Angela Merkel, elegida para tercer mandato como canciller alemana

El Parlamento germano aprueba por una amplia mayoría a la gobernante para encabezar un gobierno de 'gran coalición' con los socialdemócratas

COMPARTIR 
18/12/2013 03:02 Enrique Müller / Fotos: AP y Reuters

 

BERLÍN, 18 de diciembre.– En  el marco de una ceremonia rutinaria, pero marcada con un gran contenido simbólico y político, el pleno del Bundestag puso fin ayer a casi tres meses de incertidumbre política al elegir a Angela Merkel, la  hija de un pastor protestante de la desaparecida República Democrática Alemana de 59 años, por tercera vez consecutiva canciller de Alemania.

Aunque Merkel obtuvo una confortable mayoría de 462 votos, 46  más de los que necesitaba para ser elegida, el resultado de la votación secreta dejó al desnudo que al menos 23 parlamentarios de la gran coalición sufragaron en contra la nueva jefa del gobierno germano.

La jornada que vivió ayer Alemania comenzó cuando el presidente del Parlamento Federal, Norbert Lammers, invitó a los diputados a depositar sus votos en dos urnas. Al cabo de 50 minutos, la sesión se reanudó y Lammers dio a conocer el resultado de la votación.

De un total de 621 parlamentarios presentes (10 no acudieron a la cita en el
Reichstag) 462 diputados democristianos y socialdemócratas votaron a favor de Merkel, 150 lo hicieron en contra –entre ellos los 23 diputados rebeldes de la gran coalición–, y nueve se abstuvieron.

“Señor presidente, acepto el resultado de la votación y agradezco vuestra confianza”, dijo Merkel al cumplir con el protocolo. Después de recibir varios ramos de flores y las felicitaciones personales de sus seguidores y de los líderes de la oposición, la canciller se dirigió al Palacio Bellevue, sede de la Presidencia para recibir, en otro acto simbólico, el acta oficial de su nombramiento de manos de Joachim Gauck.

Después de recibir las credenciales, Merkel regresó al Reichstag para prestar juramento. “Juro dedicar mis esfuerzos al bien del pueblo alemán, trabajar en su provecho, apartar de él los peligros, defender la Constitución y las leyes, cumplir cabalmente con mis obligaciones y ser justa con todos”, dijo al leer en voz alta el pasaje obligatorio que exige la Constitución. “Con la ayuda de Dios”, añadió con convicción.

A partir de ese momento, la vida política en Alemania recuperó la normalidad perdida que surgió después de las elecciones, cuyos resultados obligaron a la canciller a buscar un nuevo socio para formar un gobierno “estable y sólido” como era su deseo.  Hoy Merkel viajará a París para cumplir con otro acto protocolario y rutinario que pretende resaltar la importancia que tienen las relaciones franco alemanas en el concierto europeo.

Ya es costumbre entre Francia y Alemania que los máximos responsables de ambos países, inmediatamente después de jurar en sus respectivos cargos, se visiten como lo hizo François Hollande el año pasado, quien inmediatamente después de convertirse en el presidente de Francia voló a Berlín para sostener un primer encuentro con Angela Merkel.

Aunque la visita de Merkel a París es un acto de cortesía, su presencia en la capital francesa marca también uno de los hitos al  que estará confrontado el nuevo gobierno germano y que tanto hizo sufrir a la canciller en la legislatura pasada a causa de la crisis del euro y de la deuda que puso en peligro la cohesión de la Unión Europea y del exclusivo club que utiliza el euro.

Aunque lo peor de la crisis, al parecer, ya quedo atrás y Portugal, España e Irlanda han comenzado a dar señales de una lenta pero sólida recuperación económica, la UE y, en especial, los países que integran la zona euro, sufren de la ausencia de una sólida conducción política que marque las pautas que debe seguir la UE para consolidarse y evitar crisis futuras que pongan en peligro su existencia.

Merkel deberá hacer frente a una rica colección de nuevos desafíos. Antes que nada deberá redefinir las relaciones de su país con Estados Unidos después del escándalo de espionaje electrónico llevado a cabo en el país por la Agencia de Seguridad Nacional.

 

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios