Maduro repudia la intromisión de Obama

El Presidente venezolano amenazó con correr a la cadena de noticias estadunidense CNN e informó de un nuevo deceso

COMPARTIR 
21/02/2014 02:45 AFP, EFE, AP, Reuters y María Fernanda Navarro

CARACAS, 21 de febrero.– El gobierno venezolano “repudió tajantemente” ayer las declaraciones del presidente estadunidense, Barack Obama, que la víspera condenó la “inaceptable” violencia durante las manifestaciones estudiantiles en Venezuela y llamó a liberar a los detenidos.

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela repudia tajantemente las declaraciones emitidas el día miércoles 19 de febrero por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la medida en que constituyen una nueva y grosera injerencia en los asuntos internos de nuestro país, con el agravante de usar como base información falsa y aseveraciones sin fundamento”, declará la Cancillería venezolana en un comunicado.

Tras la cumbre de líderes de América del Norte celebrada en la ciudad mexicana de Toluca, Obama calificó de “inaceptable” la violencia en Venezuela, calificó de “legítimos los reclamos de los manifestantes” y criticó el anuncio de expulsión el domingo de tres funcionarios estadunidenses en Caracas.

Desde hace más de dos semanas, Caracas y otras ciudades viven a diario protestas estudiantiles y opositoras en contra del gobierno de Maduro que se quejan de la inseguridad, la inflación y la escasez de productos.

Por su parte, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, informó de una nueva muerte relacionada con las protestas que se viven desde hace más de una semana en el país y aclaró que un obrero que inicialmente se dio por muerto en una marcha oficialista en el oriente sobrevivió y está grave.

“En Barquisimeto hace una hora, un trabajador, Arturo Alexis Martínez se encontraba limpiando escombros (...) y fue asesinado de unos balazos de unos edificios por uno de estos grupos, porque estaba limpiando escombros para él pasar con su vehículo”, reveló Maduro.

Amenaza con echar a CNN

Maduro acusó también al canal de televisión estadunidense CNN de “propaganda de guerra” contra su país y dijo que ha empezado el procedimiento administrativo para expulsar a ese canal si no rectifica.

“Le he dicho a la ministra Delcy Rodríguez (...) que notifique a CNN que ha empezado el proceso administrativo para sacarlos de Venezuela si no rectifican”, dijo Maduro en un acto transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión con trabajadores de Metro de Caracas.

“¡Se va CNN de Venezuela!, ¡ya basta de propaganda de guerra, no acepto propaganda de guerra contra Venezuela!, si no rectifican fuera de Venezuela”, gritó Maduro.

Según el Presidente venezolano el canal con sede en Atlanta está transmitiendo al mundo que en Venezuela “hay una guerra civil”.

El Presidente ya ordenó el pasado día 12 sacar de las parrillas de televisión por cable al canal colombiano NTN24.

Protestas siguen vivas

Decenas de estudiantes se concentraron ayer en una plaza en el este de Caracas en demanda de que cesen los hechos de violencia ocurridos en varios puntos de Venezuela en la última semana, y que han dejado un balance global de seis muertos y decenas de detenidos.

Vestidos de blanco y con flores en las manos, estudiantes y opositores gritaron consignas de paz e hicieron un llamamiento a la “no violencia”, tras varias jornadas de protestas en el país.

Los estudiantes marcharon hasta la sede de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM) y acomodaron unas flores en la fachada de la empresa armamentista, como símbolo de solicitud de paz para el país.

Por su parte, el líder de la oposición venezolana Henrique Capriles desafió al presidente Maduro a mostrar pruebas del supuesto plan de golpe de Estado en el que estaría embarcada la oposición a través de protestas callejeras, que ya dejaron siete muertos.

Líderes de la oposición venezolana condenaron al gobierno por su intento de reprimir al movimiento de protesta usando mano dura al ordenar operativos nocturnos. La policía, soldados de la Guardia Nacional y miembros de los llamados colectivos pululaban por las calles de la capital y de otras ciudades donde disparaban indiscriminadamente salvas, en espasmos de violencia que se han repetido en las noches de los últimos días.

 

Disparo a Génesis fue por la espalda 

El gobierno venezolano dijo ayer que la estudiante y reina de belleza Génesis Carmona, que murió el miércoles tras recibir un disparo un día antes cuando participaba en una marcha de la oposición en la ciudad de Valencia (centro), recibió un tiro proveniente de “sus propias filas”.

“Esa muchacha murió por una bala que salió de sus propias filas y es lamentable que lleguemos a estos extremos de violencia”, indicó el ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, en una rueda de prensa.

“Ya hay testigos que así lo señalan, testigos de la misma agrupación con la que ella andaba que la conoce y que indudablemente son seres humanos y deben tener mucho dolor por la muerte de su compañera”, agregó.

Carmona, de 22 años y elegida el año pasado como Miss Turismo del estado central Carabobo, recibió un balazo en la cabeza durante una protesta en Valencia. Familiares y amigos velaron ayer los restos de la joven, que será enterrada hoy.

El tío de la joven, Rafael Cisneros, indicó que la familia ha optado por hacer un velatorio y un funeral de bajo perfil.

Paracaidistas a Táchira

El gobierno venezolano reforzó el estado fronterizo de Táchira, donde se han registrado fuertes disturbios en los últimos días, con un batallón de paracaidistas dentro de un plan para ir “retomando paulatinamente” el orden público, informó el ministro de Interior, Miguel Rodríguez.

“Se ha ordenado la movilización de un batallón de paracaidistas al estado Táchira. Ese batallón no va a estar en la ciudad de San Cristóbal (su capital) va a reforzar las unidades que se encuentran en los ejes viales principales que convergen en esta ciudad”, indicó Rodríguez.

Las protestas contra el gobierno y sus políticas que han degenerado en actos vandálicos en algunas zonas del país se iniciaron hace más de diez días en este estado, situación que hizo que el presidente Nicolás Maduro afirmara el miércoles “estar dispuesto a todo por Táchira”.

“Si tengo que decretar un estado de excepción, especial para el Táchira, estoy listo para crearlo y meter los tanques, las tropas, la aviación, meter toda la fuerza militar que haga falta”, dijo.

El ministro de Interior anunció también que hasta el Táchira se han enviado unidades de ingeniería militares para “ir limpiando la ciudad”.

 

No nos van a dividir: Corina Machado

La diputada venezolana de oposición María Corina Machado dijo que pese a la amenaza de cancelación de su inmunidad política, está muy clara en cumplir el deber que le otorgaron los ciudadanos venezolanos “para defender la justicia, la democracia, la libertad” y eso lo hará donde sea que se encuentre.

En entrevista con Excélsior, Machado aseguró además que esas acciones no van a dividir a la oposición.

Luego de que el diputado oficialista Darío Vivas solicitó el retiro de la inmunidad parlamentaria de Machado, representantes de los trabajadores de las telecomunicaciones y del sector educativo de Venezuela entregaron ayer un documento con 10 mil firmas en apoyo a la solicitud.

Los firmantes argumentaron que la diputada se ha constituido como la “vocera del imperialismo estadunidense”, por lo que la acusaron de traición a la patria, y que junto con Leopoldo López, Antonio Ledezma y Henrique Capriles, se encuentra formando un plan “macabro contra el pueblo y la democracia venezolana”.

En la misiva se mencionaron algunas agresiones en contra de propiedades del Estado, como a la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV) y a 40 metrobuses en Caracas, que fueron calificados como actos de terrorismo y de lesa humanidad.

Machado también aseguró que no teme a las acciones legales en su contra, y ante la posibilidad de que ocurran atentados contra su persona aseguró que “eso es lo que temen todos los venezolanos; en Venezuela se vive con el alma en vilo”.

Asimismo la diputada opositora recordó que durante los últimos años se le han hechos diversas acusaciones, entre las que destacó la responsabilidad de la explosión en la refinería de Amuay en agosto de 2012: “inmediatamente fui acusada en la Fiscalía por miembros de esta empresa y algunos colegas parlamentarios oficialistas”. La legisladora indicó que esos incendios, que se producen en todo el sistema de refinación, se deben al terrible estado del mantenimiento de la infraestructura.

“En este caso se me está acusando, igual que a Leopoldo López, de la violencia ocurrida en Venezuela. Yo le digo algo, se equivocan aquellos que creen que amenazándonos, agrediéndonos, golpeándonos, encarcelándonos, nos van a dividir.

“Podrán poner a un lado a algunos dirigentes, neutralizándolos por algún tiempo, pero vendrán otros que ocuparán nuestro lugar y esta causa no la van a detener”, aseveró una de las notorias líderes de la oposición de Venezuela.

Comentarios

Lo que pasa en la red