Corte de Tailandia ordena al gobierno no reprimir a manifestantes

La autoridad respalda el estado de emergencia declarado por la primera ministra, Yingluck Shinawatra, pero advierte que no está permitido el uso de la fuerza

COMPARTIR 
19/02/2014 11:31 Reuters / Fotos: AP y Reuters

BANGKOK, 19 de febrero.- Una corte tailandesa respaldó el miércoles el estado de emergencia declarado por la primera ministra, Yingluck Shinawatra, aunque advirtió al Gobierno que no puede usar ese poder para dispersar a manifestantes pacíficos, un día después de que cinco personas murieron en enfrentamientos en Bangkok.

El jefe de la policía dijo que el dictamen no afectaría la operación de seguridad y añadió que no había planes de retomar el control de más lugares de protesta, después de que el martes se produjeran los choques más letales desde que comenzaron las manifestaciones contra el Gobierno en noviembre.

Yingluck, considerada por los opositores una marioneta de su hermano, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, ha estado trabajando desde un complejo del Ministerio de Defensa en el norte de Bangkok desde que los manifestantes la obligaron a abandonar su oficina en la Casa de Gobierno.

Opositores que buscan derrocar a la primera ministra y terminar con la influencia de Thaksin rodearon el miércoles su oficina temporaria, pero no hubo enfrentamientos con las tropas apostadas de guardia. Yingluck y otros ministros se mantenían alejados de la zona de posible conflicto.

La Corte Civil de Bangkok desestimó un caso presentado por los líderes de la protesta, quienes querían que fuese declarado ilegal el estado de emergencia por 60 días que anunció el mes pasado el Gobierno.

No obstante, el tribunal agregó que las autoridades no tienen permitido usar las cláusulas del estado de emergencia para dispersar las protestas.

Las manifestaciones son el último capítulo de una batalla política de ocho años, que enfrenta a la clase media de Bangkok y la élite monárquica contra los seguidores de Yingluck y Thaksin, en su mayoría campesinos humildes.

El estado de emergencia, que cubre a Bangkok y provincias aledañas, le permite a las agencias de seguridad imponer toques de queda, detener sospechosos sin cargos, censurar a los medios y prohibir las reuniones políticas de más de cinco personas.

Este dictamen de la corte significa que no podemos dispersar a los manifestantes, pero nunca intentamos hacerlo de todos modos", dijo el jefe de la policía nacional, Adul Saengsingkaew.

Estamos intentando detener a personas que tienen órdenes de arresto, entre ellas líderes del movimiento de protesta, y nuestra estrategia es pedir el despeje de las zonas de manifestación a través de negociaciones", añadió.

Un portavoz del Ejército, que ha dicho que intervendrá si la policía no puede mantener la seguridad en la capital, pidió más temprano a ambas partes evitar la confrontación.

Los militares se han mantenido al margen en esta crisis, pero tienen antecedentes de intervención política, generalmente a favor de la élite.

El Centro Médico Erawan, que supervisa los hospitales de Bangkok, dijo el miércoles que un policía y cuatro manifestantes murieron y 65 personas resultaron heridas durante los hechos de violencia del martes. La cifra de víctimas fatales había sido fijada previamente en cuatro.

jrr

Relacionadas

Comentarios