Matteo Renzi promete reformas urgentes para salvar a Italia

El nuevo primer ministro italiano ofrece su primer discurso ante los senadores, que deberán votar la moción de confianza

COMPARTIR 
24/02/2014 13:39 EFE / Fotos: AP y Reuters

ROMA, 24 de febrero.- El nuevo jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi, quien llegó al poder con la promesa de adoptar importantes reformas cada mes, debutó este lunes con un inusual discurso en el Senado, donde cuenta con una mayoría ajustada.

Renzi compareció hoy durante una hora y diez minutos en la Cámara alta para pedir la investidura, ante la que reafirmó su intención de reformar el Parlamento, al decir que quiere ser "el último primer ministro en pediros la confianza".

Un Senado que tendrá que abordar su propia supresión el próximo mes de marzo porque, según explicó Renzi en su primera alocución en sede parlamentaria, es el "primer paso para recuperar la credibilidad".

El líder del Partido Demócrata y ex alcalde de Florencia pronunció su discurso ante la Cámara alta para presentar las líneas de su proyecto reformista "urgente", como la Economía, la reforma de la Administración Pública o la Educación.

Gobernar hasta el 2018 tiene sentido si se tiene en cuenta la necesidad urgente de las medidas a realizar para favorecer un cambio en Italia. El sentido de la urgencia es un elemento central" del proyecto, defendió.

En materia de política laboral, Renzi argumentó que el contacto con la realidad que viven los ciudadanos es el único modo de atajar una situación "cruel y devastadora".

En este sentido propuso medidas concretas e "innovadoras" para las próximas semanas que se traducirán en hechos en marzo.

Quien ha entrado en una fábrica o se ha reunido con los trabajadores sabe bien que el desempleo no es solo 'numeritos' sino que supone un indicador de una situación cruel y devastadora, que requiere de un cambio radical en política económica", dijo.

Una situación que -subrayó- abordará con el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, de manera profunda para establecer una hoja de ruta concreta en las próximas semanas.

Además, Renzi volvió a prometer "rapidez" en sus reformas y reafirmó su voluntad de poner fin a las trabas burocráticas, que frenan el país a pesar de ser "uno de los más atractivos para los inversores extranjeros".

Mientras las pymes de Estados Unidos e Israel viven, crecen y mueren en una dimensión extraordinariamente innovadora, nosotros permanecemos quietos, en una situación frenada por las trabas burocráticas que hacen que para abrir cualquier negocio la espera sea bíblica", aseveró.

Junio, en cambio, será el mes de la reforma de una Justicia que "equipara un simple robo con un accidente de tráfico provocado por una persona borracha al volante".

También explicó que su gestión será transparente porque "es necesario el coraje para publicar claramente el objetivo de cada céntimo gastado por la Administración Pública" mediante "un mecanismo revolucionario" con el que cada ciudadano pueda verificar en qué se emplea el dinero público.

Además, reclamó celeridad para "intervenir sobre la ley electoral", una normativa que quiere reformar para dotar al país de mayor estabilidad política reforzando el bipartidismo.

Por último, Renzi instó a sus colegas a hacer de Italia el "país de las oportunidades" porque, a su juicio, "ser italiano es un regalo".

También prometió mayor inversión en el sistema educativo porque, en su opinión, "con la cultura se come".

Además, el líder de centroizquierda defendió una Italia a la vanguardia del resto de países europeos, una vez que el país haya disfrutado de la experiencia de guiar las instituciones comunitarias el próximo semestre, cuando ejerza la presidencia de turno de la Unión Europea.

Después de disfrutar de la experiencia de guiar las instituciones europeas durante seis meses podremos ser la vanguardia política de Europa durante veinte años", afirmó.

Después del debate parlamentario posterior a la alocución de Matteo Renzi, el Senado votará, previsiblemente a última hora de la tarde, la investidura de su Ejecutivo.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red