Muere a los 94 años Mijail Kalashnikov, padre del AK-47

Mijail Kalashnikov, quien diseñó el arma de fuego con poco más de 20 años, murió en su ciudad natal de Izhevsk

COMPARTIR 
24/12/2013 04:20 Notimex, DPA y EFE con información de José Carreño Figueras

MOSCÚ, 24 de diciembre.— Con más de cien millones de ejemplares en el mundo el fusil de asalto AK-47 se convirtió en el arma de uso predeterminado por decenas de países. Su creador, el ingeniero Mijail Kalashnikov, falleció ayer, víctima de una hemorragia interna.

Kalashnikov murió ayer a los 94 años de edad en un hospital ruso, al cual ingresó el mes pasado.

El portavoz del gobierno de la República rusa de Udmurtia, Viktor Chulkov, dio a conocer el deceso del renombrado diseñador ruso de armas en la ciudad de Izhevsk, después de una prolongada enfermedad.

Kalashnikov fue admitido el pasado 17 de noviembre a la unidad de cuidados intensivos del hospital regional de Udmurtia en condición seria debido a una hemorragia gástrica que fue detenida con una cirugía, de acuerdo con la agencia de noticias Itar-Tass.

El ministro de Salud de Udmurtia, Vladimir Muzlov, indicó por su parte que “en el transcurso de terapia intensiva Kalashnikov había experimentado procedimientos de recuperación, estaba en condición seria, pero estable”.

En junio pasado, el famoso diseñador fue sometido a una intervención quirúrgica en Moscú en la cual le fue implantado un marcapasos.

No han superado su calidad

Kalashnikov es el creador del fusil automático epónimo que durante más de medio siglo no ha sido superado en calidad. “Será el primero a la mano de la persona que quiera el mejor rifle”, dijo hace 30 años.

En 1947 diseñó su más famosa arma, AK-47, y desde entonces más de cien millones de unidades han sido fabricadas, incluso es el fusil más utilizado en la actualidad por las agencias de seguridad de decenas de países.

La simplicidad comparativa del AK-47 lo hizo fácil de fabricar, así como fácil de mantener, por lo que se convirtió en la emblemática arma soviética de la segunda mitad de este siglo.

El auténtico AK-47 pesa 4.3 kilogramos, su longitud es de 870 milímetros (mm), la longitud del cañón es de 415 mm y el calibre es 7.62 mm. La cadencia de tiro es de 600 disparos por minuto y el cargador extraíble curvo tiene capacidad para 30 cartuchos.

Kalashnikov afirmó que en su arma nada sobra: “Cada una de las nueve piezas pide que la instalen en el lugar que está destinado sólo para ella”.

El fusil es tan simple que en la desaparecida Unión Soviética enseñaban a armarlo y desarmarlo en las escuelas primarias. El arma se puede sumergir en el agua y lanzar al barro sin que su seguridad y fiabilidad se vean perjudicadas.

Aunque honrado por el Estado, Kalashnikov hizo poco dinero de su arma, ya que años después él dijo una vez que hubiera diseñado una podadora de pasto.

El AK-47 ganó adeptos en la Guerra Fría y se popularizó con los movimientos de liberación de los años 60 y 70.

Entre sus desventajas se halla su poca precisión en distancias medias y largas.

Su inventor aseguró que ideó el arma a principios de los 40 del pasado siglo mientras estaba herido en un hospital tras la invasión nazi de la URSS, en la Segunda Guerra Mundial.

En el imaginario popular pervive la fotografía de un AK-47 empuñado por un brazo de un soldado.

La emplearon muchos grupos insurgentes e incluso el terrorista y fundador de la red terrorista Al-Qaeda, Osama bin Laden, solía aparecer con uno de estos fusiles a su lado.

Fue utilizado en la guerra de Vietnam, en las guerras de África y América y más recientemente, en Siria.

El AK-47 también ha tenido su espacio en el cine, los cómics y los videojuegos.

Fusil de asalto de mayor producción en el mundo

Símbolo de los movimientos de liberación, pero también de los grupos de delincuencia organizada, el AK-47 es el fusil de mayor producción en el mundo, tanto que desde su creación en 1947 se han fabricado más de cien millones de ejemplares.

Considerado como barato y eficiente, el AK-47 figura en el escudo de armas de Mozambique y de Timor Oriental, así como en las banderas de la organización palestina Hezbolá y de la Guardia Revolucionaria de Irán.

“El Kalashnikov, arma de los pobres y los oprimidos, quedó como símbolo del mundo que pudo ser y no fue”, escribió el novelista español Arturo Pérez-Reverte.

Peor aún, en países como México es ampliamente usado no por grupos guerrilleros o movimientos de liberación sino por agrupaciones delictivas, que en algunos casos los adquirieron de los arsenales que dejaron hace años las “guerras de liberación”.

El Kalashnikov puede llegar a costar tan poco como 30 dólares en algunos lugares de África —y llegó a reportarse que a finales del siglo XX, en Uganda, costaba lo mismo que un pollo—, pero figura en los arsenales de al menos 82 países y es fabricado en al menos otros 14.

Desde su creación, el AK-47 “fue considerado como un arma superior debido a su simplicidad y confiabilidad. En un compacto paquete de 4.5 kilos, un solo combatiente tiene el poder de fuego de una ametralladora. Sólo tiene ocho partes móviles, puede ser desarmado y reensamblado en 30 segundos y disparará aunque esté muy sucio.

“Durante la Guerra de Vietnam, el rifle fue usado por el ejército de Vietnam del Norte, insurgentes del Vietcong y a veces, por fuerzas estadunidenses. Infantes de Marina frecuentemente abandonaban sus M-16 y se apoderaban de los AK-47 de soldados norvietnamitas caídos porque consideraban que el AK-47 era más confiable”, consignó por su parte The Washington Post.

Unos 100 millones de AK-47 y similares están en circulación en el mundo, incluso en los arsenales estatales de por lo menos 82 países, de acuerdo con el informe de la Campaña sobre Control de Armas.

Un informe entregado a las Naciones Unidas por una coalición encabezada por la organización OXFAM aseveró que “los AK-47 son usados para masacrar, mutilar, violar y abusar, torturar y alimentar los delitos violentos en países como Afganistán, República del Congo, EU, Irak, México, Reino Unido, Sierra Leona, Venezuela y Yemen”.

—Por José Carreño Figueras

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios