Exigen soltar a Simón Trinidad, dirigente de las FARC

La guerrilla de las FARC demanda la excarcelación de su dirigente, preso hace 10 años en EU

COMPARTIR 
19/01/2014 03:44 AFP y AP
Desde el comienzo del diálogo, las FARC han pedido la liberación de Simón Trinidad (de barba) y su incorporación a las conversaciones de La Habana. Foto: AFP

LA HABANA, 19 de enero.— La guerrilla comunista de las FARC lanzó un SOS mundial para exigir la “libertad inmediata” de su dirigente Simón Trinidad, preso hace 10 años en Estados Unidos, al reanudar ayer el diálogo de paz con el gobierno colombiano en La Habana.

“Este es un SOS a todas las organizaciones defensoras de derechos humanos en el mundo, a los juristas y expertos en Derecho Internacional Humanitario, a las organizaciones políticas y sociales de los cinco continentes, a la ONU, UNASUR, CELAC, al Vaticano, a las iglesias, a los premios Nobel de Paz, a la gente de bien, a pedir la libertad inmediata de Simón Trinidad”, dijo a la prensa Iván Márquez, jefe de la delegación insurgente a los diálogos de paz.

60 años es la condenda de Simón Trinidad, inculpado por el secuestro de tres ciudadanos de ese país en Colombia

Tras dos días de trabajo por separado, las delegaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del gobierno de Juan Manuel Santos, se encontraron ayer en el Palacio de Convenciones de La Habana, para continuar sus pláticas de paz iniciadas hace 14 meses.

Desde el comienzo del diálogo, las FARC han pedido la liberación de Trinidad y su incorporación a las conversaciones de La Habana.

Trinidad, de 63 años y cuyo verdadero nombre es Juvenal Palmera, cumple una condena de 60 años en Estados Unidos, inculpado por el secuestro de tres ciudadanos de ese país en Colombia.

Márquez también urgió al Comité Internacional de la Cruz Roja a realizar “una visita humanitaria a Simón Trinidad en la prisión donde se encuentra confinado”.

“Instamos al gobierno colombiano a que posibilite a Simón, en su condición de integrante de la Delegación de paz de las FARC, intercambiar con sus compañeros en La Habana”, indicó.

Al gobierno colombiano, “que ha hecho poco o nada efectivo, por la excarcelación de Simón; que no hace gestos de paz como su contraparte en la mesa de conversaciones; que no sabe de reciprocidad, lo invitamos a que actúe con determinación”, señaló.

Márquez pidió también a “las autoridades norteamericanas, mejorar sus condiciones de reclusión”.

Simón Trinidad cumple su condena en una cárcel de Florence, Colorado, y su “incomunicación es total, no tiene asistencia médica adecuada, le quitaron las gafas, y unas cartas para jugar Solitario; siempre es conducido encadenado de pies y manos a las audiencias; no tiene derecho a un periódico, a un libro”, denunció Márquez.

La delegación del gobierno colombiano, encabezada por el ex vicepresidente Humberto de la Calle, no hizo declaraciones a su llegada, como es habitual.

En sus pláticas, iniciadas en noviembre de 2012, la guerrilla y el gobierno colombiano alcanzaron acuerdos en dos de seis puntos de la agenda: el problema agrario y la participación política.

Quedan pendientes los temas del abandono de las armas, la reparación de las víctimas y la forma de refrendar un eventual acuerdo.

 

Relacionadas

Comentarios