Excélsior en la Historia: A 307 años del natalicio de Benjamín Franklin

El político, científico e inventor estadunidense nació en Boston un 17 de enero de 1706

COMPARTIR 
17/01/2014 18:02 Redacción
Franklin buscaba cultivar su carácter mediante un plan de trece virtudes que desarrolló cuando tenía 20 años, en 1726, y que continuó practicando por el resto de su vida.

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de enero.- El político, científico e inventor estadunidense, Benjamín Franklin, nació en Boston un 17 de enero de 1706. Es considerado uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos.

Su primera incursión en la política fue en 1736, año en el que fue elegido miembro de la Asamblea General de Filadelfia. En 1747 organizó la primera milicia de voluntarios para defender Pensilvania, siendo nombrado miembro de la comisión de negociación con los indios nativos en 1749.

Participó de forma en la política estadunidense e influyó en la redacción de la Declaración de Independencia  en 1776, ayudando a Thomas Jefferson y John Adams, y más de 10 años después, en 1787, contribuyó a la redacción de la Constitución estadunidense.

Contribuyó al fin de la Guerra de Independencia, con la firma del Tratado de París en 1783 y en 1785 fue elegido gobernador de Pensilvania.

Franklin buscaba cultivar su carácter mediante un plan de trece virtudes que desarrolló cuando tenía 20 años, en 1726, y que continuó practicando por el resto de su vida:

  • Templanza: No comas hasta el hastío, nunca bebas hasta la exaltación.
  • Silencio: Sólo habla lo que pueda beneficiar a otros o a ti mismo, evita las conversaciones insignificantes.
  • Orden: Que todas tus cosas tengan su sitio, que todos tus asuntos tengan su momento.
  • Determinación: Resuélvete a realizar lo que deberías hacer, realiza sin fallas lo que resolviste.
  • Frugalidad: Solo gasta en lo que traiga un bien para otros o para ti; no desperdicies nada.
  • Diligencia: No pierdas tiempo, ocúpate siempre en algo útil, corta todas las acciones innecesarias.
  • Sinceridad: No uses engaños que puedan lastimar, piensa inocente y justamente, y, si hablas, habla en concordancia.
  • Justicia: No lastimes a nadie con injurias u omitiendo entregar los beneficios que son tu deber.
  • Moderación: Evita los extremos; abstente de injurias por resentimiento tanto como creas que las merecen.
  • Limpieza: No toleres la falta de limpieza en el cuerpo, vestido o habitación.
  • Tranquilidad: No te molestes por nimiedades o por accidentes comunes o inevitables.
  • Castidad: Frecuenta raramente el placer sexual, sólo hazlo por salud o descendencia, nunca por hastío, debilidad o para injuriar la paz o reputación propia o de otra persona.
  • Humildad: Imita a Jesús y a Sócrates.

Franklin incumplió sus preceptos muchas veces, creía que intentarlo lo hizo una mejor persona y contribuyó enormemente a su éxito y felicidad, por lo cual en su autobiografía, dedicó más páginas a este plan que a cualquier otro punto.

gak

Relacionadas

Comentarios