Muere mexicano en San Diego al beber metanfetamina

Cruz Marcelino Velázquez, estudiante de Tijuana, falleció en un intento por persuadir a los inspectores de aduanas de que sólo llevaba jugo

COMPARTIR 
16/01/2014 15:10 AP
Cruz Marcelino Velázquez, de 16 años, bebió voluntariamente el líquido en San Ysidro cuando era esposado para su traslado a un centro de seguridad.

SAN DIEGO, 16 de enero.- Un estudiante adolescente mexicano falleció al beber un concentrado líquido de metanfetamina en el cruce fronterizo con San Diego en un intento por persuadir a los inspectores de aduana de que sólo era jugo de manzana, reveló un reporte de autopsia.

Cruz Marcelino Velázquez, de 16 años, bebió voluntariamente "un gran sorbo" del líquido en el puerto de entrada de San Ysidro el 18 de noviembre. Cuando era esposado para su traslado a un centro de seguridad comenzó a gritar de dolor y dijo algo sobre "las sustancias químicas" y gritó en español "¡mi corazón, mi corazón!"

El líquido de las botellas que transportaba dio resultado positivo de metanfetamina

El reporte del médico forense del condado de San Diego no indica en ninguna parte que los inspectores le hayan pedido al joven que bebiera el líquido y tampoco señala si tuvieron oportunidad de impedirle que lo tomara voluntariamente. Velázquez murió horas después en un hospital por intoxicación aguda de metanfetamina.

Jackie Wasiluk, una portavoz de la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, la agencia a cargo de la vigilancia en los puertos de entrada, no ofreció comentarios al respecto.

San Ysidro, que es el cruce fronterizo de mayor actividad en el país, se ha convertido en el principal corredor de tráfico de metanfetamina en los últimos cinco años en momentos en que el cártel del Chapo ha aumentado su presencia en el área. A fin de evitar ser detectados, los narcotraficantes disuelven el cristal de metanfetamina en agua y lo ocultan en botellas de jugo, contenedores de líquido para limpiar los parabrisas de vehículos y en tanques de gasolina. Poco después la vuelven a convertir en cristales.

Velázquez, un estudiante de secundaria de Tijuana, despertó sospechas cuando hacía fila para cruzar la frontera a pie. Un agente vació parte del líquido sobre el mostrador porque pensaban que el líquido se iba a cristalizar de inmediato si acaso contenía metanfetamina, indica el reporte de autopsia. El inspector detectó el olor de fruta y le devolvió al chico las dos botellas cuando el líquido no se cristalizó.

Los inspectores tuvieron sospechas de que Velázquez estuviera trabajando en Estados Unidos y lo llevaron a un área separada. Cuando le volvieron a preguntar sobre las botellas, el adolescente bebió el líquido.

El líquido de ambas botellas dio resultado positivo de metanfetamina y el poco líquido que el inspector vació sobre el mostrador llegó a cristalizarse.

gak

Comentarios

Lo que pasa en la red