Frenan obras de ampliación del Canal de Panamá

La constructora y el gobierno panameño no llegaron a un acuerdo sobre quién asumirá los sobrecostos de la obra

COMPARTIR 
06/02/2014 02:36 Reuters, AFP y AP
El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá, Jorge Quijano, habló ayer sobre la situación de las obras. Foto: Reuters
El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá, Jorge Quijano, habló ayer sobre la situación de las obras. Foto: Reuters

CIUDAD DE PANAMÁ, 6 de febrero.— Gran parte de los trabajos de ampliación del Canal de Panamá quedaron detenidos ayer luego de que fracasaron las negociaciones entre el consorcio constructor y la autoridad de la vía interoceánica sobre quién asumirá los millonarios sobrecostos de la obra.

El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr, y el gobierno de Panamá mantienen una disputa sobre los mil 600 millones de dólares de sobrecostos en el proyecto y en los últimos días sostenían conversaciones en la búsqueda de una solución.

GUPC dijo en Madrid que la ruptura ponía en riesgo la propia expansión de la ruta transoceánica, que podría verse retrasada hasta cinco años, según previsiones de una aseguradora, y atribuyó el fracaso a la “posición injustificadamente rígida” de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

“Sin una solución inmediata, Panamá y ACP enfrentarán años de disputas ante los tribunales nacionales e internacionales sobre los pasos que han llevado el proyecto al borde del fracaso”, asesguró el consorcio en un comunicado.

Por su parte, el jefe de la ACP, Jorge Quijano, señaló en Ciudad de Panamá que el consorcio ha sido “inflexible” en su posición y que ahora la autoridad evalúa los próximos pasos a seguir. Asimismo, advirtió que los trabajos serán terminados en 2015, de acuerdo con el calendario, “con o sin GUPC”.

“La distancia entre las partes se mantuvo demasiado grande, principalmente porque las pretensiones de GUPC han atentado contra los intereses de Panamá y su canal”, agregó Quijano.

“En estas negociaciones cada vez que se acercaba a un acuerdo, GUPC endurecía su posición y regresaba a su propuesta inicial de que ACP sería  responsable por las cifras exorbitantes por los supuestos sobrecostos”, señaló.

Sin embargo, Quijano expresó optimismo de que aún había una ventana para llegar a un acuerdo, aunque también advirtió que se cerraba minuto a minuto.

GUPC también destacó que la situación ponía en peligro hasta 10 mil puestos de trabajo, cuyas nóminas para esta semana están ahora en el aire, pendientes de una factura de 50 millones de dólares discutida en las últimas reuniones.

La ACP ya ha dicho que está dispuesta a asumir el control de la ampliación si el consorcio cumple la amenaza de parar las obras.

Analistas de Banc Sabadell dijeron en un informe para clientes que el retraso en el proyecto tendría un costo elevado para Panamá, que espera que la ampliación genere millones de dólares en ingresos proyectados en peajes al posibilitar el tráfico de barcos de mayor tamaño.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red