Tormenta invernal causa 13 muertes en EU

El fenómeno natural llamado Hércules obligó a cancelar cinco mil vuelos hasta ayer; en algunas zonas de Massachusetts se reportaron hasta 60 centímetros de nieve, y en Burlington, Vermont, los termómetros marcaron 22 grados bajo cero

COMPARTIR 
04/01/2014 05:15 AFP, AP, EFE, Reuters y DPA

NUEVA YORK, 4 de enero.– Una tormenta invernal cubría ayer el noreste de Estados Unidos, desde Nueva York hasta Chicago, provocando la muerte de al menos 13 personas en todo el país y la anulación de cinco mil vuelos en dos días.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó ayer sobre dos muertes en accidentes de carretera en su territorio que estarían vinculadas con la tormenta, llamada Hércules y por la cual se declaró el estado de emergencia.

Otra víctima en Nueva York fue una mujer de 71 años que sufría Alzheimer y se congeló cuando deambulaba fuera de su casa, indicó a medios locales la policía del condado de Genesee.

La policía de ese estado informó además sobre unos 600 accidentes automovilísticos, así como sobre dos oficiales heridos cuando su vehículo fue impactado por otro auto.

En Filadelfia, un trabajador murió aplastado por una pila de 30 metros de sal preparada para ser rociada en carreteras.

Otras nueve personas fallecieron en estados del centro-norte del país, como Illinois, Ohio, Indiana, Kentucky y Michigan, de acuerdo con un recuento a partir de información en medios locales.

La tormenta, que comenzó a afectar al país el jueves, provocó la cancelación de cinco mil vuelos en dos días en Estados Unidos, mil 500 de ellos en los tres aeropuertos de Nueva York (John F. Kennedy, Newark y LaGuardia), según el sistema de seguimiento de viajes aéreos FlightAware.

El aeropuerto John F. Kennedy tuvo que suspender sus actividades durante varias horas ayer por la mañana “a causa de una visibilidad cero y chubascos de nieve en las pistas”, aunque reabrió de manera parcial hacia las 10:00 horas, tiempo local, indicó la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.

Las escuelas y tribunales de la Gran Manzana estuvieron cerrados. La Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuya sede central se encuentra en Manhattan, suspendió sus actividades.

También en Washington, D.C., permanecieron cerradas las escuelas y oficinas de gobierno.

El alerta de fuertes tormentas de nieve del Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) abarcaba una extensa área del país, desde Chicago hasta Nueva York, casi toda Nueva Inglaterra, e incluso la capital Washington.

Tras el paso de la tormenta de nieve, era la ola de frío polar lo que inquietaba a las autoridades, que pidieron a los residentes permanecer en sus hogares para que se puedan realizar las tareas de acondicionamiento urbano.

Hasta 22 grados bajo cero

La nevada más fuerte cayó al norte de Boston, en Boxford Massachusetts, donde hubo casi 60 centímetros. En Boston y el oeste de Nueva York, cerca de Rochester, cayeron unos 45 centímetros. La precipitación fue de 25 centímetros en Lakewood, Nueva Jersey, y de 15 centímetros en Central Park, en la ciudad de Nueva York.

Las temperaturas descendieron a -22 grados Celsius en Burlington, Vermont, y a -16 grados en Boston.

Los vientos helados ahí y en Providence, Rhode Island, daban la sensación térmica de -28 grados ayer y el Servicio Meteorológico pronosticó más temperaturas así para hoy.

Las autoridades advirtieron que cualquier persona que pasara más de unos cuantos minutos al aire libre podría congelarse debido a que se registran ráfagas de viento helado de hasta 50 kilómetros por hora.

Se espera que las temperaturas en el noroeste de Estados Unidos superen el punto de congelación durante el fin de semana, antes de la llegada de otra ola de aire frío que ya afecta el centro del país.

 

Alertan por inundaciones en zonas bajas de Gran Bretaña

Las autoridades británicas declararon 21 alertas de inundaciones en varias zonas del suroeste de Inglaterra y Gales por un temporal de lluvias y fuertes vientos, una semana después de que otro causara tres muertos.

La Agencia del Medio Ambiente de Gran Bretaña advirtió que la tormenta, causada por una fuerte corriente del Atlántico, puede tener serias consecuencias para las comunidades costeras, por lo que ha pedido a la población que tome precauciones.

Otra tempestad similar provocó la semana pasada tres muertos, mientras que miles de viviendas quedaron sin suministro eléctrico durante varios días, afectando las celebraciones navideñas.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Owen Paterson, advirtió que se trata de un temporal “excepcional” que afectará a Reino Unido este fin de semana.

En concreto, las áreas más vulnerables son las de los condados ingleses de Cornualles, Devon y Dorset, mientras que hay varias alertas de inundaciones en el oeste de Gales.

Una combinación de lluvias torrenciales, fuertes ráfagas de viento de hasta 113 kilómetros por hora y un oleaje excepcionalmente alto ya provocó inundaciones en varias ciudades del litoral y el desborde de algunos ríos del sector oeste.

En Belfast, los residentes protegieron sus propiedades con bolsas de arena y la policía advirtió a los habitantes cercanos a los muelles que estén preparados para evacuar.

En los días previos a Navidad, una agresiva tormenta causó estragos en ambos lados del Canal de la Mancha.

El martes de Nochebuena se reportaron lluvias torrenciales y vientos de hasta 145 kilómetros por hora que provocaron inundaciones, embotellamientos, cancelaciones de vuelos y retrasos en el servicio de trenes.

Además, unos 90 mil hogares quedaron sin electricidad en España, 150 mil en Gran Bretaña y 240 mil en Francia.

Al menos dos personas fallecieron por esa tormenta en Gran Bretaña, según informaron las autoridades.

 

Argentina sanciona a empresas

El gobierno argentino anunció ayer sanciones a las empresas distribuidoras de luz por los cortes que se produjeron en las últimas semanas en Buenos Aires y sus alrededores en medio de una ola de calor y advirtió que no descarta la rescisión de los contratos de concesión.

El ministro de Planificación, Julio de Vido, precisó que las empresas Edenor y Edesur deberán resarcir a los usuarios por la falta de servicio por 221 millones de pesos (unos 33 millones de dólares) y por 77 millones (11 millones de dólares), respectivamente.

La falta de electricidad, que comenzó una semana antes de la Navidad, ocasionó graves afectaciones a miles de vecinos de la capital federal y su periferia. Muchos de ellos protagonizaron bloqueos de calles y golpearon cacerolas exigiendo el reestablecimiento del servicio.

Se analiza la posible rescisión del contrato de concesión por los incumplimientos en el servicio de distribución” en que incurrieron ambas compañías, dijo el ministro a la prensa.

De Vido también ratificó que el gobierno no autorizará un alza de las tarifas por energía eléctrica.

 

Ola de calor afecta a Brasil

La sensación térmica llegó ayer a una máxima de 50 grados centígrados en la ciudad de Río de Janeiro, informaron las autoridades brasileñas.

La temperatura máxima fue registrada en la estación de la Aeronáutica instalada en el aeródromo de Jacarepaguá, donde los termómetros marcaban 39 grados y la sensación térmica llegó a un pico de 50 grados entre las 11:00 y las 12:00 horas, tiempo local, según informó el Centro de Operaciones de
la Alcaldía.

Debido al calor, las playas de Ipanema y Copacabana estaban ayer abarrotadas de turistas y de muchos cariocas que todavía están en periodo de vacaciones navideñas.

El Piscinão de Ramos, una piscina natural al borde de la bahía de Guanabara, frecuentada normalmente por vecinos de barrios humildes del norte de Río, también estaba a reventar.

Río de Janeiro, la segunda mayor ciudad de Brasil, lleva siete días consecutivos con temperaturas máximas que superan los 35 grados, según datos oficiales, que no prevén cambios para los próximos días.

El calor ha generado problemas en los sistemas de aire acondicionado de los dos principales aeropuertos de la ciudad, que en los dos últimos días han registrado fallas de funcionamiento.

Los sistemas de aire acondicionado del aeropuerto internacional de Galeao –que es remodelado para el Mundial de Futbol 2014 en Brasil– y Santos Dumont, usado para vuelos domésticos, colapsaron provocando que la temperatura en las terminales superara los 30 grados, según informó la televisión Globo.

Tengo la presión alta, llego y el rostro se me pone rojo. Tengo que estar todo el tiempo mojándome el rostro con un trapito”, dijo a Globo una funcionaria del aeropuerto Santos Dumont.

El fuerte calor llegó incluso a accionar el sistema contra incendios de un centro comercial del acomodado barrio de Leblon, según informó en su cuenta en Twitter.

Debido a la alta temperatura registrada en la ciudad, tuvimos un rociador de incendios disparado automáticamente por el calor. La situación fue normalizada en 20 minutos y el centro comercial ya fue higienizado”, publicó la galería en la red social.

Las altas temperaturas, que están afectando a prácticamente todo Brasil, también han elevado el consumo energético del país, lo que llevó a la central hidroeléctrica de Itaipú a registrar un récord de producción.

Itaipú, compartida por Paraguay y Brasil, alcanzó en 2013 una producción de 98 millones 630 mil 035 millones de megavatios por hora (MWh), según informaron sus responsables brasileños.

 

Un temporal deja sin luz a Uruguay

Unos ocho mil hogares se quedaron ayer sin energía eléctrica en Uruguay, tras una tempestad de lluvia, viento y granizo que azotó a casi todo el país, informaron autoridades.

El oeste del país es el más afectado con cuatro mil 109 servicios cortados; en el centro hay dos mil 589, en el norte hay 837 y en el este hay 535, informó la estatal encargada de la electricidad UTE al diario El País.

Uruguay tiene una población de unos 3.4 millones de habitantes.

Los cortes de energía se deben a la caída de columnas de tendido eléctrico debido a fuertes vientos.

La Dirección Nacional de Meteorología emitió una advertencia de color naranja (riesgo importante) para todo el país hasta la tarde de ayer, por la probabilidad de tormentas fuertes, con rachas de viento de entre 75 y 100 kilómetros por hora y caída de granizo.

Las tormentas ocurren apenas un día después de que el gobierno uruguayo saliera de una intensa ola de calor que afectó a todo el país durante los últimos días de 2013 y en donde se llegó a soportar una sensación térmica de 50 grados.

De hecho, Uruguay recibió la Navidad con una alerta naranja de la Dirección Nacional de Meteorología debido a la ola de calor y temperaturas que en casi todo el país llegaron a los 39 grados.

Cuatro muertos en Paraguay

La ola de calor también afectó a Paraguay, donde cuatro personas murieron ahogadas mientras nadaban en ríos para intentar aligerar el calor.

Una persona perdió la vida en la bahía de Asunción, alimentada por el río Paraguay, y otras dos murieron en el río Tebicuary, 250 kilómetros al sureste de la capital. Una cuarta víctima pereció en el Jejuí, 400 kilómetros al norte.

Los termómetros en las principales avenidas de Asunción marcaron 43 grados durante las festividades por Navidad y Año Nuevo. En la medianoche del 24, la capital paraguaya registró 32 grados.

Comentarios

Lo que pasa en la red