Muere soldado japonés que se negó a rendirse en guerra casi 30 años

Hiroo Onoda tenía órdenes de no rendirse nunca o suicidarse y durante 29 años se rehusó a creer que las hostilidades habían terminado

COMPARTIR 
17/01/2014 12:36 Notimex / Foto: Reuters

TOKIO, 17 de enero.- El ex teniente del Ejército Imperial, Hiroo Onoda, quien siguió luchando en Filipinas hasta 29 años después de la rendición de Japón en 1945, murió en Tokio a los 91 años de edad.

A los 91 años murió Hiroo Onoda

Onoda, que llevaba hospitalizado desde principios de mes, sorprendió a Japón con su inesperada aparición en 1974, cuando finalmente decidió abandonar su misión en la jungla y volver a su país.

Según reveló este viernes su familia, Onoda falleció en un hospital de la capital japonesa por un problema de corazón, luego que enfermó gravemente a finales del año pasado, informó la agencia Kyodo.

El ex teniente del Ejército Imperial fue enviado en 1944 como oficial de inteligencia a la isla filipina de Lubang, donde permaneció escondido los 29 años posteriores sin saber que el conflicto bélico había terminado y que Japón se había rendido.

El militar japonés llegó a los 22 años a esa isla de Filipinas con la misión de introducirse en las líneas enemigas, llevar a cabo operaciones de vigilancia y sobrevivir de manera independiente hasta que recibiera nuevas órdenes, lo que hizo exactamente durante casi tres décadas.

Onoda, conocido por ser el último combatiente del conflicto bélico en rendirse, pertenecía a una pequeña unidad japonesa que quedó aislada en la isla de Lubang en medio del avance de las tropas estadunidenses.

Sus órdenes eran no rendirse nunca o suicidarse, y durante las casi tres décadas se rehusó a creer que las hostilidades habían terminado.

gak

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios