Náufrago salvadoreño deja el hospital después de una semana

La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez dijo que el pescador se encuentra en buen estado físico y psicológico

COMPARTIR 
18/02/2014 15:03 Reuters/ Fotos: EFE
SAN SALVADOR, 18 de febrero.- El náufrago salvadoreño José Alvarenga, quien permaneció 13 meses a la deriva en altamar, abandonó este martes el hospital después de una semana de evaluaciones médicas y aseguró que no volverá al mar.
Visiblemente repuesto, Alvarenga caminó hasta la entrada del hospital acompañado de familiares y de la ministra de Salud.
Al momento de salir del centro hospitalario, el pescador alzó su mano en señal de victoria y mostró una sonrisa abrazando a sus padres.
 
Visiblemente repuesto, Alvarenga caminó hasta la entrada del hospital acompañado de familiares y de la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, quién aseguró que el pescador salvadoreño padece de talasofobia (miedo al mar).
 
Ante las insistentes preguntas de la prensa, el pescador únicamente negaba o confirmaba con voz apagada y elevaba constantemente sus brazos al aire.
 
"No (voy a regresar al mar). Por el momento, no", dijo Alvarenga a la prensa cuando le preguntaron hacia dónde se dirigía tras ser dado de alta.
 
Agradezco a la ministra y a ustedes por darme su apoyo. Que Dios los bendiga", dijo el pescador originario de Garita Palmera.
 
El náufrago fue encontrado a finales de enero en Ébano, una pequeña isla cercana a las Islas Marshall, tras pasar 13 meses en el mar después de haberse embarcado junto con otro pescador en el sur de México a finales del 2012.
 
Ambos naufragaron por problemas con el motor de su embarcación tras una tormenta. Su compañero murió tiempo después. Alvarenga habría sobrevivido a la deriva comiendo peces, tortugas y sangre de tortuga.
 
Foto: Especial
 
Luego de su arribo a El Salvador hace una semana, fue trasladado a un hospital en la ciudad de Santa Tecla, a unos 12 kilómetros de la capital, tras reunirse con sus padres y una hija adolescente.
 
La ministra Rodríguez dijo que el pescador se encuentra en buen estado físico y psicológico y que únicamente deberá recibir atención fisioterapéutica para curar una lesión en la columna.
 
En este momento está en condiciones de salir. Lo único que no sé es si por fin decidieron llevarlo a otra casa por el problema que él tenía de fobia al mar", agregó la funcionaria.
 
kgb 

Comentarios

Lo que pasa en la red