Un agente aceptará que fue sobornado

El investigador John Beliveau cooperará en la investigación sobre el escándalo de corrupción en la Marina

COMPARTIR 
13/12/2013 01:50 José Carreño Figueras
El vicealmirante Ted Branch y el contraalmirante Bruce Loveless son sospechosos de corrupción, por lo que fueron suspendidas sus claves de acceso a material clasificado. Imagen tomada de: www.navy.mil
El vicealmirante Ted Branch y el contraalmirante Bruce Loveless son sospechosos de corrupción, por lo que fueron suspendidas sus claves de acceso a material clasificado. Imagen tomada de: www.navy.mil

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de diciembre.- Un agente policiaco de alto rango involucrado en un escandaloso caso de corrupción en la Armada estadunidense aceptó declararse culpable y cooperar con los investigadores, en lo que se considera como un avance para una pesquisa que ya involucró a varios altos oficiales.

El diario The Washington Post afirmó que John Beliveau II, un agente supervisor del Servicio de Investigación Criminal de la Armada estadunidense (NCIS, por sus siglas en inglés) estaría preparado para presentar su declaración de culpabilidad el próximo martes en San Diego.

La decisión de Beliveau representaría la apertura en un caso que atrapó ya a media docena de altos oficiales de la Armada en una red que ayudó con información confidencial a un contratista de servicios para la flota estadunidense en el Pacífico.

El escándalo es considerado como uno de los mayores en los 218 años de historia de la Marina estadunidense, toda vez que involucró ya a dos almirantes y dos comandantes de barco con acceso a información de inteligencia.

Beliveau fue arrestado en septiembre y acusado de ayudar a la empresa contratista Glenn Defense Marine Asia, con sede en Singapur, a esquivar investigaciones criminales al filtrarle información privilegiada sobre las pesquisas del NCIS a cambio de prostitutas, dinero en efectivo y otros favores.

Kelly Thornton, portavoz de la Oficina del Fiscal federal en San Diego, confirmó que Beliveau aparecerá en una audiencia para cambio de declaración, pero declinó hacer más comentarios.

Gretchen Von Helms, abogada de Beliveau en San Diego, aceptó el hecho pero rehusó hacer más comentarios.

De acuerdo con personas involucradas en el caso, que acordaron con The Washington Post hablar a condición de guardar el anonimato, Beliveau accedió a declarar sobre su “extensa relación” con Leonard Glenn Francis, presidente de Glenn Defense Marine, también acusado en el caso, así como otras personas que participan en la investigación.

Conocido en los círculos de la Armada como Fat Leonard por su apariencia física, Francis es un ciudadano malasio y muy conocido por decenas de oficiales de la Armada, cuyos buques dependían del apoyo logístico de su empresa durante visitas a los puertos asiáticos.

Francis se ha declarado inocente, y en ese sentido The Washington Post consignó que los fiscales creen que la declaración de culpabilidad de Beliveau marcaría un gran avance para los investigadores, que tratan de determinar el alcance de la supuesta corrupción en la adjudicación y administración de lucrativos contratos para servicios portuarios en Asia.

Además de Beliveau, dos comandantes de la Marina han sido detenidos y acusados de aceptar sobornos. Asimismo, dos capitanes fueron suspendidos o reasignados y dos almirantes que trabajan en la inteligencia de la Marina vieron suspendido su acceso a materiales clasificados mientras se aclara su posible participación.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios