Autoridades de Venezuela irrumpen partido de oposición

La policía allanó la sede en Caracas de la organización política Voluntad Popular sin una orden de cateo; no encontraron a Leopoldo López

COMPARTIR 
17/02/2014 23:45 DPA, AFP, AP y Reuters

CARACAS, 18 de febrero.– El partido opositor Voluntad Popular denunció ayer que sus oficinas en Caracas fueron revisadas por agentes de seguridad, presuntamente buscando a su líder, Leopoldo López, quien es acusado de instigar las protestas violentas de la última semana en el país.

Voluntad Popular dijo que agentes de seguridad armados buscaban además al portavoz del grupo, Carlos Vecchio, quien horas antes reafirmó que López encabezará hoy una manifestación hasta el Ministerio de Interior para responder a una orden de arresto en su contra.

Luego de la visita de la policía, Vecchio dijo que el partido “no tiene nada qué esconder”.

“No tenemos miedo. Mañana (martes) estaremos en la calle acompañando a Leopoldo López, nosotros seguiremos en la calle de forma pacífica”, declaró.

Vecchio denunció que los agentes no presentaron la orden de allanamiento, ni estaban identificados. Agregó que causaron daños a la propiedad, sometieron y amedrentaron al personal presente con una “actitud represiva y hostil”.

Por su parte, el ministro del Interior, Miguel Rodríguez, respondió que López “no tiene nada qué buscar” en su despacho, en referencia a la marcha convocada para hoy por el opositor, que llegará hasta esa sede del gobierno.

“Creo que (López) se fumó una lumpia (está drogado o alucina), porque tiene que entender que yo ni emito órdenes de captura, ni soy juez de la república. Éste es un Estado donde cada institución tiene un rol. Quien tiene la autoridad de la investigación es el Ministerio Público, que se presente en otro lado porque el ministerio no tiene nada que ver con la orden que se emitió en su contra, que asuma su responsabilidad ante el país”, declaró.

Igualmente, el alcalde de Caracas y dirigente oficialista, Jorge Rodríguez, dijo que ningún dirigente de Voluntad Popular ha solicitado la autorización para la marcha, un requisito que es necesario para las manifestaciones.

Pero López siguió convocando a la marcha hasta el Ministerio del Interior, donde se entregará a la policía venezolana.

Terminará su inhabilitación

Leopoldo López, a quien el gobierno quiere aprehender por considerarlo instigador de violentas protestas que provocaron la muerte de tres personas, es un combativo antichavista que está privado del derecho de aspirar a cargos electivos por decisión de la justicia.

Con 42 años, López es uno de los tres dirigentes de la oposición considerados radicales, pues fue uno de los políticos que en abril de 2002 llamaron a las manifestaciones opositoras que derivaron en un golpe de estado que sacó brevemente del poder al entonces presidente Hugo Chávez.

En 2008, López fue inhabilitado por la justicia para ejercer cargos públicos tras ser acusado de recibir, en 1998, recursos de la gerencia de Petróleos de Venezuela (PDVSA), que ocupaba su madre Antonieta Mendoza, para una fundación del partido opositor Primero Justicia, donde militó hasta 2006.

Antes de esa inhabilitación que culmina este año, López fue alcalde del municipio de Chacao por dos periodos, en los que también fue acusado de desviar recursos.

Nacido en Caracas el 29 de abril del 1971, casado y con dos hijas, López tiene estudios de Economía en la Universidad de Harvard.

Conocido por su ambición y su carácter confrontador, impulsa, bajo el lema “La Salida”, la táctica de realizar protestas callejeras para forzar el fin del gobierno de Nicolás Maduro, algo que ha sido calificado de golpista por el chavismo.

Dicha estrategia también genera reticencias entre dirigentes de la opositora Mesa de la Unidad Democrática, entre ellos su líder y excandidato presidencial Henrique
Capriles.

Echan a diplomáticos de EU

Venezuela dio ayer un plazo de 48 horas a tres funcionarios consulares de Estados Unidos para abandonar el país, luego de acusarlos de “financiar y promover” a los grupos opositores que han generado la violencia callejera en los últimos días.

El ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, informó que los funcionarios expulsados son Brent McCusker, segunda secretaria de la embajada de Estados Unidos en Venezuela; Elsen Gordon, segundo secretario y vicecónsul, y Clark Lee, segundo secretario de la embajada y quien “ha estado también implicado en actividades de organización y promoción de estos
grupos”.

“Todos estos funcionarios están obligados a retirarse de la patria soberana independiente de Venezuela en 48 horas, por estar participando en la organización y promoción de estos grupos que hoy intentan generar la violencia en nuestro país”, señaló en una rueda de prensa.

El canciller explicó que el gobierno decidió la medida poco después que el embajador de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, fue llamado por el Departamento de Estado norteamericano, donde el subsecretario adjunto para América del Sur, Alex Lee, pidió que se transmitiera un mensaje a Caracas para advertir sobre una serie de “condiciones”.

Dijo que Washington pidió que el gobierno de Maduro inicie un diálogo con la oposición, que libere a los detenidos y advirtió que el arresto de López podría generar y consecuencias.

“Esto es muy grave y así lo denunciamos ante la comunidad internacional”, recalcó y agradeció los pronunciamientos del Mercosur, la Unasur y varios países sobre la situación.

La portavoz del departamento de Estado, Jen Psaki, calificó de “falsas y sin sustento” las acusaciones de Venezuela.

“Apoyamos los derechos humanos y las libertades fundamentales en Venezuela y en todos los países del mundo. Pero como hemos dicho siempre, le corresponde al pueblo venezolano decidir el futuro político de Venezuela”, dijo.

José Mujica, preocupado

El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo que las noticias que llegan desde Venezuela “no son para nada gratas”, en alusión a la violencia.

“Las noticias que llegan no son para nada gratas”, dijo Mujica al diario uruguayo La República, al destacar que espera “que los ánimos se pongan un poco más racionales”.

En Venezuela “hay un fuerte problema de contrabando que explota en la diferencia cambiaria y eso crea un caldo de cultivo muy embromado (complicado) con un origen económico que provoca ciertas dificultades de abastecimiento en una sociedad que consume mucho”, reflexionó Mujica.

En tanto, el comité organizador de la 23 Feria Internacional del Libro Cuba 2014 rechazó las recientes manifestaciones en Venezuela y acusó a la oposición de tratar de desestabilizar al gobierno de Maduro.

Comentarios

Lo que pasa en la red