Argentina relaja compra del dólar

La presidenta Cristina Fernández autorizó la compra de divisas para tenencia y ahorro

COMPARTIR 
25/01/2014 04:33 AP y AFP
La mandataria Cristina Fernández no hizo ningún comentario ni envió sus habituales tuits sobre esta nueva medida. Foto: AP
La mandataria Cristina Fernández no hizo ningún comentario ni envió sus habituales tuits sobre esta nueva medida. Foto: AP

BUENOS AIRES, 25 de enero.— El gobierno argentino permitirá a partir de este lunes la compra de dólares en el mercado oficial, tras una brusca devaluación del peso, al revertir una impopular medida en un contexto de alta inflación y sangría de reservas monetarias.

La presidenta Cristina Fernández dispuso “autorizar la compra de dólares para tenencia y ahorro”, dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en rueda de prensa en la Casa Rosada (gobierno), junto al ministro de Economía, Axel Kicillof. La mandataria no hizo ningún comentario ni envió sus habituales tuits sobre esta medida que pone fin al cepo cambiario vigente desde 2011.

Tan sólo en dos días, entre miércoles y jueves, el gobierno dejó que el peso se devaluara casi 14%, un nivel que no se veía desde 2002, un año después del estallido de la peor crisis financiera en el país.

En una jornada aciaga las principales bolsas europeas sufrieron fuertes caídas por las noticias que llegan de los países emergentes, en particular la caída del peso argentino y también la de la libra turca, la rupia india o el rand sudafricano.

“La efectividad de la medida se podrá medir a partir del lunes. El gobierno está tratando de anclar las expectativas. Hay que ver qué tan fácil es acceder a estos dólares”, opinó al canal TN el economista Rodrigo Álvarez, de la consultora Anaylitica.

Otra medida de alivio de los controles cambiarios será que a partir del lunes se reducirá de 35% a 20% el recargo impositivo que pesa sobre las compras con tarjeta de crédito en el exterior (turismo), dijo el coordinador de los ministros.

La tasa de 20% también regirá en el caso de la adquisición de dólares, euros u otras monedas.

El precio del dólar (mercado oficial) alcanzó un nivel de convergencia aceptable para los objetivos de la política económica”, argumentó Capitanich en su declaración.

Grandes grupos económicos venían reclamando una solución del gobierno a la falta de competitividad de la economía por el atraso cambiario y equiparar el valor del peso a una inflación que las consultoras económicas calculan en casi 30% anual.

La incertidumbre había persuadido a los ricos exportadores agrícolas de soya, maíz y derivados a retener su cosecha y no liquidar sus dólares ante el Banco Central.

Relacionadas

Comentarios