Brincan el cerco policial para despedir a Madiba

Ayer fue el último día en el que se podían ver los restos del ex presidente sudafricano

COMPARTIR 
14/12/2013 04:35 AFP, EFE y DPA

PRETORIA, 14 de diciembre.— Cientos de personas brincaron ayer las barreras policiales para dar su último adiós al ícono de la lucha contra el Apartheid, Nelson Mandela, en el último día de su capilla ardiente en Pretoria.

Una multitud de personas forzó el acceso cuando la policía anunció que no podían entrar en la sala en la que se encontraba el féretro del ex presidente de Sudáfrica.

El grupo corrió hacia el anfiteatro de Union Buildings, la sede del gobierno sudafricano, en la que el cuerpo de Mandela era velado desde el miércoles.

Ayer fue la última oportunidad para ver los restos mortales, antes de que sean trasladados a la localidad en la que Mandela pasó su infancia y donde será enterrado el mañana, Qunu.

Debido al gran número de asistentes, mucha gente que esperó en la fila durante horas, o incluso días, quedaron decepcionados.

Apenas dos horas después de que se abriera el acceso al público para acercarse al féretro descubierto de Mandela, el gobierno dijo que no sería posible recibir a toda la gente que seguía esperando, y le pidió que se fuera.

Los agentes intentaron detener a un grupo que buscaba entrar en un primer momento, pidiéndoles que permanecieran en fila, pero acabaron cediendo.

“La policía dijo que debíamos hacer una fila, pero (la gente) no lo hizo. Después empezaron a empujar”, dijo Gilbert Setshedi, de 27 años.

Reúne a miles

En tres días, más de cien mil sudafricanos se inclinaron ante los restos mortales de Mandela, expuestos en Pretoria.

En vísperas de la partida del gran hombre hacia Qunu (sur), el pueblo de su infancia, miles de personas anónimas afluyeron hacia la capital, formando desde el amanecer filas de espera de varios kilómetros.

Pese a la cadencia acelerada de la visita, se hizo rápidamente evidente que una gran parte no lograría saludar al héroe de la lucha contra el Apartheid, en su ataúd semiabierto.

En la tarde de ayer la multitud de personas forzó el acceso cuando la policía anunció que no podrían entrar en la sala en la que se encontraba el féretro de Mandela.

Al caer la noche, el cuerpo fue trasladado, como estaba previsto, al hospital militar de Pretoria. Hoy debe ser trasladado a Qunu.

“Me gustaría ver el cuerpo de aquel que luchó por nosotros, por la libertad. ¡Es un honor!”, dijo Jules Mbaya, residente en Johannesburgo.

Investigan a intérprete

El gobierno sudafricano fue informado ayer con una acusación sobre el falso intérprete del lenguaje de señas durante el homenaje a Mandela: se informó que el individuo fue acusado de homicidio hace diez años.

Las autoridades informaron que investigan la revelación hecha por el canal noticioso de televisión eNCA, de Sudáfrica.

Phumla Williams, vocera del gobierno, afirmó que se investiga a Thamsanqa Jantjie y por qué fue seleccionado como intérprete. Los investigadores “entregarán un informe completo”, aseguró Williams. La portavoz afirmó que desconoce cuánto durará la investigación.

 

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios