Ex presidente egipcio Mursi será juzgado por espionaje y conspiración

Las autoridades acusan al derrocado gobernante de colaborar con organizaciones extranjeras con el fin de cometer acciones terroristas

COMPARTIR 
18/12/2013 09:31 EFE

EL CAIRO, 18 de diciembre.- El derrocado presidente islamista egipcio Mohamed Mursi, juzgado actualmente por la muerte de manifestantes, comparecerá también por espionaje para organizaciones extranjeras con el fin de cometer acciones terroristas, informó el miércoles la Fiscalía General.

Entre los implicados en esta causa se encuentran también el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badia, y el presidente del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de la cofradía, Saad Katatni.

Las investigaciones revelaron, según la Fiscalía, que la cofradía preparó un plan para aliarse con organizaciones extranjeras como el movimiento islamista palestino Hamas, y el libanés chií Hezbolá.

El pasado 26 de julio, la justicia egipcia ordenó la prisión preventiva para Mursi -depuesto en un golpe militar a principios de ese mes- por supuestamente contactar con Hamas para perpetrar acciones enemigas contra el país.

El Ministerio Público les acusa, además, de financiar el terrorismo, dar entrenamiento militar para cumplir los objetivos de la organización internacional de los Hermanos Musulmanes y perpetrar acciones que dañan la independencia, la unidad e integridad de Egipto, de acuerdo a la agencia oficial Mena.

Un total de 36 personas, 19 ya detenidas, serán procesadas por estas acusaciones, entre ellas altos cargos de la Hermandad que serán juzgados son Jairat al Shater, Esam el Arian, Mohamed el Beltagui.

El fiscal general egipcio, Hisham Barakat, ordenó que sean presentados ante un tribunal penal, aunque será la corte la que fije la fecha de la comparecencia.

La mayoría de los acusados tienen otras causas pendientes generalmente relacionados con incitar a la violencia y a la muerte de manifestantes, y algunos de los procesos ya han comenzado.

Mursi está siendo juzgado, además, por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes frente al palacio presidencial de El Cairo en diciembre de 2012.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios