El fotógrafo que ha puesto en aprietos al presidente de Francia

El escándalo amoroso que involucra a François Hollande con la actriz Julie Gayet era un fuerte rumor entre el gremio, hasta que este paparazi lo captó con su lente

COMPARTIR 
15/01/2014 14:08 Redacción / Fotos: Reuters, AP y Especial

PARÍS, 15 de enero.- El lío de faldas que ha sacudido en los últimos días a Francia tiene a tres protagonistas: el presidente, François Hollande; su pareja, Valérie Trierweiler; y la actriz Julie Gayet, pero ¿quién está detrás de las imágenes que desataron el escándalo?

En 1994, Valiela retrató al entonces presidente François Mitterrand con su hija extramatrimonial Mazarine Pingeot en un restaurante parisino.

Se trata del fotógrafo francés Sébastien Valiela, quien en el pasado ya había captado a un mandatario galo en un momento comprometedor.

Hoy, este paparazi ha vuelto a causar revuelo en la sociedad francesa con unas fotografías, publicadas por la revista Closer, que supuestamente evidencian las escapadas amorosas de François Hollande, a escasos metros del palacio del Elíseo, sede del gobierno, para encontrarse con Gayet.

40 mil euros habría recibido Valiela por su trabajo, según el sitio especializado en comunicación Presse News.

Valiela, que encabeza la agencia Eyewitness y se encuentra inlocalizable por el momento, ofreció una entrevista con el diario Le Monde y a la emisora RTL, en la que reveló algunos detalles de su hallazgo.

¿Qué nos dicen esas fotos?”, pregunta un periodista

Que el presidente está mal protegido. Que tiene un problema de seguridad, y que para poder reunirse con Julie Gayet está asumiendo riesgos”, responde el fotógrafo.

Además, explica que el presunto romance, que no ha sido descartado por los propios involucrados, era un tema recurrente entre los paparazi; sólo había que encontrar el lugar de los encuentros.

Seguimos la pista de un guardaespaldas asignado a Julie Gayet, y encontramos el apartamento”, relata el fotógrafo.

Dada la rivalidad política entre Hollande y su ministro del Interior, Manuel Valls, y ciertamente entre Hollande y el ex presidente Nicolas Sarkozy, no han faltado teorías de la conspiración, que malician la supuesta complicidad entre ellos y la prensa rosa.

Pero Valiela acalla los rumores con la manida frase-talismán n'importe quoi, que admite varias traducciones según el contexto: desde “todo vale” a “qué estupidez”.

Con información de elpais.com

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red