Líder opositor venezolano prófugo se entrega a la policía

Tras encabezar una marcha en Caracas, Leopoldo López acude a las fuerzas de seguridad durante una protesta multitudinaria

COMPARTIR 
18/02/2014 23:17 EFE / Fotos: AP y Reuters
El momento exacto en el que Leopoldo López es custodiado por las fuerzas de seguridad tras entregarse voluntariamente (Foto: @teleSURtv)

CARACAS, 19 de febrero.- El líder opositor venezolano Leopoldo López, acusado por la muerte de tres manifestantes la semana pasada, se entregó ayer a la policía entre miles de seguidores que intentaron impedir que se lo llevaran.

López apareció entre una multitud opositora de la Plaza Brión y desde lo alto de un monumento al prócer cubano José Martí anunció que se entregaría.

“Me presento ante la justicia injusta, ante una justicia corrupta”, gritó López, vestido de blanco y portando un crucifijo.

Llevaba una flor blanca y la bandera venezolana mientras la multitud gritaba “¡Libertad, libertad!” y “¡Va a caer, y va a caer, este gobierno por corrupto va a caer!”

Con gritos, consignas y aplausos le pedían que no se entregara a la Guardia Nacional, que
desde temprano se había instalado en esa plaza situada en el distrito Libertador, un feudo chavista.

“Si mi encarcelamiento sirve para el despertar de un pueblo, valdrá la pena mi encarcelamiento infame”, les dijo López, quien abiertamente promueve la “salida” del gobierno de Nicolás Maduro.

El Presidente venezolano fue quien ordenó la detención de López, acusándolo de incitar a la violencia en la protesta del pasado miércoles, en la que murieron tres personas. Hasta el cierre de esta edición los muertos durante las recientes manifestaciones han sido cinco.

López se bajó de la estatua, abrazó a su esposa y con el rostro tranquilo se dirigió, entre un enjambre de simpatizantes y cámaras de los medios, hacia los guardias nacionales, que lo introdujeron en un camión con rejas y pequeñas ventanillas.

El vehículo, rodeado por un cordón de guardias, arrancó pero su andar fue tortuoso, lento, errático, ante los cientos de simpatizantes que no se resignaban a ver a López detenido.

“Hermanos, soy Leopoldo, estoy bien, permítannos avanzar sin violencia. Les doy las gracias, pero les pido de corazón que nos dejen pasar, les pido que no caigan en la tentación de la violencia”, dijo a través de un megáfono desde el interior del vehículo.

Las protestas eran por su detención pero también por la elevada inflación y la falta de productos básicos.

Encarcelado fuera de Caracas

El presidente Maduro indicó que el opositor López fue recluido en una cárcel fuera de Caracas, alegando que es para “salvarle” la vida.

Maduro afirmó que López fue acompañado por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, hasta el lugar de reclusión, que no ha sido revelado.

Sin embargo, los abogados defensores de López, citados en un comunicado del partido Voluntad Popular, indicaron que podría pasar la noche (ayer) en la cárcel militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas.

“En estos momentos el compañero (Cabello) se dirige, él manejando su carro. Está llevando a una cárcel fuera de Caracas a Leopoldo López para que responda ante la justicia. Para que ustedes vean qué hacemos en una revolución para garantizar la paz, nosotros terminamos cuidando la vida de Leopoldo López”, enfatizó Maduro.

En una concentración cerca de la casa de gobierno en Caracas, con motivo de la firma del contrato de trabajo del sector petrolero, Maduro afirmó que la derecha de Miami movilizó “grupos extraños” cuando se enteraron de que López se entregaría.

“Buscaban matarlo para llevarnos a un guerra civil. Nosotros somos gente decente, no odiamos a nadie”, dijo.

El expresidente colombiano Álvaro Uribe, candidato al Senado, dijo que el mundo debe exigir la libertad inmediata del venezolano López.

Comentarios

Lo que pasa en la red