Disturbios se propagan por Ucrania; suman 25 muertos

Las protestas se extienden de Kiev a otras ciudades del país, mientras el presidente amaga con desplegar la fuerza; la UE analiza sanciones contra 'represores'

COMPARTIR 
19/02/2014 07:34 Agencias / Fotos: AP y Reuters

KIEV, 19 de febrero.- Las protestas antigubernamentales, que estallaron ayer en Kiev y que han causado al menos 25 muertos en las últimas 24 horas, se propagan al oeste de Ucrania, donde grupos de manifestantes asaltan sedes de administraciones locales y del Estado, y queman coches policiales.

Según la prensa local, miles de manifestantes asaltaron esta madrugada un cuartel de las fuerzas de Interior en Lvov, considerada por muchos como cuna del "separatismo occidental" y el nacionalismo ucraniano.

Los activistas irrumpieron en el cuartel y lanzaron cocteles molotov, prendiendo fuego a varias instalaciones en la zona.

Sin embargo, la policía logró calmar a los asaltantes para impedir que éstos se hicieran con las armas de fuego almacenadas en la armería del cuartel.

El Comité del Maidán (como se conoce la protesta popular contra el presidente Viktor Yanukovich) de la región de Lvov ha anunciado una movilización general de voluntarios para desplazarse a Kiev, donde los disturbios han cobrado fuerza y los heridos se cifran por centenares.

Más violencia

Según los medios locales, la oposición ha hecho llamamientos similares en otras ciudades occidentales como Odessa, Rovno, Ivano-Frankivsk y Uzhgorod.

Probablemente por esta razón las autoridades de la capital ucraniana, que ayer cerraron toda la red de metro, han restringido el acceso por carretera a la capital desde el oeste del país.

También resultó detenido un tren de pasajeros procedente de Lvov con destino a Kiev, inmovilizado por agentes de seguridad sin que se informara oficialmente de los motivos.

Miles de manifestantes enfurecidos asaltaron y quemaron la pasada madrugada varias administraciones del Estado, incluso la sede regional de los servicios secretos de Ucrania, donde ocuparon los despachos y sacaron muebles a la calle para construir barricadas.

Tiraron documentos por la ventana, además de quemar un microbús y volcar coches policiales frente al edificio, según testimonios de varios periodistas de medios locales que presenciaron los hechos.

Los asaltantes también quemaron una imagen del presidente Viktor Yanukovich con exclamaciones de alegría y aplausos.

Una suerte parecida corrió la ciudad de Ternopol, donde la masa enfurecida incendió una comisaría de la policía, mientras que en la ciudad de Ivano-Frankivsk, los edificios de la Fiscalía y del Comité de Seguridad de Ucrania fueron ocupadas por activistas opositores.

En Rovno, los manifestantes se apoderaron de la base de las fuerzas antidisturbios "Berkut", expulsaron del edificio a los agentes y bloquearon con barricadas el centro de la ciudad.

Según el portal comments.us, en Lutsk, una de las ciudades más antiguas de la región occidental de Volinia, los radicales asaltaron la sede del Partido Comunista de Ucrania y quemaron la oficina del oficialista Partido de las Regiones.

Alrededor de dos mil manifestantes se congregaron en la plaza central de Úzhgorod en señal de apoyo a los opositores de Kiev, que exigen la destitución de Yanukóvich y protestan contra la decisión de los oficialistas de suspender la asociación con la Unión Europea.

Centenares de activistas irrumpieron en la sede de la alcaldía de esa ciudad sin que los agentes de policía ofrecieran resistencia.

La violencia empezó el martes en el centro de Kiev, con decenas de heridos de bala en ambos bandos.

Se desató por la mañana durante la marcha de miles de manifestantes hacia la Rada Suprema (Parlamento ucraniano), justo después de que entrara en vigor la amnistía de todos los detenidos en las protestas de los últimos tres meses.

Los enfrentamientos empezaron cuando la policía intentó impedir el paso de una multitudinaria marcha opositora para demandar la restitución de la Constitución de 2004, que limitaría los poderes del presidente.

Presidente amenaza con usar la fuerza

El presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, advirtió el miércoles a sus oponentes que podría desplegar la fuerza contra ellos después de lo que calificó como un intento de "toma de poder" por medio de incendios y asesinatos.

En un comunicado en la madrugada mientras los resteados manifestantes se enfrentaban con policías antidisturbios en el centro de Kiev, Yanukovich recalcó que se había abstenido de usar la violencia desde el inicio de las protestas y que había ofrecido insistentemente el diálogo y posibles elecciones.

Pero afirmó que estaba siendo presionado por sus asesores para que tomara una línea más dura.

Sin ningún mandato del pueblo, ilegalmente y en una violación de la Constitución de Ucrania, estos políticos -si se puede usar ese término- han recurrido a la matanza, a los incendios provocados y a los asesinatos para tratar de tomar el poder", dijo el presidente.

Llamo una vez más a los líderes de la oposición (...) a distanciarse rápidamente de esas fuerzas radicales que están provocando el derramamiento de sangre y los enfrentamientos con la policía", agregó.

Asimismo les advirtió que si quieren continuar con ese tipo de manifestaciones, deben reconocer que están apoyando a los radicales.

Hablando francamente, tengo asesores que están tratando de llevarme a las opciones más duras, al uso de la fuerza. Pero siempre he considerado el uso de la fuerza un error. Hay medidas mejores y más eficaces", dijo.

El mandatario reiteró su voluntad de organizar nuevas elecciones y respetar los resultados si gana la oposición. Pero dijo que sus adversarios han hecho demandas para tomar el poder inmediatamente.

Por su parte, uno de los líderes de la oposición, el boxeador convertido en político Vitaly Klitschko, dijo a un periódico alemán que Yanukovich quiere un nuevo diálogo y que él está dispuesto a asistir si la policía detiene sus acciones en contra de los manifestantes.

El presidente quiere hoy otra reunión con la oposición y estamos dispuestos", dijo Klitschko, citado en el sitio web del diario Bild, donde es un columnista regular.

Nuestra demanda es clara: el despliegue de la policía contra los manifestantes debe detenerse de inmediato, debe haber una inmediato cese al fuego para las negociaciones", añadió.

La UE analiza sanciones

Los embajadores de los países de la Unión Europea (UE) estudian hoy adoptar sanciones contra "los responsables de la represión" en Ucrania, que deben ser respaldadas de forma unánime por los Veintiocho y que podrían ser aprobadas oficialmente mañana por los ministros de Exteriores comunitarios.

Estamos hablando de medidas restrictivas contra los responsables de la represión y violaciones de los derechos humanos", informó en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE) Maja Kocijancic, portavoz de la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, al tiempo que recordó que la decisión de adoptar sanciones debe hacerse con la unanimidad de los Estados miembros.

Las sanciones pueden incluir desde la congelación de bienes a la prohibición de viajar a territorio comunitario a una lista de personas que propondrá en principio la oficina de la UE en Kiev, hasta un embargo de armas o material que pueda utilizarse para la represión interna, indicaron fuentes comunitarias.

Rusia condena 'intento golpista'

Rusia condenó la violencia desatada por los radicales ucranianos y considera sus acciones un "intento de golpe de Estado", afirmó hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Moscú condena firmemente la violencia de los elementos radicales, que han violado los acuerdos y han aprovechado la amnistía de los detenidos para, luego, pasar inmediatamente a acciones de violencia", dijo Peskov, citado por las agencias rusas.

El portavoz recalcó que las acciones de los radicales ucranianos "pueden considerarse y se consideran en Moscú sólo como un intento de golpe de Estado".

Agregó que, en opinión del presidente ruso, Vladimir Putin, "toda la responsabilidad de lo que ocurre actualmente en Ucrania es de los extremistas".

Moscú ha respaldado y respalda el diálogo entre todas las fuerzas políticas civilizadas de Ucrania", subrayó Peskov, quien recalcó que las autoridades rusas le desean a sus colegas ucranianos que solucionen lo antes posible la situación creada.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red