Maduro está cada vez más debilitado

La inconformidad se ha hecho presente en las calles desde hace dos semanas con protestas que han terminado en enfrentamientos y a las que el Presidente ha respondido tajantemente

COMPARTIR 
23/02/2014 08:09 José Carreño Figueras
El líder opositor Henrique Capriles (centro, camisa verde) movilizó ayer a al menos 50 mil personas en Caracas en reclamo por la paz, tras la violencia generada en las manifestaciones pasadas.

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de febrero.- La situación en Venezuela parece agravarse día con día mientras las respuestas del gobierno de Nicolás Maduro a las demandas de la oposición parecen también, cada día, más ineptas y más sugerentes de una debilidad creciente.

Venezuela parece el caso clásico de un gobierno de aparente vocación moderada que trata de evitar ser desplazado por sectores duros y a final de cuentas termina sin
diálogo con la oposición y sin satisfacer a sus “halcones” internos.

Y junto con todo eso —descontento e ineptitud, presiones autoritarias y demandas de liberación consumista creadas por el mismo gobierno—, un ambiente en el que los cuerpos de seguridad, los formales o sus aliados informales —grupos de choque, por ejemplo—, frecuentemente aliados a los sectores “duros”, actúan para enfrentar o crear situaciones que convengan a sus intereses o los de sus patrones.

Ese desarrollo de hechos no tiene ideología. Es una formulación que ha pasado una y otra vez en todo el mundo, en regímenes que buscan en medidas autoritarias o de represión la respuesta a sus problemas de debilidad.

En el caso del régimen venezolano tal vez tampoco sean sólo problemas específicamente de autoritarismo o ineptitud, sino las situaciones políticas que debe enfrentar el presidente Maduro, asediado por una fuerte oposición política y presionado por sectores internos de línea dura.

La respuesta a la presión de “los duros” puede llevar a la represión contra la oposición, lo que a su vez se traduce en mayor enconamiento de los grupos opositores que retroalimentan la paranoia de los “halcones” del régimen.

Esto, por supuesto, si se acepta la premisa de que el gobierno de Maduro representa un sector moderado asediado por “los duros” que presuntamente encabeza Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional.

Maduro fue el heredero designado del fallecido presidente Hugo Chávez, pero Cabello es el hombre del aparato y el que tiene los controles de los mecanismos de inteligencia... y de represión.

En América Latina, una de las medidas clásicas para sortear temporales es culpar a factores externos, sean estos directamente los Estados Unidos, el comunismo internacional —aunque esto es de otras épocas— los elementos entrenados en el extranjero —Fulgencio Batista pudo haberse quejado de México y su ayuda a Fidel Castro—, las oligarquías aliadas del capitalismo internacional o los grupos del anarquismo internacional.

Lo importante no es que esos alegatos sean ciertos, sino que lo parezcan en el momento de aprietos del régimen a la defensiva. El recurso de esas denuncias siempre va a funcionar por lo menos con un grupo o a veces hasta por un tiempo.

El gobierno de Maduro no es la excepción. Una política económica inepta —aunque basada en aspiraciones de justicia social— iniciada por el gobierno de su predecesor y padre ideológico
Hugo Chávez, y la rigidez política de sus “herederos” aseguraron más que ninguna otra cosa los problemas del régimen, incapaz ahora de satisfacer las necesidades físicas que creó ni las políticas que debe obedecer.

Es difícil prever cuál será la salida cuando la situación parece tan polarizada que no hay diálogo sin golpes y el gobierno, que dispone de los mecanismos de represión, parece a merced de su propia debilidad.

Gobierno planteó asilo político para opositor

El gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, planteó al líder opositor Leopoldo López buscar asilo político en otro país antes de entregarse a las autoridades, informó ayer su esposa Lilian Tintori al diario colombiano El Tiempo.

“Ellos querían que Leopoldo se fuera del país, ellos plantearon un asilo político y Leopoldo dijo que ‘no’. Leopoldo siempre dijo que iba a dar la cara y que nunca se iría del país”, declaró Tintori.

Manifestó que López, a quien el gobierno venezolano acusa de liderar las protestas que han estallado en Caracas y otras ciudades por la situación económica y la inseguridad interna, nunca ha pensado en irse del país, “ni lo hará jamás”.

“Ellos (el gobierno de Maduro) plantearon esa opción (el asilo) y eso no era una opción para nosotros”, remarcó la esposa del líder opositor, quien se entregó el martes pasado a las autoridades frente a miles de sus seguidores.

Las manifestaciones opositoras, encabezadas por el movimiento estudiantil de Venezuela, que ya cumplen dos semanas, dejan hasta el momento ocho muertos y decenas de heridos y detenidos, gran parte de ellos en Caracas.

Tintori negó que su esposo sea “el golpista que quiere hacer ver el gobierno, él es lo contrario. Es un hombre que se ha preparado para enderezar este país, tiene un proyecto, tiene años estudiando y conociendo a Venezuela”, enfatizó.

Rechazan eventual condena

La opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) venezolana rechazó una eventual condena sin juicio previo al dirigente político opositor Leopoldo López, afirmó su dirigente Vicente Bello.

“Eso en principio no lo aceptamos, porque vivimos en un Estado de derecho y porque Leopoldo López es inocente de todo cuanto se le acusa”, precisó el dirigente de la alianza opositora.

Bello destacó que el derecho constitucional de Venezuela está en plena vigencia y que el pueblo venezolano tiene la obligación de hacerlo respetar, porque de lo contrario sería hacerse cómplice de la arbitrariedad y el autoritarismo.

Cuestionó las declaraciones del presidente Nicolás Maduro, quien a principios de esta semana, en una cadena de radio y televisión, prácticamente “condenó” a López y sugirió a los jueces lo que habría que hacer.

“Los que alteran la paz en el país son los colectivos paramilitares, que el gobierno no se atreve a desarmar, y la escasez de alimentos; y no el líder de Voluntad Popular, a quien se acusa por poseer gran arraigo en la población venezolana”, enfatizó.

Bello calificó de arrogante y desviado el uso que se le da al poder en Venezuela, ya que, a su entender, los oficialistas sí tienen derecho a expresarse en la calle cuando son convocados para respaldar al gobierno y otros (los opositores) lo tienen prohibido.

En tanto, el presidente Maduro afirmó que el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, dio “luz verde a los grupos violentos para atacar” al pueblo venezolano, en respuesta al comunicado en el que el jefe de la diplomacia condenó la represión contra opositores.

“Acabo de leer declaraciones recientes de John Kerry arrogantes, injerencias (sic) e insolentes que confirman los términos de la amenaza que denuncié”, escribió Maduro la madrugada de ayer en su cuenta en Twitter.

“No hay ley que nos ampare, no hay justicia”

Pese a estar encarcelado injustamente, el líder opositor venezolano, Leopoldo López, no pierde la fuerza ni la esperanza de lograr un cambio en su país, afirmó su esposa, Lilian Tintori.

En entrevista con Excélsior Televisión, dijo que López está convencido de que el pueblo no se va a rendir, y de que dar la cara es lo mejor que puede hacer la gente ante el abuso de poder “y eso es lo que está haciendo, está fuerte, tranquilo, y dice que si tienen que pasar días, meses o años, así será para que Venezuela despierte y de una vez por todas se acabe este régimen dictatorial”.

No obstante, lamentó que los organismos internacionales se mantengan hasta ahora al margen de lo que  ocurre en su país.

“Nos sentimos abandonados, no hay ley que nos ampare, no hay justicia, no hay salida, no nos dejan siquiera protestar pacíficamente, estamos en medio de un régimen muy fuerte.”

Tintori afirmó que su esposo no es responsable de delito alguno, incluyendo las cinco muertes que pretende imputarle el gobierno, y por el contrario “es un líder responsable, y es responsable de todo el trabajo hecho en años, ésta no es la primera vez que lo atacan, mi esposo tiene años trabajando para el país en un proyecto que se llama ‘La Mejor Venezuela’”.

Lilian Tintori afirmó que se trata de una campaña del gobierno para desmoralizarlo a él y a su familia, “y eso no lo vamos a permitir porque somos personas de fe, somos personas de principios, somos personas de valores”.

Relató que Leopoldo López cuenta con una amplia carrera política, e incluso fue electo alcalde de Caracas, sin embargo, el entonces presidente Hugo Chávez lo inhabilitó para evitar que asumiera el cargo “y con todo eso fuimos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ganamos el caso y con todo y eso el gobierno bloqueó la posibilidad de que Leopoldo se lanzara como (candidato a) Presidente el año pasado”.

Dijo que “es así como su esposo ha sido víctima de ataques gubernamentales por varios años, y en todo caso es responsable de toda propuesta pacífica, es responsable de todo trabajo positivo para el pueblo, es responsable de innumerables giras que ha hecho por el país, conectándose con la gente”.

No obstante, confió en que su esposo sea liberado por el gobierno de Nicolás Maduro. “Eso es algo que rezo y añoro, y pido todos los días, han sido días difíciles y quiero que me lo devuelvan como papá de mis hijos y como esposo, pero lo que más quiero es que me lo devuelvan como venezolano, porque Venezuela necesita una guía, Venezuela necesita una conducción, y esa conducción es Leopoldo, y esa conducción va a hacer que las cosas mejoren”.

“El Estado está acorralándonos”

 “El pueblo de Venezuela está resistiendo de manera cívica ante los desmanes violentos de un Estado que pierde la senda democrática y que sólo se atrinchera en el totalitarismo, la represión, la persecución, los allanamientos, la intimidación, y acorralando a un pueblo que está defendiendo su derecho,  que ha perdido el miedo y que está dispuesto a dar la vida si es necesario para que la Constitución se vuelva a restituir en Venezuela”,  aseguró Gaby Arellano, estudiante de la Universidad de los Andes, quien retrató para Grupo Imagen Multimedia, el panorama que vive la nación caribeña.

En entrevista con Francisco Zea, la estudiante recordó que luego de 15 días de protestas “el gobierno (de Nicolás Maduro) exhibe a más de 500 personas detenidas, hay ocho personas fallecidas, 18 torturadas, más de 90 con heridas de gravedad, de los cuales, unos han perdido la vista o algunos de sus miembros”.

Dijo que ante la exigencia de libertad, seguridad y justicia, “el Ejecutivo nacional lo que hace es agudizar la represión y la criminalización de las protestas, agudizando la censura a los medios de comunicación quitándoles la conexión a internet y teniendo las calles de Venezuela totalmente militarizadas”.

Ante el corte de internet, Arellano dijo que los estudiantes se están  organizando de una manera muy artesanal, con panfletos en blanco y negro, a megáfono y utilizando comunicaciones de mensajero no solamente en la capital, sino a lo largo y ancho del país.

Señaló que a medida que pasa el tiempo y el régimen de libertades se cierra y se abre el totalitarismo y la tiranía, los venezolanos tienen que decirle al mundo que desde el Palacio “de Miraflores se pisotean, se cercenan y se violan los derechos humanos y que hay un pueblo que está en resistencia por el derecho a los mismos, exigiendo la restitución del hilo constitucional”.

Detalló que grupos paramilitares han allanado casas y han torturado a varias personas en la provincia de Valencia y que “las ráfagas de tiros deslumbraban todo el cielo Valenciano”.

Mencionó que algunas de las ciudades más afectadas por la violencia son San Cristóbal, Maracaibo, Valencia, Barcelona, Maturín, Tucupita, toda la zona metropolitana de Caracas, varios puntos de Canadón, Yaracuy, donde dijo “acaban de detener a varios activistas políticos (…) nadie sabe en dónde están, hay más de 20 personas desaparecidas...

“Tenemos el caso de más de 500 venezolanos detenidos en cárceles comunes en donde se les está violando el debido proceso y a todo el mundo se le imputa el delito de terrorismo y conspiración; y ante eso simplemente alertamos al mundo de los abusos y desmanes que el Ejecutivo y el señor Nicolás Maduro siguen haciendo en Venezuela (…) y ante esto hay un pueblo que está resistiendo a los constantes desmanes y atropellos”.

Ante la proximidad del primer aniversario de la muerte del expresidente Hugo Chávez, ocurrida el 5 de marzo de 2013,  Gaby Arellano afirmó que desde el pasado 4 de febrero la rutina de día se ha paralizado y dijo que espera llegar a los carnavales con una resolución al conflicto, terminar con “estas largas noches sin dormir, de correr por nuestra vida, largas caminatas, movilizaciones, concentraciones que hemos hecho; el sol en la piel ya no nos alcanza de lo tostada que la tenemos y ante eso resistiendo... no hay horarios para defender la democracia, defender la República y en eso es en lo que está este pueblo noble acompañando a sus hijos como todos los jóvenes estudiantes”.

Finalizó recordando que “en Venezuela hay un pueblo noble que está enalteciendo la resistencia cívica y no violenta por el respeto a la Constitución y el rescate de la República”.

Confían en liberación de Leopoldo López

Rocío San Miguel, experta en temas de seguridad y presidenta de la ONG Control Ciudadano  de Venezuela, estimó que el líder opositor Leopoldo López, será liberado en un periodo máximo de 45 días, una vez que el gobierno considere conveniente hacerlo.

En entrevista con Excélsior Televisión, dijo que esta decisión estará en función del aumento o declive de las protestas en su país, no obstante, aseguró que en Caracas se percibe un clima de miedo y coraje, ante las acusaciones que lanzó el presidente Nicolás Maduro en el sentido de que detrás de estas protestas están grupos fascistas y dijo que estos señalamientos que buscan desacreditar al movimiento opositor no contribuyen a la pacificación del país.

“El Presidente está actuando con soberbia, está actuando con adjetivos impropios para el sector estudiantil, creo que se ampara en los hechos del año 2002 para articular una matriz de opinión dirigida a hacer un rostro poco amable o un rostro ingrato de la crítica a la disidencia y la oposición, creo que esa línea es completamente desafortunada, y por el contrario a sectores tradicionalmente amortiguados que respondan con rechazo a esta línea oficial de discurso”.

Indicó que si bien la ciudad de Caracas se encuentra en tensa calma, grupos paramilitares han incursionado en zonas residenciales de la capital venezolana “que en algunos casos ingresan en los edificios y realizan destrozos brutales en automóviles, afortunadamente sin subir a los departamentos”.

Detalló que estos ataques, que son acompañados de detonaciones de armas de fuego al aire, ocurren después de las seis de la tarde cuando comienza a oscurecer.

Subrayó que la situación de derechos humanos en Venezuela es delicada, tras el uso de la fuerza letal que se ha venido empleando.

Rocío San Miguel consideró que desde el punto de vista de la seguridad nacional, Venezuela ha vivido una situación de polarización extrema, no obstante las recientes acciones del gobierno están provocando críticas incluso entre quienes apoyaban al oficialismo, dijo.

Regresan licencias  a CNN

El gobierno venezolano reactivó las credenciales de los periodistas de la cadena de noticias estadunidense CNN después de haberlas revocado y haberles pedido a los cronistas una “rectificación” en su cobertura sobre las protestas, indicó ayer la corresponsal de la emisora en el país.

La corresponsal de CNN en Venezuela, Osmary Hernández, confirmó que el gobierno reactivó las credenciales para su trabajo en el país tras una rueda de prensa del presidente Nicolás Maduro.

“Tras la rueda de prensa, nos llamaron del Ministerio de Comunicación e Información (Minci) para activar nuevamente nuestras acreditaciones”, escribió Hernández en su cuenta de Twitter.

Maduro insistió el viernes en que CNN debe rectificar su cobertura, pues considera que alienta las protestas contra su gobierno, que en 10 días han dejado al menos nueve muertos.

La emisora informó que el gobernante dijo al equipo de periodistas de CNN en Caracas que podrán seguir trabajando en Venezuela.

 

Relacionadas

Comentarios