Exigen a ETA iniciar su desarme en España

El 14 de diciembre, simpatizantes de presos vascos tomaron las calles para exigir que se les otorgue su libertad y puedan regresar a casa

COMPARTIR 
30/12/2013 04:01 DPA

MADRID, 30 de diciembre.– El gobierno regional del País Vasco valoró ayer como “un avance sustancial” el comunicado emitido el pasado sábado por los presos de ETA y les pidió que sea el primer paso hacia el desarme y la disolución del grupo armado independentista del norte de España.

“Es necesario que traduzcan las declaraciones en hechos y acciones concretas que doten de credibilidad a su compromiso y que contribuyan al proceso de paz y convivencia”, dijo el portavoz del Ejecutivo regional, Josu Erkoreka.

El colectivo de reclusos de ETA reconoció “el daño multilateral” causado por el grupo armado durante más de medio siglo en su afán por conseguir la independencia del País Vasco del resto de España. Un reconocimiento que para el gobierno regional es “limitado y parcial”.

En el escrito, los reclusos también aceptan por primera vez la legalidad penitenciaria y abren la puerta a una vía que les permita acelerar su salida de prisión a través de un proceso “escalonado, mediante compromisos individuales y en tiempo prudencial”.

También la izquierda independentista vasca emplazó a instituciones y sociedad civil a “implicarse” para terminar con la política penitenciaria actual y la dispersión de los presos. La formación Sortu tildó el comunicado de “ejercicio de responsabilidad que debe servir para hacer viable el proceso de paz”.

   El Partido Popular de Mariano Rajoy consideró que el mensaje de los presos es insuficiente y advirtió que reconocen el sufrimiento causado, pero no su responsabilidad. El Partido Socialista, el más importante de la oposición en España, recibió el anuncio como un “avance”.

La parte inédita del mensaje está acompañada de viejas reivindicaciones: un cambio en la política penitenciaria y el fin de la dispersión de los presos –unos 600 en la actualidad– por las cárceles de España y Francia.

La reagrupación de los reclusos de ETA siempre ha sido una de las líneas rojas de la banda a la hora de buscar una posible negociación con el gobierno en turno.

Actualmente hay 523 miembros de ETA encarcelados, la gran mayoría en prisiones de España y Francia. Desde el mes de octubre, medio centenar fue puesto en libertad.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios