Admiten fallas ante tormenta

Nathan Deal, gobernador de Georgia, reconoció que la respuesta de las autoridades ante el temporal es mala

COMPARTIR 
31/01/2014 02:42 Notimex y EFE
Georgia ya trabaja con agencias estatales y federales para establecer mejores planes de prevención ante fenómenos naturales, afirmó el gobernador Nathan Deal. Foto: Reuters
Georgia ya trabaja con agencias estatales y federales para establecer mejores planes de prevención ante fenómenos naturales, afirmó el gobernador Nathan Deal. Foto: Reuters

WASHINGTON, 31 de enero.— El gobernador del estado de Georgia, Nathan Deal, aceptó ayer la responsabilidad por el deficiente manejo de la emergencia ocasionada por la tormenta de nieve el pasado martes, que afectó varios estados del sur de Estados Unidos.

Apuntó que la prioridad ahora es retirar los miles de vehículos abandonados en las carreteras.

“Acepto la responsabilidad por el hecho de que no hicimos los preparativos con la suficiente anticipación para evitar esas consecuencias”, señaló el gobernador.

Deal afirmó que no está satisfecho con la respuesta ofrecida por parte de su gobierno e indicó que ya se trabaja con agencias estatales y federales para establecer mejores planes de prevención.

El funcionario ofreció una disculpa al público en general y a los padres de familia cuyos hijos tuvieron que pasar la noche en los camiones escolares o en las escuelas, debido al congestionamiento en las carreteras interestatales.

El mandatario estatal enfrentó críticas por desestimar las advertencias meteorológicas sobre la tormenta y no prevenir el tratamiento de los caminos para evitar la acumulación de hielo y nieve.

La tormenta que desquició el tráfico en carreteras y caminos dejó a miles de personas atrapadas en sus vehículos hasta por 24 horas.

Deal informó que oficiales de la Guardia Nacional y la Patrulla Estatal de Georgia transportaron ayer al público a los lugares donde dejaron sus vehículos y están listos para proporcionar gasolina y recarga para baterías muertas.

Un total de 13 muertos, miles de coches abandonados en atascos, escuelas, negocios y oficinas públicas cerradas y cientos de vuelos cancelados es el resultado de la tormenta León, que afecta a gran parte del este y el sur del país.

Los efectos del temporal de frío y nieve se están haciendo notar en áreas, sobre todo en el sur, poco acostumbradas a sufrir inviernos como éste.

Mark W. McDonough, coronel de la Patrulla Estatal de Georgia, reportó que ayer se registraron más de cinco mil accidentes automovilísticos, con un saldo de 184 heridos y sólo un muerto relacionado con la tormenta en el área metropolitana de Atlanta.

Agregó que oficiales ayudaron a mil 184 conductores con problemas mecánicos en sus vehículos durante la emergencia y que fueron utilizados helicópteros y vehículos para llevar alimentos y agua a las personas atrapadas en los congestionamientos.

Comentarios

Lo que pasa en la red