Primera ministra tailandesa implora resolver crisis en las urnas; oposición no cede

Yingluck Shinawatra hace un llamamiento a participar en las elecciones del 2 de febrero; los manifestantes le dan un plazo de 24 horas para que dimita

COMPARTIR 
10/12/2013 14:19 EFE / Fotos: AP y Reuters

BANGKOK, 10 de diciembre.- La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, pidió hoy el cese de las protestas e hizo un llamamiento a participar en las elecciones del 2 de febrero a unos manifestantes que anoche le dieron 24 horas para dejar el cargo.

La jefa de Gobierno, que ayer anunció la disolución del Parlamento y la convocatoria electoral, aseguró que mantendrá su cargo en funciones hasta la celebración de los comicios, en un mensaje televisado durante el cual no pudo reprimir las lágrimas.

Ahora que el Gobierno ha disuelto el Parlamento, les pido que paren las protestas y que trabajemos todos de cara a las elecciones", señaló Yingluck desde las instalaciones militares donde se reunió con su gabinete.

Todos somos tailandeses, ¿por qué tenemos que dañarnos unos a otros? Ya he retrocedido hasta aquí y no sé hacia dónde retroceder más. ¿Queréis que no vuelva a pisar terreno tailandés?", añadió emocionada la primera ministra.

El Comité Popular de Reforma Democrática (CPRD), nombre del movimiento antigubernamental liderado por Suthep Thaugsuban, volvió a pedir anoche la salida de la primera ministra, a la que dio un ultimátum que termina esta noche con la amenaza de intensificar las movilizaciones.

Si accede, las protestas pueden terminar. Si no, el CPRD decidirá qué paso adoptar a continuación", señaló el portavoz del colectivo, Akanat Promphan.

El Gobierno rechazó esta posibilidad por considerarla ilegal y aseguró que tanto la jefa de Gobierno como el Ejecutivo cumplirán con el mandato constitucional de mantenerse en sus cargos en funciones hasta que se elija un nuevo Gobierno.

El Gobierno trabaja de acuerdo con el principio de responsabilidad colectiva. Hemos sido nombrados por su Majestad el rey. Pero Suthep quiere establecer otro gobierno sin ninguna base legal", dijo el ministro de Justicia, Chaikasem Nitisiri.

El Gobierno legal considera que las acciones del CPRD violan las prerrogativas reales de poder de su Majestad el rey", añadió Chaikasem en un mensaje televisado.

La convocatoria de elecciones no sirvió para desmovilizar a los grupos antigubernamentales que el 24 de noviembre iniciaron esta última oleada de protestas para pedir la dimisión del gobierno y su sustitución por un "consejo popular" no electo.

Al menos 150 mil personas marcharon ayer desde varios puntos de Bangkok hasta la sede de Gobierno para exigir un cambio en el modelo democrático del país y que la primera ministra ceda el poder.

Al final de la marcha Suthep reivindicó la victoria del pueblo frente al régimen de Thaksin, en referencia al ex primer ministro, Thaksin Shinawatra, el hermano de Yingluck depuesto en 2006 en un golpe militar.

Los opositores acusan a Thaksin de dirigir el Gobierno a favor de sus intereses particulares desde su exilio en Dubai, donde elude una condena de dos años por corrupción.

Centenares de personas seguían esta mañana en los alrededores de la Casa del Gobierno, sede de la oficina de la primera ministra, tras pasar la noche acampadas una vez terminó la multitudinaria manifestación de ayer.

Mientras Estados Unidos, a través del Departamento de Estado, instó al Gobierno y a los opositores a resolver sus diferencias de forma pacífica, tras la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones el próximo febrero para frenar las protestas.

El partido gubernamental Phuea Thai, que cuenta con el apoyo de la población rural del norte y noreste del país, anunció anoche que Yingluck volverá a ser su candidata en las elecciones.

En cambio, el opositor Partido Demócrata, que tiene su feudo electoral en el sur del país y entre las clases media y alta de Bangkok que nutren las protestas, todavía no ha aclarado si se presentará a los comicios.

Varios líderes de la formación, incluido el ex primer ministro Abhisit Vejjajiva, se sumaron ayer a los manifestantes después de que sus diputados renunciaran el domingo a sus escaños en el Parlamento.

Tailandia arrastra una grave crisis política desde aquel golpe con frecuentes manifestaciones y protestas callejeras que buscan paralizar al Gobierno de turno.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios