Irán pide pláticas nucleares justas

Durante el 35 aniversario de la Revolución Islámica, el presidente Hassan Rohani dijo que está dispuesto a negociar con Occidente, pero que no detendrá su programa de enriquecimiento de uranio

COMPARTIR 
12/02/2014 02:59 AP, EFE, DPA, AFP y Notimex / Fotos: AP

TEHERÁN, 12 de febrero.— El presidente iraní, Hassan Rohani, descartó que se frene el programa nuclear que lleva a cabo su país y pidió a las potencias mundiales sostener conversaciones “justas y constructivas” al respecto, en su discurso con motivo del 35 aniversario de la Revolución Islámica en ese país.

Irán celebró ayer el aniversario de la revolución de 1979 con manifestaciones masivas, con lemas en contra de Estados Unidos e Israel.

La multitud quemó banderas estadunidenses e israelíes con imágenes del presidente Barack Obama y del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, coreando consignas como “¡Abajo Estados Unidos!” y “¡Muerte a Israel!”, que son comunes en la mayoría de las manifestaciones iraníes, pero que ahora tuvieron como trasfondo la nueva política de Rohani de acercamiento Occidente.

Rohani hizo su apelación antes de las conversaciones de la próxima semana entre Irán y seis potencias mundiales que buscan eliminar los temores occidentales de que Teherán pueda utilizar su programa nuclear para fabricar armas atómicas. Ambas partes se reunirán el 18 de febrero en Viena para tratar de transformar un histórico acuerdo interino, alcanzado en noviembre, en un acuerdo permanente.

Irán está resuelto a mantener conversaciones justas y constructivas en el marco de la reglamentación internacional y esperamos ver esa intención del otro lado también”, dijo Rohani a miles de personas reunidas en la Plaza Azadi (Libertad) de Teherán y calles aledañas.

“Este país pertenece a todo el pueblo, no a una fracción política determinada”, señaló, al tiempo que invitó a sus críticos conservadores a una “reconciliación nacional”.

Las “nuevas condiciones marco” en política exterior en Irán deben llevar a una sustitución de un curso de confrontación por otro de cooperación.

“Irán va en serio con el fin de la confrontación”, dijo Rohani. Occidente debe ponerse “nuevas gafas” y ver a Irán como socio y no como amenaza.

Irán no atacó militarmente a ningún país en los últimos 200 años, sino que tan sólo se defendió consecuentemente de los ataques sufridos.

La caída del último sha

Los iraníes celebraron la revolución que derrocó al sha Mohamed Reza Pahlavi, un jefe de estado proestadunidense, y colocó en el poder a gobiernos islamistas. La prensa estatal informó de varias manifestaciones similares en todo el país y dijo que atrajeron a millones de personas.

Teherán y las potencias occidentales llegaron a un acuerdo provisional en noviembre por el cual Irán se comprometió a limitar su polémico programa de enriquecimiento de uranio a cambio de que Occidente levante las sanciones económicas que han dañado la economía iraní.

Se supone que el acuerdo duraría seis meses, mientras Irán y el grupo de seis naciones —los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania— negociaban un acuerdo final.

El Presidente iraní afirmó que las conversaciones deben ser “sobre la base de las buenas intenciones y la paz”.

Si algunos tienen la ilusión de que en la mesa existe una amenaza contra la nación iraní, les decimos que necesitan anteojos nuevos”, afirmó Rohani ante los manifestantes en Teherán.

Rohani añadió que el camino de su país “hacia la cumbre del progreso, la ciencia y la tecnología, incluida la tecnología nuclear con fines pacíficos, será continuo”.

Estados Unidos e Israel han dicho que no descartan una opción militar contra el programa nuclear de Irán, que Occidente sospecha enmascara un intento por desarrollar armas nucleares.

Irán niega las acusaciones, insistiendo en que el programa sólo tiene fines pacíficos, como la generación de electricidad y para tratamientos médicos.

 

Obama lanza advertencia

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió ayer que está dispuesto a actuar con dureza contra cualquier empresa que viole las sanciones impuestas contra Irán pese a la vigencia del acuerdo interino para detener el programa nuclear persa.

Les caeremos como una tonelada de ladrillos”, alertó Obama.

Irán llegó en noviembre a un acuerdo provisional de seis meses con la comunidad internacional mediante el cual se comprometió a detener parte de su programa nuclear a cambio de la suspensión parcial de las sanciones económicas.

Por su parte, el presidente de Irán, Hassan Rohani, restó importancia a las amenazas de los enemigos, refiriéndose a EU.

Las amenazas contra Irán son inútiles e infantiles, ya que nuestra nación ha resistido diferentes tipos de amenazas enemigas y ha emergido victoriosa”, afirmó Rohani.

Aseguró que los iraníes no tienen miedo de las sanciones impuestas por Occidente contra Teherán, por lo que exhortó a Occidente a cambiar su retórica a la hora de tratar con la república islámica.

Temor a un arma atómica

El director nacional de Inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, dijo que Irán tiene la capacidad científica, técnica e industrial para producir armamento nuclear si así lo decide, aunque lo detectarían a tiempo.

Clapper aseguró que la transición desde la tecnología nuclear civil a la militar en Irán es “una decisión política, no técnica”. También reiteró que la relajación de las sanciones ayudarán al proceso de negociación, y aseguró que sería negativo que el Congreso las incrementara.

Comentarios

Lo que pasa en la red