Prohíbe China a funcionarios fumar en público

Por orden del Partido Comunista, los trabajadores del Estado deben abstenerse de fumar frente a los ciudadanos, durante sus labores, entre otras restricciones

COMPARTIR 
30/12/2013 07:52 AP / Fotos: AP y Reuters

PEKÍN, 30 de diciembre.- China, que es el país con mayor número de fumadores en el mundo, realiza otro esfuerzo para limitar el fumar al haberles prohibido a sus funcionarios que fumen en público.

La orden procede del más alto nivel del Partido Comunista y del gobierno

Hasta el domingo cuando la orden fue expedida por el Consejo de Estado o gabinete ministerial de China, y el comité central del partido, los esfuerzos para reducir el fumar en lugares públicos se limitó a la ciudad y a otras medidas a nivel local.

El Ministerio de Salud extendió las normas de prohibir fumar en lugares como hoteles y restaurantes en el 2011, pero éstas fueron objeto de críticas porque no había sanciones claras o detalles de cómo se aplicaría esa prohibición.

China pidió a sus funcionarios que sean los primeros en adherirse a la prohibición de fumar en lugares públicos, informó el lunes la agencia oficial de noticias Xinhua, a fin de que den el ejemplo al resto del país.

Los funcionarios deben abstenerse de fumar en escuelas, hospitales, centros deportivos y el transporte público; tampoco deben fumar ni ofrecer cigarrillos durante sus labores oficiales.

Tampoco podrán utilizar fondos públicos para comprar cigarrillos y tendrán prohibido permitir la venta de productos de tabaco y colocar anuncios relacionados dentro de las sedes del Partido Comunista o las oficinas de gobierno.

Xinhua dijo que las nuevas normas figuran en una circular del comité central del Partido Comunista y del Consejo de Estado, como se conoce al gabinete de China.

No existe una ley nacional que prohíba fumar en lugares públicos cerrados, pero el gobierno ha tratado de prohibir esa práctica anteriormente.

En 2011, el Ministerio de Salud emitió directrices que prohíben fumar en lugares cerrados, entre ellos hoteles y restaurantes, pero no se hacen cumplir estrictamente.

Los expertos dicen que los enormes ingresos del monopolio estatal del tabaco obstaculizan la aplicación de medidas contra el tabaquismo.

Fumar sigue siendo un fenómeno relativamente universal en lugares públicos. Algunos funcionarios fuman en sitios públicos, algo que no sólo afecta el medio ambiente y la salud pública, sino que además empaña la imagen de las oficinas del partido y del gobierno y sus líderes, algo que tiene una influencia negativa", agregó la circular, citada por Xinhua.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios