Al menos 20 muertos en cadena de atentados en Irak

Una serie de ataques con bomba se registran en Bagdad, mientras las fuerzas del gobierno combaten a milicianos de Al Qaeda en la provincia de Anbar

COMPARTIR 
05/01/2014 11:16 Agencias / Fotos: AP y Reuters

BAGDAD, 5 de enero.- Una oleada de atentados con bombas sacudió el domingo Bagdad, donde murieron al menos 20 personas, dijeron funcionarios, en lo que constituye la ofensiva más reciente de extremistas que combaten a las fuerzas del gobierno y las tribus aliadas de éste en el occidente del país.

El ataque con el mayor número de víctimas ocurrió en el norteño barrio chií de Shaab debido al estallido simultáneo de dos automóviles cargados de explosivos cerca de un restaurante y una casa de té. Diez personas murieron y 26 resultaron heridas en este atentado, según funcionario.

Un coche estacionado estalló en el distrito occidental chií de Ciudad Sadr, dejando cinco muertos y 10 heridos, dijeron las autoridades. En otro estallido de bomba tres civiles murieron y seis resultaron heridos en un área comercial en el barrio de Bab al-Muadham, en el centro de la ciudad. Dos explosiones más dejaron dos civiles muertos y 13 heridos, dijo la policía.

Funcionarios médicos confirmaron las cifras de víctimas. Todos los funcionarios hablaron a condición de preservar el anonimato, porque no están autorizados a revelar información.

Ofensiva contra Al Qaeda

Los ataques ocurren en momentos en que fuerzas de seguridad iraquíes sitian dos ciudades en la provincia occidental de Anbar luego que ambas fuesen tomadas por extremistas de la rama local de Al Qaeda, conocida como Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL). Ha habido choques desde el lunes en Ramadi, la capital provincial de Anbar, y la vecina ciudad de Faluya, entre combatientes de Al Qaeda y miembros de tribus suníes que apoyan al gobierno.

Los ataques del domingo en Bagdad pudieran ser vistos como una táctica de los extremistas para distraer a las fuerzas de seguridad.

También el domingo, un alto oficial militar iraquí dijo que sus fuerzas demorarán algunos días para expulsar completamente a los extremistas de Al Qaeda en Ramadi y Faluya.

El teniente general Rasheed Fleih, director del Mando Militar de Anbar, dijo el domingo en la televisión estatal que hacen falta dos o tres días para sacar a los extremistas de las dos ciudades.

Según Fleih, tribus suníes que apoyan al gobierno lideran las operaciones mientras que el ejército sólo ofrece cobertura aérea y logística en el terreno. No abundó en detalles sobre las operaciones.

Los vecinos dicen que desde el sábado en la noche la situación es tranquila en Faluya, donda extremistas aún controlan el centro de la ciudad. Enfrentamientos esporádicos ocurrieron el domingo en Ramadi.

La provincia de Anbar, una vasta área desierta junto a las fronteras con Jordania y Siria, de población casi completamente suní, fue el corazón de la rebelión de esa secta contra las tropas estadunidenses y el gobierno iraquí tras la invasión estadunidense de 2003 en la que fue derrocado Saddam Hussein.

La insurgencia surgió de la ira de una comunidad desalojada del poder que gozó bajo el gobierno de Hussein y por el ascenso de los chiíes. Fue entonces que Al Qaeda estableció su filial en el país.

EU descarta enviar tropas

El secretario de Estado nortemaricano, John Kerry, aseguró este domingo que Estados Unidos apoyará a Irak en su lucha contra la insurgencia cercana a Al Qaeda, pero descartó el envío de tropas sobre el terreno.

Sí tenemos interés en ayudar a que un gobierno elegido y legítimo sea capaz de expulsar a los terroristas", dijo al abandonar Jerusalén hacia Arabia Saudí y Jordania.

Vamos a hacer todo lo posible para ayudarlos (...) Obviamente no estamos contemplando regresar o enviar efectivos sobre el terreno. Esta es su lucha y vamos a ayudarlos en su lucha", agregó.

Los milicianos del grupo Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), cercano a Al Qaeda, asaltaron varias ciudades de la provincia occidental desértica de Al Anbar tras la retirada del Ejército y aprovechando las tensiones producidas en el marco de las protestas de sunitas contra el gobierno de mayoría chiita de Nuri al Maliki.

Según dijo hoy el líder tribal Ahmed Abu Risha, en declaraciones a la televisión Al Arabiya, los terroristas han sido expulsados en un "90 por ciento" de Ramadi, la capital provincial, pero una amplia parte de la vecina Faluya continúa bajo su control.

La detención de un diputado sunita hace una semana y el desmantelamiento de un campamento de protesta el lunes desataron enfrentamientos y sembraron el caos, situación que aprovecharon los terroristas para ganar terreno.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red