Las dos Coreas celebran primera reunión de alto nivel en siete años

Funcionarios de Seúl y Pyongyang dialogan en una localidad fronteriza; el encuentro se realizó sin agenda preacordada y analizaron formas de mejorar sus relaciones

COMPARTIR 
12/02/2014 09:50 Reuters / Fotos: AP y Reuters

SEÚL, 12 de febrero.- Corea del Sur y Corea del Norte mantuvieron el miércoles sus primeras conversaciones de alto nivel en siete años en su fortificada frontera, donde analizaron formas de mejorar sus relaciones, mientras Seúl y Washington se preparaban para realizar ejercicios militares que han irritado a Pyongyang.

El encuentro fue acordado con inusual celeridad y gran secretismo ante la sugerencia de Corea del Norte, y es el último ejemplo de algunas señales conflictivas desde Pyongyang que incluyen una cancelación abrupta de una invitación para que un enviado estadunidense visite el aislado país.

Ambas partes se reunieron en Panmunjom, en la frontera, sin agenda preacordada y debatieron una serie de temas, entre ellos encuentros de familias separadas durante la Guerra de Corea de 1950-1953, dijo un funcionario surcoreano.

Pyongyang demandó que Seúl y Washington suspendan los ejercicios militares, que está previsto que comiencen más adelante este mes.

Las dos partes tienen grandes incentivos para buscar un acuerdo que pueda poner fin a un largo estancamiento.

Si Corea del Norte regresa con un compromiso en términos de mejora en las relaciones Norte-Sur, eso implicará una mejor atmósfera para que Kim Jong Un visite China y una justificación para intentar mantener conversaciones de alto nivel con Estados Unidos", dijo el experto del Instituto Sejong en las afueras de Seúl, Cheong Seong-chang.

El líder norcoreano Kim estaría buscando concretar una visita a China, el principal aliado y benefactor de Corea del Norte, para reforzar su legitimidad como líder. Con apenas poco más de 30 años, Kim llegó al poder cuando su padre murió repentinamente en 2011.

La delegación surcoreana estuvo liderada por el viceasesor de seguridad nacional del presidente, Park Geun-hye. Corea del Norte envió al segundo funcionario de más alto rango del departamento del Partido de los Trabajadores, a cargo de las relaciones con Seúl.

El encuentro se produjo antes de que las dos partes mantengan una serie de reuniones previas con miembros de familias separadas desde la guerra, considerado como un evento humanitario de gran relevancia por Corea del Sur.

No obstante, Pyongyang ha amenazado con cancelar las reuniones, alegando la presencia la semana pasada de un bombardero B-52 estadunidense con capacidad nuclear cerca de la Península Coreana.

Corea del Sur paralizó todo comercio y la mayoría de las inversiones en el Norte en mayo del 2010, luego del hundimiento de uno de sus buques de guerra, por lo que responsabilizó a Pyongyang.

Un proyecto fabril conjunto en la ciudad fronteriza de Kaesong en Corea del Norte, que genera salarios anuales por 90 millones de dólares para el empobrecido Estado, es el último símbolo de cooperación económica entre ambas Coreas.

jrr

Relacionadas

Comentarios