Opositores bloquean votación en Tailandia; al menos un muerto

Miles de manifestantes impiden el paso a las casillas en Bangkok, donde se registraron enfrentamientos; en el resto del país la votación se desarrolló sin contratiempos

COMPARTIR 
26/01/2014 10:16 AP / Fotos: AP y Reuters

BANGKOK, 26 de enero.- Manifestantes opositores al gobierno se arremolinaron el domingo alrededor de decenas de casillas en la capital tailandesa para frenar votaciones adelantadas para los comicios de la semana próxima, y cerraron las puertas con cadenas, amenazaron a votantes e impidieron que centenares de miles de personas depositasen sus votos.

Un líder de las protestas fue muerto a tiros en una confrontación cerca de un colegio electoral en la que otras 11 personas resultaron heridas, al tiempo que choques aislados estallaron en otras partes de la capital.

El caos resalta el estado precario de la frágil democracia en Tailandia y la creciente debilidad del gobierno de la primera ministra Yingluck Shinawatra.

Yingluck convocó a los comicios del 2 de febrero en un fallido intento por aplacar meses de protestas callejeras, pero la policía no dispersó a las multitudes de manifestantes porque tiene órdenes de evitar violencia, que muchos temen daría a las fuerzas armadas una razón para un golpe de estado.

Aunque la mayoría de las casillas en Bangkok y muchas en los bastiones opositores en el sur se vieron forzadas a cerrar, la votación transcurrió en general sin problemas en el resto del país.

Aún así, los trastornos del domingo demostraron que los manifestantes que tratan de derrocar a Yingluck tienen la capacidad de obstaculizar las votaciones de la semana próxima y que es improbable que la comisión electoral se los impida.

La comisión, que concuerda con los manifestantes en la posición de que los comicios deberían ser aplazados, tiene la obligación legal de asegurar que los votantes registrados puedan depositar sus votos sin problemas. Pero el domingo, sus miembros "se quedaron de brazos cruzados y vieron el proceso desplomarse", dijo Sunai Phasuk, estudioso para Human Rights Watch.

La comisión debe ser un organismo neutral, pero críticos han acusado a sus miembros de tomar partido. Su principal ejecutivo ha posado para al menos una foto con manifestantes, y sus funcionarios no criticaron una violenta campaña de manifestantes para obstaculizar el registro de votantes en diciembre.

En forma similar, el domingo, la comisión no emitió ninguna condena pública a los intentos por impedir votaciones. Sunai dijo que miembros de la comisión no llamaron a las fuerzas de seguridad a defender la votación.

Cerca de 49 millones de los 64 millones de tailandeses están facultados para votar, y 2.16 millones solicitaron votar por adelantado.

El resultado de los comicios del domingo es visto como un presagio de la elección principal.

jrr

Relacionadas

Comentarios