FOTOGALERÍA: EU sigue bajo la inclemencia de tormenta histórica

Continúan las afectaciones en el sistema aéreo y carreteras, además del cierre de escuelas y oficinas de gobierno; NY y Chicago registran frío récord

COMPARTIR 
07/01/2014 10:07 Notimex y EFE / Fotos: AP y Reuters

WASHINGTON, 7 de enero.- Dos terceras partes de Estados Unidos amanecieron hoy bajo un manto de nieve y con temperaturas gélidas que alcanzaron niveles históricos, agravando el caos en el sistema aéreo y obligando al cierre de escuelas y oficinas de gobierno.

Las bajas temperaturas y los vientos provocados por el sistema denominado 'torbellino polar' semiparalizaron la actividad en lugares como Chicago, donde el termómetro descendió a 27 grados centígrados bajo cero, un nuevo récord para la llamada 'ciudad de los vientos'.

Las nevadas y ventiscas obligaron la noche del lunes a la empresa Amtrack a detener la marcha de tres ferrocarriles de pasajeros con destino a Chicago y trasladar a sus más de 500 pasajeros a autobuses para alcanzar su destino.

En Indianápolis las autoridades mantuvieron el cierre de escuelas y negocios por segundo día consecutivo, así como la prohibición general para conducir, exceptuando además de la policía a vehículos en labores de emergencia, tales como ambulancias y bomberos.

En esa capital el termómetro descendió a 16 grados centígrados bajo cero, a pesar de lo cual la mayoría de los sistemas de educación básica mantuvieron clases, en algunos casos con atrasos de dos horas, al igual que las oficinas de gobierno federal y locales.

Nueva York se congela

En Nueva York, el gobernador Andrew Coumo declaró el estado de emergencia y ordenó el cierre de una parte de una carretera en el oeste del estado debido a las peligrosas condiciones para conducir.

La ciudad sufrió en la madrugada de hoy las temperaturas más bajas en mucho tiempo, con una mínima registrada esta mañana en Central Park de 15.5 grados bajo cero, la cifra más baja registrada desde 1896.

El viento, con ráfagas de hasta 80 kilómetros por hora, hará que la sensación térmica alcance un mínimo de 26 grados bajo cero, según las previsiones, aunque en los condados de la afueras de la ciudad puede llegar a -31.

En cualquier caso, se trata de la temperatura más baja registrada en un 7 de enero, según el canal de televisión NY1.

Las autoridades han advertido a los ciudadanos de que salgan muy abrigados con varias capas superpuestas, gorro y guantes, y de que estén en la calle lo menos posible.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, con estas temperaturas se pueden sufrir congelaciones en las zonas corporales no abrigadas a partir de 30-45 minutos de exposición.

Sin embargo, la actividad en Nueva York se mantiene sin trastornos severos, salvo algunos problemas en los aeropuertos (JetBlue ha suspendido sus actividades en la ciudad hasta las 15:00 GMT), y todas las actividades públicas y privadas se mantienen.

Las escuelas y bibliotecas están abiertas, y solo los centros de día para ancianos han retrasado su apertura hasta media mañana.

Las previsiones apuntan a que las temperaturas comenzarán a repuntar progresivamente durante el día de hoy, de forma que mañana miércoles se situará en las cifras normales para esta época del año, e incluso el fin de semana será anormalmente cálido en la ciudad, con máximas de 11 grados.

El sur también sufre

Aunque el 'torbellino polar' golpeó con más fuerza al noreste, sus efectos se sintieron en estados del sur como Georgia, Texas y Florida, donde muchos agricultores cuidaban sus cosechas ante la posibilidad de que las temperaturas pudieran descender a grados de congelación.

El peligroso sistema obligó igualmente a la suspensión y el retraso de más vuelos, agravando el sufrimiento de miles de pasajeros detenidos en aeropuertos, en algunos casos por más de 48 horas.

Durante los últimos siete días más de 17 mil vuelos han sido cancelados debido a las fuertes nevadas registradas desde la semana pasada en porciones del noreste, y otros 540 han sufrido retrasos, de acuerdo con el portal electrónico flightware.com.

Esta situación se vio agravada por la decisión de la aerolínea regional JetBlue de suspender operaciones durante 17 horas en sus rutas del noreste, aduciendo ajustes así como nuevas regulaciones sobre los pilotos.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios