Diálogo de paz sobre Siria queda en suspenso

Concluye la segunda ronda de negociaciones sin un acuerdo sobre una próxima reunión; el mediador internacional reconoce parálisis y ofrece disculpas

COMPARTIR 
15/02/2014 11:19 EFE
El mediador internacional Lajdar Brahimi se disculpó el sábado con el pueblo sirio por la falta de avances en las conversaciones de paz de Ginebra.

GINEBRA, 15 de febrero.- Las dos delegaciones sirias que representan al Gobierno y la oposición terminaron hoy la segunda ronda de negociaciones sin un acuerdo sobre una próxima reunión y la continuación del proceso de paz.

Creo que es mejor que cada parte reflexione y asuma la responsabilidad si quieren que sigamos", manifestó en rueda de prensa el mediador internacional, Lajdar Brahimi.

Brahimi, visiblemente pesimista sobre el rumbo del proceso, pidió disculpas en varias ocasiones por la ausencia de progresos.

Aunque no han acordado una fecha para una nueva tanda, las partes sí que se han puesto coinciden en cuanto a la agenda de las negociaciones en una hipotética tercera ronda, que Brahimi espera llegue a celebrarse en algún momento.

La propuesta de Brahimi para esa próxima reunión aceptada por las delegaciones es discutir el primer día que vuelvan a verse las caras el fin de la violencia y la lucha contra el terrorismo; y el segundo día estaría reservado a la formación de un órgano de gobierno transitorio.

Al menos hemos acordado una agenda, pero falta decidir la manera de abordarla", añadió el mediador.

A pesar de que durante esta semana el diálogo entre las partes ha estado totalmente bloqueado por sus diferencias de criterio sobre esa agenda, Brahimi expresó que cree que llegará a producirse esa tercera ronda, que en un principio se iba a celebrar tras una semana de receso.

El mediador reconoció que en esta segunda tanda de conversaciones no se han logrado avances, pero recordó que de la anterior fase negociadora salió un pequeño acuerdo para una tregua humanitaria en Homs, que "abre una nueva esperanza para comenzar a salir de esta crisis".

Brahimi tiene previsto viajar en las próximas semanas a Nueva York para informar al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y al Consejo de Seguridad.

Sobre el rol que Washington y Moscú, como promotores de proceso, podrían desempeñar en los próximos encuentros entre sirios, el mediador señaló que los rusos y norteamericanos son "socios de la ONU y miembros importantes del Consejo de Seguridad".

Ninguno de ellos puede apartar la vista de la crisis en Siria. Por supuesto que habrá trabajo conjunto entre la ONU y estos países", precisó.

El proceso de paz está estancado por las diferencias de criterio entre las partes para abordar el Comunicado de Ginebra, el documento base de las negociaciones acordaron Rusia y Estados Unidos en junio de 2012, que menciona el cese de las hostilidades y la necesidad de una transición política en Siria.

El Comunicado de Ginebra no es un fin sino algo que sirve para ayudar a ambas partes a que se sienten juntas, e iniciar el largo camino para acabar con el conflicto", dijo Brahimi al respecto.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios