el primer día en que los dispensarios de  la cannabis, para uso recreativo, levantaron sus cortinillas se embolsaron un millón de dólares y que la Comisión Presupuestaria Mixta del estado calculó que se recaudarían 184 millones de dólares en ingresos fiscales los primeros 18 meses después de la legalización.

En este mismo informe la Comisión proyectó que las ganancias de la venta de mariguana de uso recreativo y medicinal del primer trimestre de 2014 al segundo trimestre de 2015 alcanzarán aproximadamente 610 millones de dólares.

“Es una ecuación sencilla: un día antes de que la mariguana fuera vendida legalmente en Colorado podías entrar a una tienda que surtiera cannabis medicinal con una receta y comprar una onza de mariguana por más o menos 100 dólares, al día siguiente el precio subió a 130 dólares, la diferencia es que esos 30 dólares van a parar a las arcas públicas.

“Este dinero que antes iba de manera directa a los bolsillos del crimen organizado, el cual no establecía ningún tipo de control de calidad en la yerba o restricciones de venta a menores, ahora va a parar a los bolsillos de empresarios estadunidenses y al del gobierno, mismo que vigila que se cumplan con los estrictos controles impuestos a los distribuidores”, comentó Pierre.

¿Pero las jugosas ganancias de la fresca industria de la mariguana recreativa son indicadores suficientes para anunciar la viabilidad de este nuevo modelo regulatorio de la mariguana?

En opinión de Dan Werb, cofundador del International Centre for Science in Drug Policy (ICSDP), ha transcurrido poco tiempo para llevar a cabo un balance de los pros y contras de la venta de mariguana, pero coincide con Pierre al asegurar que de entrada “el gobierno está recibiendo más dinero del que se creía percibiría y se reduce efectivamente la capacidad del crimen organizado de obtener ganancias de ese mercado”.

El combate al mercado ilegal de mariguana fue una de las principales razones por las que se impulsó la regulación de acuerdo con Werb y, aunque asegura que aún no hay resultados concretos, espera que estos sean similares al del consumo del tabaco o del alcohol.

“Siempre existe el riesgo de que haya espacio para el mercado negro, como con los cigarros, pero lo que hemos aprendido con este mercado es a modificar las regulaciones al tiempo en que descubrimos fallas en el sistema. De esta manera podemos vigilar los precios, controlar la pureza, y el acceso de los diferentes sectores de la población al tabaco. Sin embargo, cuando tienes una política prohibicionista el control está en manos del narcotráfico”, explicó a este rotativo el también especialista en salud pública.

Con esto coincidió Allen St. Pierre: “cuando un narcótico es ilegal lo único que tienes son criminales involucrados con la venta. Así que una vez que se vuelve legal y sólo las corporaciones legítimas están envueltas en la producción, distribución y venta, el elemento criminal es removido. En Estados Unidos 99. 99 por ciento del alcohol es legal, lo mismo con los productos del tabaco vienen de compañías legítimas”.

Sin embargo, el director ejecutivo de NORML previó un campo de acción más amplio para la venta ilegal de mariguana en Colorado debido a los altos precios en los que se maneja esta industria y la fuerte carga de impuestos establecidos por el gobierno del estado.

Otra interrogante a la que se espera responda este modelo es a la de si la apertura del mercado de la mariguana eleve el número de consumidores en esas regiones. Pero para Werb parece claro que la prohibición de la mariguana no disminuye el acceso.

“Durante los últimos 30 años el gobierno de Estados Unidos ha llevado a cabo una encuesta anual llamada “Monitoring the future” que pregunta acerca del uso de drogas en los jóvenes de la nación y consistentemente se ha reportado que las personas jóvenes tienen mayor acceso a la mariguana que al alcohol y el tabaco”, explicó el especialista.

Agregó que el sistema regulatorio para la mariguana debe ser similar al del tabaco en el que la publicidad está totalmente prohibida, los paquetes exhiben imágenes de enfermedades causadas por el tabaquismo, no pueden estar públicamente exhibidos y los precios son muy altos “lo que ha provocado reducción masiva del consumo de cigarrillos”.

Si cada una de las previsiones positiva de estos dos especialistas se cumple, es posible que diversos países relajen las normas en contra del cannabis e incluso adopten medidas similares como ya se está estudiando en Jamaica que en voz de su ministro de Ciencia, Tecnología, Energía y Minería, Phillip Paulwell, confirmó la intención de despenalizar el consumo privado de la yerba este mismo año.

Relacionadas

Comentarios