'Es momento del liderazgo colectivo': diputada opositora venezolana

La legisladora María Corina Machado, líder del movimiento que protesta contra Nicolás Maduro, exige al mandatario su renuncia

COMPARTIR 
22/02/2014 05:00 María Fernanda Navarro
María Corina Machado es una de las líderes de oposición más notorias en Venezuela. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de febrero.- Mientras grupos oficialistas piden la cabeza de María Corina Machado, la diputada opositora parece no preocuparse, además asegura que los reclamos por su cabeza no la van a detener ni sacar de las calles de Caracas.

Machado es una de las líderes de oposición más notorias en Venezuela y una de las principales figuras políticas que, a diferencia de Henrique Capriles, ha convocado a las calles a los venezolanos para exigir la renuncia del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Pese a todo esto y que el Parlamento de Venezuela estudia el allanamiento a la inmunidad política de Machado, ella no parece inmutarse ante la posibilidad de enfrentar un destino similar al de Leopoldo López, quien fue aprehendido esta semana y presentado ante un tribunal militar acusado de instigación a la violencia, asociación para delinquir, daños e incendios.

“En estos tiempos me han acusado de todo”, afirma con voz fuerte.

Durante los últimos días esta mujer de 46 años reparte su tiempo entre responder preguntas de medios internacionales y asistir a las diversas manifestaciones de la oposición que han derivado en enfrentamientos violentos y la muerte de ocho personas, acciones que la han posicionado como la cara más visible de la oposición.

Si bien hasta hace poco Henrique Capriles era el hombre “fuerte” de la oposición venezolana, su insistencia en establecer demandas al gobierno de Maduro a través del diálogo disiente con las acciones de Machado, así como con las de Leopoldo López.

Pero la neutralización de López y la cautela de Capriles, tampoco preocupan a Machado quien niega categóricamente que ello sea señal de la fragmentación de la oposición: “lo que quieren es dividirnos, y esta agresión a Leopoldo lo que ha hecho es unirnos más. En la marcha (de apoyo a Leopoldo López) sin precedente y pacifica estaban todos los líderes de la Mesa de Unidad Democrática, incluyendo a Henrique Capriles. La marcha de los estudiantes de la semana pasada la convocamos y todos marchamos”.

En entrevista telefónica con Excélsior, Machado asegura que esto no la convierte en la líder de las protestas en contra del gobierno actual: “éste es un momento de liderazgo colectivo. Son millones de líderes en todos los rincones del país, conscientes de cuál es la naturaleza y la causa que nos impulsa, que no es otra que la dignidad humana y la libertad”.

Los estudiantes, las amas de casa que comprenden de la escasez de productos básicos que padecen sus hogares, y los sectores que típicamente no se involucran en acciones políticas, son los que encabezan las protestas, que se desataron desde el pasado 12 de febrero, en reclamo por la inseguridad, la inflación y la falta de productos básicos, explica Machado.

“Ahora lo importante es que hace una semana nadie hubiese imaginado que era posible que una Venezuela que se veía indiferente o atemorizada por lo que este régimen es capaz de hacer, perseguir y castigar a quienes disienten, iba a despertar con este fervor y esta conciencia”, destaca.

En este momento en que coinciden las consignas en contra del gobierno bolivariano y a favor de éste en las principales avenidas de las ciudades venezolanas, en que la violencia en contra de los manifestantes se adjudica tanto a opositores como a las fuerzas del Estado, la opositora asegura que el diálogo no representa una opción.

“No sólo es nuestro derecho sino nuestro deber luchar por la restitución de los derechos humanos, de la Constitución y la democracia en el país ¿Si tuviese una dictadura en su país como lo que nosotros consideramos que hay en Venezuela, no va a luchar para tratar de restaurar la democracia? Desde luego que sí”, se pregunta Machado.

Para lograrlo la diputada explica que existen diversos mecanismos a través de los cuales puede producirse la sustitución del gobierno entre los que menciona la enmienda a la Constitución, una Asamblea Nacional Constituyente o un Referéndum Revocatorio, sin embargo, ante esta última opción, la Constitución venezolana establece que para revocar cualquier cargo público es necesario que transcurra la mitad del periodo del mandato, y en el caso de Maduro sólo han pasado 10 meses desde que asumió como Presidente.

Otra opción para Corina Machado es un movimiento en demanda de la renuncia al que considera legítimo y constitucional: “no vamos a dejar la calle”, advierte.

“La lucha ciudadana tiene diversos niveles, hay un plano individual y estamos viendo que de manera absolutamente espontánea todas las noches surgen y se oyen cacerolas, como una señal de repudio y de protesta, esto está ocurriendo hasta en las zonas más humildes en las zonas populares del país. Y está el plano de la lucha nacional, lo que significa esta gran movilización en las calles en protesta y concentración”, expresa a este rotativo.

La “ayuda” internacional

El presidente venezolano Nicolás Maduro insiste en que las protestas representan acciones organizadas por agentes externos que desean desestabilizar al país, de hecho, el mandatario ordenó la expulsión de tres diplomáticos estadunidenses de Venezuela esta misma semana y antes de estas acciones el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, aseguró que en México se entrenaban a grupos infiltrados para desatar la violencia en las protestas.

Ante las acusaciones de la intervención extranjera, María Corina Machado opina que esta actitud por parte del gobierno no sorprende :“Pretende trasladar la responsabilidad, buscar un enemigo externo y con este cuento de la injerencia extranjera lo que buscan es protección y una barrera para internamente hacer lo que le da la gana violentando no solamente la Constitución sino   tratados internacionales, como la Carta Democrática Interamericana que ha suscrito desde luego México y también Venezuela”.

Pero ante la situación en la que se encuentra sumergido el país, es Machado quien apela a la intervención de la comunidad internacional: “Nosotros los venezolanos le pedimos a la comunidad internacional que nos apoye, ¿dónde está la Organización de los Estados Americanos, dónde está la Unión de Naciones Suramericanas, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños? ¿Qué tiene que pasar para que los presidentes democráticos de América Latina entiendan cuanto necesitamos hoy esas voces?”

Por su parte, el director de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco, condenó el silencio y abandono de los gobiernos latinoamericanos ante las acciones del gobierno de Maduro.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red