Barack Obama llama a frenar matanzas

El Presidente de Estados Unidos pidió hacer más para evitar que gente peligrosa termine con un arma

COMPARTIR 
15/12/2013 08:08 AFP, AP y EFE / Fotos: AP y Reuters

WASHINGTON, 15 de diciembre.— El presidente estadunidense, Barack Obama, rindió ayer un homenaje durante su alocución semanal a las 26 víctimas, de las cuales 20 eran niños, de la escuela de Sandy Hook de Newtown fallecidas hace un año, y pidió cambios para evitar nuevos dramas.

Hace justo un año una pequeña ciudad tranquila fue golpeada por una violencia sin nombre”, declaró el Presidente con un tono solemne en su mensaje grabado desde la Casa Blanca. “Seis empleados de una escuela y 20 niños hermosos perdieron la vida”.

Pero más allá de la tristeza, también hemos percibido determinación: determinación para que cesen este tipo de tragedias y que, para detenerlas, debemos cambiar”, afirmó.

El 14 de diciembre de 2012, un joven de 20 años, Adam Lanza, mató con un arma semiautomática a 20 niños y seis adultos en la escuela primaria de Sandy Hook, en una tragedia que conmocionó a EU y por la que esa ciudad de Connecticut sigue afectada.

Debemos hacer más para evitar que la gente peligrosa pueda terminar con un arma entre las manos”, dijo Obama.

Debemos hacer más para curar a las mentes perturbadas. Debemos hacer todo para proteger a nuestros hijos”, insistió.

Y no podemos perder de vista el hecho de que los verdaderos cambios no vendrán de Washington”, subrayó el Presidente. “Vendrán de donde vienen siempre, es decir de ustedes, los estadunidenses”.

Obama y su esposa realizaron un minuto de silencio en la Casa Blanca en honor a las víctimas.

La matanza avivó el debate sobre las armas de fuego. Algunos estados endurecieron su legislación, pero la gran reforma que deseaba implementar Obama a nivel nacional fracasó en abril con un rechazo del Senado.

 

Insiste en control de armas

Aún no hemos hecho lo suficiente para hacer que nuestras comunidades y nuestro país sean más seguros. Tenemos que hacer más para evitar que las personas peligrosas puedan conseguir un arma tan fácilmente", dijo Obama esta mañana en su tradicional mensaje de los sábados.

Ante la fuerte oposición de la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA) y de parte del Congreso, la Casa Blanca no pudo hacer avanzar sus propuestas para aumentar los exámenes psicológicos de aquellos que quieren adquirir un arma y prohibir la venta de rifles de asalto o cargadores de alta capacidad.

La Fundación Newtown, creada tras la matanza, ha lanzado una campaña para recordar al Congreso el problema de la violencia de las armas en Estados Unidos y promover normas que especialmente se centren en el tratamiento de personas con problemas mentales.

Los tiroteos en centros educativos o zonas públicas siguen ocurriendo frecuentemente. Sin ir más lejos, ayer, un joven de 18 años disparó antes de suicidarse contra dos estudiantes en su instituto de secundaria en Centennial (Colorado), dejando a una compañera gravemente herida.

Centennial está cerca del instituto de secundaria de Columbine, donde en 1999 fallecieron a tiros 15 personas (incluidos los dos atacantes), y de la localidad de Aurora, donde en el verano de 2012 un joven disparó contra los asistentes de una sala de cine repleta de gente y mató a 12 personas.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios