Acusan a Rusia de invadir Ucrania

El Ministerio del Interior ucraniano afirmó ayer que Moscú envió varios aviones de carga, helicópteros y soldados a la península de Crimea

COMPARTIR 
28/02/2014 23:57 AFP, EFE, AP y Notimex

SIMFERÓPOL, 1 de marzo.— Ucrania acusó a Rusia de efectuar una “invasión y ocupación militar” luego de decir que fuerzas armadas rusas tomaron posiciones alrededor de una base de la guardia costera y en dos aeropuertos de la estratégica península de Crimea, reportó ayer el Ministerio del Interior de Ucrania.

Cualquier incursión militar rusa en Crimea elevaría drásticamente los riesgos en el conflicto de Ucrania, un país que vio huir a su presidente pro ruso luego de meses de manifestaciones. Ayer, el expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich reapareció en Rusia, en su primera presentación pública desde que huyó de Ucrania la semana pasada.

Prometió luchar por el futuro de su país, pero dijo que no pedirá ayuda militar.

En Kiev, el Parlamento adoptó una resolución donde pide a Rusia que detenga sus acciones contra la soberanía e integridad territorial.

El nuevo ministro del Interior de Ucrania, Arsen Avakov, escribió en un mensaje en Facebook que el aeropuerto internacional de Belbek, en Sebastopol, fue bloqueado por militares rusos. “Sólo puedo describir esto como una invasión y una ocupación militar”, agregó.

En el aeropuerto de Simferópol, un fotógrafo de The Associated Press observó que militares armados con fusiles de asalto patrullaban el lugar.          

Estos efectivos vestían uniformes sin insignia. La mayoría fue renuente a conversar con la prensa. Uno de esos militares, quien se identificó sólo como Vladimir, dijo que eran parte de una “unidad de autodefensa” que garantizaría que ningún “fascista” llegue desde Kiev ni de ninguna otra parte.

No se reportaron incidentes de violencia en el aeropuerto civil de Simferópol, capital de Crimea, ni en la terminal aérea militar en Sebastopol, en un puerto sobre el Mar Negro. En Simferópol, un hombre que habló por las fuerzas militares que patrullan el aeropuerto los describió  como milicianos crimeos.

Obama lanza advertencia

El presidente estadunidense, Barack Obama, dijo estar profundamente preocupado por informes sobre actividades de militares rusos en Ucrania y advirtió que cualquier violación de la soberanía de ese país tendría “costos” para los infractores.

“Estamos actualmente profundamente preocupados por informes sobre movimientos militares adoptados por la Federación Rusa dentro de Ucrania”, afirmó Obama en la Casa Blanca.

Washington “se coloca junto a la comunidad internacionalal afirmar que habrá costos, de existir cualquier intervención militar en Ucrania”, señaló el mandatario estadunidense.

Obama reconoció los intereses y los lazos económicos y culturales de Rusia con Ucrania, donde fue desalojado del poder el gobierno afecto a Moscú, y que también existe una base militar rusa en la península de Crimea.

Yanukóvich promete volver

En tanto, Yanukóvich aseguró que es el Presidente legítimo de Ucrania, negó haber sido derrocado por los “usurpadores” que tomaron el poder y aclaró que se vio obligado a salir del país por amenazas contra su vida, pero prometió volver.

En su primera aparición pública desde que el Parlamento ucraniano lo destituyó como Presidente el pasado sábado y su posterior salida de Kiev, Yanukóvich rechazó haber sido derrocado y afirmó que el poder de Ucrania fue “capturado” por jóvenes neo-fascistas, que representan a una minoría.

“Me vi obligado a salir de Ucrania bajo amenaza inmediata a mi vida y la vida de mis seres queridos”, sostuvo en una conferencia de prensa en la localidad de Rostov-on-Don, en el sur de Rusia, cerca de la frontera con Ucrania.

Yanukóvich responsabilizó a la Rada Suprema (Parlamento ucraniano) de la crisis y de “apoderarse” del país.

Recurren al Consejo de Seguridad

Ucrania pidió ayer el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU para frenar la crisis desatada en la península de Crimea y para defender su integridad territorial, al tiempo que advirtió que el país tiene capacidad para defenderse de las agresiones.

Así lo explicó el embajador ucraniano ante Naciones Unidas, Yuriy Sergeyev, tras informar a puerta cerrada de la situación del país al Consejo de Seguridad, que a continuación inició un debate entre sus miembros.

Sergeyev, según indicó, solicitó al máximo órgano de decisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “medidas para detener los peligrosos acontecimientos que están poniendo en peligro la paz internacional” y la “integridad territorial” de Ucrania.

El embajador ucraniano confió en que el Consejo de Seguridad muestre apoyo moral y político a Kiev y “haga todo lo posible a través de la diplomacia preventiva”.

En tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, pidió un rápido retorno a la normalidad en Ucrania y advirtió contra una escalada del conflicto, en una serie de llamadas telefónicas a los líderes de la Unión Europea, informó ayer el Kremlin.

Por su parte, el presidente interino de Ucrania, Olexander Turchinov, exhortó a Putin a que “cese inmediatamente su agresión” contra Crimea, y que “retire inmediatamente sus militares” de esa región.

La canciller alemana, Angela Merkel, llamó a Putin para pedirle moderación.

Comentarios

Lo que pasa en la red