Temporal empaña Nochebuena en Europa

El mal tiempo dejó, hasta el cierre de esta edición, al menos tres muertos y miles de hogares sin electricidad

COMPARTIR 
25/12/2013 00:14 AFP, EFE y AP

LONDRES, 25 e diciembre.— Un temporal de viento y lluvia dejó la madrugada de ayer tres muertos y un desaparecido en Gran Bretaña y Francia, perturbando los desplazamientos y privando de electricidad a cientos de miles de hogares a pocas horas de celebrar la Nochebuena.

Dos de los fallecimientos se registraron en Gran Bretaña. Uno de ellos en el norte de Inglaterra, donde un hombre fue hallado muerto en un río que tuvo una rápida crecida; y el otro en Gales, donde una mujer fue arrastrada por las aguas de otro río, según informes oficiales.

Las autoridades francesas señalaron por su parte la desaparición de un hombre, de nacionalidad rusa, que cayó al mar de un barco que navegaba a 220 kilómetros de Brest (noroeste).

También se reportó la muerte de un niño de 12 años debido al derrumbe de un muro en el departamento de Calvados (noroeste), pero por el momento no pudo establecerse si el accidente fue provocado por los vientos que barrían la región.

El navegante suizo Bernard Stamm y su compañero de equipo Damien Guillou, que se vieron sorprendidos por la tormenta en el Canal de la Mancha, fueron rescatados por un navío noruego, según las autoridades marítimas francesas, que dijeron que “están sanos y salvos”.

Se quedan sin luz

Unos 240 mil hogares franceses quedaron privados de electricidad a causa del temporal,
que llegó a tener vientos superiores a los 120 kilómetros por hora, y unos 150 mil en Reino Unido.

La tempestad obligó a anular unos treinta vuelos del aeropuerto de Londres Heathrow, en su mayoría con destino a otros países europeos, aunque por la tarde la mitad había conseguido ya salir y quedaban 16 suspendidos.

También hubo perturbaciones en el transporte ferroviario en el centro de Inglaterra y cancelaciones de las travesías en ferry entre Gran Bretaña y Francia, aunque el Eurostar (tren de alta velocidad bajo el Canal de la Mancha) no se vio afectado.

En Irlanda, cinco mil líneas telefónicas quedaron fuera de servicio.

Los servicios meteorológicos británicos decretaron ayer la “alerta ámbar” —segundo grado de peligrosidad— en el norte de Irlanda del Norte y el oeste de Escocia, válida hasta primera hora de la tarde, por vientos que podrían superar los 120 kilómetros por hora.

Las previsiones para hoy son ya de un tiempo tranquilo en Gran Bretaña. En Francia, en cambio, la alerta naranja —la de segundo grado— rige desde ayer hasta hoy a las 6:00 tiempo local, con el pronóstico de vientos fuertes en zonas del norte, este del país y oeste de los Pirineos.

Rescates

La policía rescató durante la madrugada de ayer a 25 personas atrapadas en sus coches por inundaciones en Dorset, suroeste de Inglaterra, mientras que 49 mil hogares quedaron sin electricidad en todo el país, aunque el suministro se ha restablecido parcialmente.

En Bélgica, la borrasca ha causado por el momento perturbaciones mínimas con algún incidente aislado y alteraciones en la red de tranvías de la capital del país.

Una persona resultó herida al caer un árbol sobre su vehículo en la provincia de Namur, informó la agencia belga.

En España el temporal provocó el descarrilamiento de un tren en Galicia (noroeste), además de vías anegadas y apagones.

Esta borrasca navideña también afectó al suministro eléctrico en el noroeste español y en el mar provocó olas de entre seis y ocho metros.

Apagones en Estados Unidos por frente frío

Las carreteras permanecían resbaladizas ayer en gran parte de Estados Unidos y las cuadrillas de electricistas trataban de restablecer el servicio para miles de viviendas tras el paso de una intensa tormenta invernal justo en Nochebuena.

Por lo menos 11 personas han muerto debido a la tormenta que comenzó el sábado y que siguió hasta la tarde del lunes. El hielo se acumuló en las ramas de los árboles y en los cables de electricidad, dejando a vastas zonas sin servicio.

Se pronostica que la lluvia, la nieve y el hielo cederán hoy, pero las temperaturas gélidas se mantendrán. Ayer nevó en las planicies del centro de Estados Unidos y en las Montañas Rocosas, y hoy se espera la misma situación en la zona de los Grandes Lagos y el centro-norte del país.

Varios estados decidieron mantener abiertos los refugios para atender a las personas que se quedaron sin electricidad.

La lluvia y la nieve derretida hicieron crecer los cauces de varios arroyos y ríos, obligando a cerrar carreteras y túneles en Indiana, Ohio y otros estados que limitan con los Grandes Lagos. Algunos riachuelos estaban al borde de causar inundaciones, aunque se estima que no tarden en regresar a su nivel usual.

Más de 370 mil viviendas y negocios permanecieron sin electricidad ayer en Michigan, el norte del estado de Nueva York y el norte de Nueva Inglaterra, comparado con medio millón el domingo. Unos 250 mil de ellos estaban en Michigan, cuyas empresas de electricidad dijeron que el apagón durará varios días antes de que se restablezca el servicio debido a la dificultad en reparar los cables rotos.

En Maine, el número de clientes sin energía eléctrica saltó a más de cien mil, y las temperaturas gélidas eran implacables.

“Definitivamente esto no acabará pronto”, comentó Margaret Curtis, quien labora en el Servicio Nacional de Meteorología en Gray, Maine. “De hecho, no habrá muchas zonas donde la temperatura estará arriba del punto de congelamiento”.

El frente frío que golpea el noreste de Estados Unidos y lluvias torrenciales en la zona centro y sur del país provocaron tan solo el domingo la muerte de personas y caos en varios estados.

Las muertes de ese día fueron reportadas el domingo en accidentes relacionados con las intensas lluvias en Kentucky, Missouri y Mississipi.

Tres de las siete muertes sobrevinieron en Kentucky cuando un vehículo se precipitó al fondo del río Rolling Fork cerca de la comunidad de New Hope.

Hasta el cierre de esta edición no variaron las cifras.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios