El Papa crea nueva oficina para supervisar finanzas del Vaticano

El Secretariado para la Economía, que será dirigido por el cardenal australiano George Pell, rendirá cuentas directamente al pontífice

COMPARTIR 
25/02/2014 01:43 Reuters / Fotos: AP y Reuters
El cardenal australiano George Pell, quien dirigirá el nuevo Secretariado para la Economía.

ROMA, 25 de febrero.- El papa Francisco tomó la decisión más audaz hasta el momento para reformar las finanzas plagadas de escándalos del Vaticano al crear un nuevo departamento con poderes más amplios que supervisará todos sus asuntos económicos y administrativos, dijo el lunes la Santa Sede.

El Secretariado para la Economía rendirá cuentas directamente al Papa y será dirigido por el cardenal australiano George Pell, actual arzobispo de Sidney.

El Papa también nombrará a un auditor con poder de supervisión, según un documento papal conocido como Motu Proprio -latín para "por su propia iniciativa"-, donde formaliza los cambios.

El secretariado será dirigido en sus decisiones de políticas por un Consejo para la Economía de 15 miembros que estará formado por ocho cardenales y obispos y siete expertos financieros laicos de todo el mundo.

La inclusión de los miembros laicos fue vista como una medida del Papa por traer a más expertos desde afuera al a menudo cerrado mundo de las finanzas del Vaticano para evitar reiterar escándalos que han afectado a la Santa Sede durante décadas.

En el Motu Proprio, el Papa afirma que la Iglesia debe ver sus posesiones y activos financieros "a la luz de su misión de evangelizar, con particular preocupación por los más necesitados".

Según los cambios, un departamento económico existente conocido como Administración del Patrimonio de la Santa Sede (APSA) y que maneja los activos financieros e inmobiliarios, asumirá formalmente el rol del banco central del Vaticano.

La función y estructura del banco del Vaticano, conocido formalmente como Instituto para las Obras de Religión (IOR), no sufrirá cambios por el momento.

Tanto el IOR como la APSA han estado en el centro de escándalos. Magistrados italianos están investigando al IOR por acusaciones de lavado de dinero. El Vaticano rechaza los cargos.

El monseñor Nunzio Scarano, que trabajó como contador senior de la APSA por 22 años y que tenía estrechos vínculos con el IOR, se encuentra actualmente en juicio por planificar el contrabando de millones de dólares desde Suiza a Italia para ayudar a amigos ricos a evadir impuestos.

Scarano también ha sido acusado por cargos separados de lavado de dinero por millones de euros a través del IOR, pero afirma que el dinero en sus cuentas del IOR fue recaudado a través de donaciones.

De acuerdo a la nueva estructura, la Autoridad de Información Financiera del Vaticano (AIF), que fue establecida en el 2011 para supervisar la adhesión de la Santa Sede a los estándares bancarios internacionales, mantendrá su función actual.

El Papa tomó la decisión después de que una comisión asesora compuesta por ocho cardenales, incluyendo a Pell, le sugirió los cambios en reuniones de la semana pasada.

jrr

Relacionadas

Comentarios