Atentado contra tren deja 8 muertos en Pakistán

Una bomba hace descarrilar un tren en el distrito de Kashmor; el ataque se lo atribuyó el separatista Ejército de la República Baluchi

COMPARTIR 
16/02/2014 11:28 AP / Fotos: Tomadas de Twitter
Otras 20 personas resultaron heridas por la explosión.

KARACHI, 16 de febrero.- Un grupo separatista étnico hizo estallar una bomba que descarriló el domingo un tren en el suroeste de Pakistán y mató a ocho personas, dijeron la policía y los insurgentes.

Tres de los fallecidos eran niños.

Otras 20 personas resultaron heridas por la explosión en el distrito de Kashmor, descarrilando además varios vagones, dijo el policía Mohamad Azeem.

Kashmor está en la provincia de Sindh, pero limita con Baluchistán, un reducto insurgente.

El atentado se lo atribuyó el Ejército de la República Baluchi, uno de los grupos separatistas baluchis que operan en la provincia, rica en recursos naturales. Insurgentes ligados a Al-Qaeda están igualmente presentes en la zona.

El vocero del grupo, Sarbaz Baluch, dijo en una llamada telefónica desde un lugar desconocido que el ataque fue una reacción de lo que consideró asesinatos en la región de Dera Bugti, en Baluchistán, por parte de los paramilitares paquistaníes.

El grupo dinamitó además la semana pasada tres gasoductos, interrumpiendo el suministro a millones de hogares durante dos días.

Los canales locales de la televisión paquistaní mostraron varios vagones descarrillados y extensamente dañados. El ministro de ferrocarriles de Pakistán, Saad Rafiq, dijo que las autoridades trabajaban para reparar la vía lo antes posible.

Atacan a equipo de vacunación

Mientras tanto, una bomba al pie de carretera mató a un policía que protegía a un equipo de la vacunación contra la poliomielitis en las afueras de la ciudad noroccidental de Peshawar.

El policía Ibrahim Khan dijo que otro agente resultó herido en el ataque durante la campaña semanal de vacunación en el área de Budhni.

Khan dijo que ambos agentes patrullaban una carretera de acceso al barrio suburbano en que eran vacunados los niños.

Los equipos de vacunación o sus protectores han sido atacados con frecuencia por los insurgentes islámicos paquistaníes, quienes creen que esas campañas son un medio de espionaje y sostienen que las vacunas hacen a los muchachos estériles.

Pakistán es uno de los pocos países en los que persiste la poliomielitis y la mayor parte de los casos ocurren en el noroeste, donde los insurgentes dificultan la campaña de vacunación.

Ningún grupo de atribuyó la responsabilidad de este incidente.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios