Republicano prepara propuesta migratoria

En el proyecto de Darrell Issa los indocumentados contarían con permisos anuales de residencia

COMPARTIR 
13/02/2014 01:54 Manuel Ocaño/ Especial
La iniciativa que trabaja el congresista Darrell Issa pide que los beneficiados comprueben que tienen ingresos suficientes para sus gastos y los de sus familiares. Foto: AP
La iniciativa que trabaja el congresista Darrell Issa pide que los beneficiados comprueben que tienen ingresos suficientes para sus gastos y los de sus familiares. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de febrero.- Un congresista republicano de San Diego prepara una propuesta de reforma migratoria que, de aprobarse, sólo otorgaría a los indocumentados permisos anuales con un máximo de seis años para permanecer en el país, pero a condición de que se registren ante el Departamento de Seguridad Interior (HSD) o de lo contrario serían deportados.

Una copia del borrador de la iniciativa Acta de Responsabilidad de los Extranjeros, del congresista Darrell Issa, a la que Excélsior tuvo acceso, dice que la ley daría permiso para permanecer condicional y temporalmente en el país a los indocumentados que llegaron antes del 1 de enero de 2013.

La ley otorgaría “condición no inmigrante por un año, renovable hasta por seis años con permiso de trabajo”. Pero después de ese plazo tendrían que abandonar Estados Unidos.

Los indocumentados tendrían que probar que han vivido constantemente en el país y que tienen ingresos suficientes para sí mismos y sus dependientes; tendrían prohibido el acceso a servicios públicos.

Quedarían excluidos los indocumentados que llegaron después de la fecha límite, y los que tengan antecedentes delictivos, los que representen riesgo, y aquellos con ingresos insuficientes para mantenerse a sí mismos y a sus dependientes.

Los indocumentados “que fallen en registrarse y cooperar con el HSD tendrán oportunidad de salir del país voluntariamente mediante sus propios gastos” o serían procesados.

Según el congresista autor de la iniciativa, quien encabezó la investigación sobre el caso de trasiego de armas Rápido y Furioso, este plan permitiría a las empresas que ahora dependen de los trabajadores indocumentados continuar sus operaciones sin interrupción.

La propuesta dice que los patrones que patrocinen a sus empleados indocumentados para acogerse a la ley y que se aseguren que los trabajadores cumplen con obligaciones tributarias, quedarían exentos de responsabilidad por contratos anteriores con indocumentados.

Issa, uno de los congresistas más adinerados, no es miembro del comité de asuntos migratorios, pero sí del poderoso Comité Judicial del Congreso.

El legislador expresó desde hace cuatro meses que elaboraba una propuesta republicana de reforma migratoria que, según explicó, significaba un “camino intermedio”, que no fuera “una amnistía”, con lo que quiso decir que no ofrecería residencia legal permanente ni opción de ciudadanía, pero tampoco se limitaría a exigir que unos 11 millones de indocumentados fueran deportados.

El documento señala que actualmente hay millones de indocumentados en el país que deben identificarse, y que “las soluciones de meramente criminalizar su presencia en Estados Unidos causará que millones de ellos continúen en las sombras, trabajen ilegalmente y prevengan que el gobierno y las agencias del orden los identifiquen”.

El borrador tiene suprimidas anotaciones sobre restricción para que participaran en el plan los familiares de indocumentados y los que tienen casos de deportación pendientes.

 Cuestionado al respecto, un portavoz del congresista dijo que Issa hace constantes cambios a la propuesta.

Christian Ramírez, el director de la Coalición de Comunidades Fronterizas, opinó que el congresista Issa “elabora una propuesta más bien descabellada, que excluye muchos puntos importantes”.

Al parecer del dirigente, que ha participado en unas 15 discusiones sobre la reforma migratoria en Washington en los últimos 12 meses, con esta propuesta el congresista “buscaría posesionarse del tema migratorio para ganar liderazgo al interior de la mayoría republicana en la Cámara baja”.

 En su propuesta, Issa se abstiene de referirse a la frontera porque, aunque es tema recurrente republicano, el legislador de San Diego opina que la zona limítrofe es vínculo de crecimiento económico regional, explicó Ramírez.

Comentarios

Lo que pasa en la red