Unidos por la inseguridad en Venezuela

El presidente Maduro y el opositor Capriles se saludaron en una reunión en la que definieron un plan anticrimen

COMPARTIR 
09/01/2014 05:06 AFP, EFE y DPA

CARACAS, 9 de enero.— El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el líder opositor Henrique Capriles, enfrentados desde hace meses, se dieron la mano ayer por primera vez desde las presidenciales de 2013 en el inicio de una reunión urgente sobre inseguridad tras el asesinato de la actriz y ex reina de belleza Mónica Spear.

Capriles desconoce la legitimidad de Maduro como jefe de Estado y el mandatario acusó al líder opositor de golpismo.

Ambos dejaron ayer de lado sus diferencias y se estrecharon las manos al iniciar una reunión para elaborar un plan anticrimen en un país conmocionado y que padece una de las mayores tasas de homicidio mundiales.

Maduro propuso un plan de pacificación para Venezuela.

Dejo instalada oficialmente esta jornada de trabajo (...) y aspiro a que en un mes tengamos un plan conjunto y tengamos una ley de pacificación nacional”, dijo Maduro al abrir la reunión con los gobernadores y alcaldes de los municipios que soportan 80% de los delitos.

La noche del lunes Mónica Spear, de 29 años y actriz de la cadena estadunidense Telemundo, y su pareja, Thomas Henry Berry, de 39 años, fueron baleados dentro de su automóvil mientras la hija de ambos, Maya, de cinco años, resultó herida.

Nadie se puede cruzar de brazos. El asesinato, la violencia, la masacre contra esa joven venezolana y su esposo es una bofetada para todos”, dijo Maduro sobre el crimen de la finalista de Miss Universo 2005 y su pareja, nacido en Gran Bretaña y responsable de una agencia de turismo de aventura.

Las armas las tienen que tener solamente las fuerzas armadas y las policías”, subrayó Maduro y recordó que han fracasado las políticas de guerra al hampa y la del garantismo. “Ni mano dura ni tratarlos con el pétalo de una rosa”, resumió.

Dispuesto a todo

Capriles, gobernador del estado Miranda, fue derrotado por Maduro en las elecciones de abril de 2013 por apenas 1.5 por ciento.

Luego del estrechón de manos Maduro, al abrir la reunión, dijo “agradecer la presencia de todos los gobernadores y gobernadoras” en el Palacio de Miraflores, sede del gobierno.

Nicolás te propongo poner a un lado nuestras profundas diferencias y unirnos contra la inseguridad”, escribió Capriles el martes en su cuenta de Twitter, y ayer agregó: “Estoy en Miraflores por la seguridad de los venezolanos. Iré a donde sea, es un clamor nacional parar la violencia”.

Maduro compartió con los asistentes su preocupación por la inseguridad llamándoles a trabajar de manera integral y coordinada para dar respuesta a un flagelo que, según el gobierno, se cobró la vida de más de 11 mil personas el año pasado.

La cifra es inferior a los 16 mil del año precedente, pero la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia asegura que los asesinatos fueron más de 23 mil.

En la reunión de ayer estuvieron presentes 23 gobernadores y 79 alcaldes de diferentes ciudades.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red