Amenazan con más filtraciones de Snowden

El diario británico The Guardian aseguró que sólo ha publicado el 1% de las revelaciones de Edward Snowden

COMPARTIR 
04/12/2013 01:39 EFE y AFP
Alan Rusbridger compareció ayer ante una comisión parlamentaria. Foto: AP
Alan Rusbridger compareció ayer ante una comisión parlamentaria. Foto: AP

LONDRES, 4 de diciembre.—  El director del diario británico The Guardian, Alan Rusbridger, afirmó ayer ante una comisión parlamentaria que todavía está por publicar 99 por ciento de la información secreta que filtró a los medios el ex técnico de la CIA, Edward Snowden.

En el marco de una investigación sobre el papel de los servicios secretos en Reino Unido, el Comité de Asuntos Internos del Parlamento de Westminster interrogó a Rusbridger acerca de la publicación de esos documentos y sobre las acusaciones del gobierno británico de que el diario puso en riesgo la seguridad nacional.

The Guardian, que Rusbridger dirige desde 1995, ha aireado desde el pasado junio documentos que ponen en evidencia un sistema de espionaje masivo por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y la colaboración entre aquella y la inteligencia británica.

Rusbridger, de 59 años, afirmó que la publicación de los documentos del ex técnico de la CIA es una “historia en curso” para su periódico, por lo que rehusó revelar dónde se encuentra guardada la información que todavía no se ha hecho pública.

El director de The Guardian detalló que uno de los archivos con información filtrada por Snowden lo comparte su periódico con The New York Times. Recordó además que Snowden entregó también documentos a The Washington Post y a los ciudadanos estadunidenses Glenn Greenwald y Laura Poitras.

Algunos de esos ficheros no están bajo nuestro control”, afirmó Rusbridger y agregó que los documentos están en un lugar seguro.

Rusbridger afirmó además que 850 mil personas en todo el mundo tenían acceso a las bases de datos de las que Snowden, asilado en Rusia con un permiso temporal, obtuvo los documentos que filtró a la prensa.

Rusbridger señaló que un alto funcionario del gobierno británico se puso en contacto con él para pedirle que destruyera la información de Snowden y que diversos diputados pidieron que inicie un proceso judicial contra él.

El pasado agosto, el periodista reveló que agentes del llamado centro de escuchas británico se presentaron en las oficinas del rotativo para destruir un disco duro que contenía material confidencial entregado por Snowden.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios